Blog de Arinda

OBJETIVO :En este Blog vas a encontrar mis producciones en pintura y escultura. Además, material recopilado a través de mi trabajo como maestra, directora e inspectora, que puede ser de interés para docentes y estudiantes magisteriales .

martes, 24 de julio de 2012

24 DE JULIO DE 1897 NACÍA LA PRIMER PILOTO AVENTURERA

AMELIA EARHART


Amelia Earhart nació el 24 de julio de 1897 en Atchison, Kansas. En 1923, Earhart, cariñosamente conocida como "Lady Lindy", se convirtió en la primera mujer XVI en obtener la licencia de piloto. Se hizo célebre por ser la primera mujer en realizar la travesía del Atlántico en solitario y la primera persona en volar con éxito entre la isla de Hawaii y el territorio continental de Estados Unidos.


 
Amelia Earhart  a los 4 años

 
Amelia Earhart a los 7 años
Amelia pasó buena parte de su infancia con sus abuelos maternos, un hogar de clase media-alta, quienes le proporcionaron un estilo de vida lleno de comodidades. Su abuelo, Alfred Otis, era un prominente juez retirado, que pensaba que el padre de Amelia, Edwin Earhart, abogado de empresas del ferrocarril, no estaba en condiciones de proveer a su familia un estilo de vida lo suficientemente holgado.
La madre de Amelia, Amelia "Amy" Otis, casada con Edwin Earhart, un hombre que prometía mucho, pero que nunca había sido capaz de romper los lazos con el alcohol. Edwin Earhart vivió buscando constantemente  establecer su carrera para darle una base financiera firme a la familia. Cuando la situación económica  se puso mal, la mamá de Amelia y Muriel se instaló en la casa de los abuelos. Allí las niñas vivieron  muchas aventuras, explorando el barrio, trepando árboles, cazando ratas, y dando hermosos paseos en trineo. 
Edwin- el padre de Amelia- luchó constantemente para encontrar y mantener un empleo remunerado. Esto hizo que la familia se viera obligada  a moverse de un lugar para otro por ello Amelia asistió a escuelas diferentes.
En el año 1907 Amelia se interesó en los vuelos después de ver una demostración en una feria de estado cuando ella tenía 10 años.
 


 Hyde Park High School

Amelia mostró desde temprano su gran inteligencia en la escuela de Ciencias y excelente habilidad en los deportes, aunque era difícil hacer bien el trabajo académico y en simultaneo hacer amigos. 
En 1915, Amy una vez más se había separada de su marido y trasladó a Amelia y su hermana a Chicago a vivir con amigos. Mientras tanto, Amelia asistió a Hyde Park High School, donde ella sobresalió en química. 
Esta incapacidad de su padre para ser el proveedor de la familia llevó a Amelia a ser independiente y a no depender de alguien para "cuidar" de ella.
Después de su graduación, Amelia Earhart pasó unas vacaciones de Navidad, visitando a su hermana Muriel que en ese entonces estudiaba en Toronto, Canadá, decidió quedarse y estuvo un tiempo como ayudante de enfermería en el Hospital Militar de Spadina, en Toronto, donde se atendía  a soldados heridos en la Primera Guerra Mundial.
 Amelia llegó a conocer a muchos de los heridos que eran pilotos. Esta experiencia hizo que se le despertara una fuerte admiración por los aviadores, pasando gran parte de su tiempo libre viendo el Royal Flying Corps practicando en el aeródromo cercano. 
En 1919, Amelia se matriculó para realizar estudios de medicina en la Universidad de Columbia. Se retiró un año más tarde para estar con sus padres, que se habían reconciliado y estaban viviendo en California.
Varios meses después de su llegada a California, Amelia y su padre asistieron a una exhibición aerea en Long Beach. Ella se había empezado a interesarse mucho por la aviación, y al día siguiente tuvo la oportunidad de volar por primera vez, en un paseo aereo de 10 minutos sobre Los Angeles.
Era sólo de 10 minutos, pero cuando ella aterrizó sabía que tenía que aprender a volar. 

Neta Snook  y Amelia Earhart  en 1921 

Desarrolló una gran variedad de trabajos, desde  fotógrafa hasta ser conductora de camión, para obtener el dinero suficiente para tomar lecciones de vuelos con la pionera en aviación femenina Anita "Neta" Snook. Amelia apasionada en la idea de  aprender a volar, leyó todo lo que pudiera encontrar sobre aviación y pasó gran parte de su tiempo en el aeródromo. 
Amelia había oído de una mujer piloto que daba clases de vuelo y en enero de 1921 comenzó a tomar lecciones con la pionera de aviación Anita "Neta" Snook en el campo Kinner, cerca de Long Beach.
Para octubre de ese año, Amelia comenzó a participar en intentos para romper marcas y con el "Canary" estableció el record de altitud para una mujer: 14.000 pies.



"La amistad", el hidroavión de Amelia, no era su primer avión. Ella compró "El canario" en 1921 y lo usó para establecer su primer récord mundial al volar a 14.000 pies (4.267 metros). Davis/tópico Agencia de prensa/Getty Images

Ella se recortó el pelo muy corto, al estilo de otras aviadoras  mujeres. Preocupada por lo que los pilotos experimentados  podría pensar de ella, incluso durmió en su nueva chaqueta de cuero tres noches para darle un aspecto más "desgastado".
En el verano de 1921 Amelia compró un biplano que perteneció a Kinner Airster de segunda mano pintado de amarillo brillante. Ella lo había apodado "El canario" y a hacer un nombre para sí misma en la aviación.  
En octubre de 1922, ella voló su avión a 14.000 pies — el récord mundial de altitud para pilotos femeninos. 
El 15 de mayo de 1923, Amelia Earhart se convirtió en la mujer XVI  piloto

Tras el vuelo transatlántico, Amelia tuvo fans de todas las edades. Durante una visita a Toynbee Hall de Londres el 22 de junio de 1928, recibió una calurosa bienvenida de los niños del lejano Oriente. J. Gaiger/tópico Agencia de prensa/Getty Images

Amelia 1928


Tras el definitivo divorcio de sus padres en 1924, se trasladó a vivir a Boston. Allí consiguió un trabajo en la Denison House, como asistente social. También se unió a la división de Boston de la National Aeronautic Association. Frecuentemente se convirtió en objeto de a en los periódicos. El Boston Globe la llamó "una de las mejores mujeres piloto de los Estados Unidos".
Saltó a la fama cuando, el 17 y 18 de junio de 1928, se convirtió en la primera mujer en realizar como pasajera la travesía del Atlántico, en un avión comandado por los pilotos Stultz y Gordon que recorrió los 3.200 kilómetros que distan entre Terranova y Gales. Ese mismo año realizó varios vuelos en solitario a través de Estados Unidos. 
Ella continuó impulsando la aviación entre las mujeres, tanto que organizó una carrera aérea para féminas a través del país en 1929, de Los Ángeles a Cleveland, que fue llamada The powder-puff derby. Fundó la organización Las noventa y nueve en su habitación de hotel en Cleveland con otras pilotos, pues incluía a 99 miembros. Fue su primera presidenta.

Amelia Earhar y  George Palmer Putnam   - 1932

George Palmer Putnam y Amelia Earhart, 1935. 

En 1931 contrajo matrimonio con el afamado editor y explorador George Palmer Putnam, pero decidió conservar su apellido de soltera.
Se sintieron atraídos ya que compartían muchos intereses comunes: senderismo, natación, camping, equitación, tenis y golf. 

George Palmer Putnam  fue un editor estadounidense, autor y explorador. que logró  fama como uno de los promotores más exitosos en los Estados Unidos durante la década de 1930.
Tras el exitoso vuelo de 1932 de Amelia, Putnam organizó sus compromisos públicos y sus giras por los Estados Unidos. Poco después, se hizo cargo de la promoción de su carrera y gestionó la firma de contratos  con un fabricante de maletas y una línea de ropa deportiva de damas.
 Él la ayudó a publicar su libro "Veinte horas, cuarenta minutos", y también la acompañaba a todas partes.

En 1930 ayudó a formar y ser vicepresidenta de relaciones públicas de una aerolínea entre Nueva York, Filadelfia y Washington. Su carrera como aviadora no fue interrumpida, pues quebró récords de velocidad para mujeres en su Lockheed Vega.


El 24 de mayo de 1932, Amelia posó con la familia Gallagher en Culmore cerca de Derry, Irlanda. Ella aterrizó en el campo de la familia después de convertirse en la primera mujer en volar solo a través del Atlántico.Topical Press Agency/Getty Images

 Amelia Earhart posa frente al avion en el que completó su vuelo en solitario a través del Atlantico, el 21 de Mayo de 1932 en Derry, Irlanda
 
Entre el 20 y el 21 de mayo de 1932 realizó en solitario la travesía del Atlántico. Fue la primera mujer en completar sin acompañantes este peligroso viaje, proeza que no había vuelto a producirse desde el histórico vuelo de Charles A. Lindbergh en 1927. Earhart estableció entonces una nueva marca de velocidad, al alcanzar Irlanda en apenas trece horas y cincuenta minutos. Fue galardonada por el Congreso de Estados Unidos con la Cruz Distinguida de Vuelo, la primera otorgada a una mujer.

  En esta foto del 22 de mayo de 1932, una multitud aclama a Amelia Earhart mientras aborda su monomotor Lockheed Vega, en Londonderry, Irlanda del Norte, para el viaje de regreso a Londres.

 En los meses siguientes realizó diversos vuelos de costa a costa de Estados Unidos, como el que la llevó de Los Ángeles (California) a Newark (Nueva Jersey). Su celebridad le permitió promover el uso comercial de la aviación y defender, desde una postura feminista, la incorporación de las mujeres a este nuevo campo profesional.


En enero de 1935 llevó a cabo en solitario la travesía entre Honolulú (Hawaii) y Oakland (California), recorriendo una distancia superior a la existente entre Estados Unidos y Europa. Fue el primer piloto en completar con éxito este difícil viaje sobre aguas del Pacífico, ya que los anteriores intentos habían concluido en desastre. A fines de ese mismo año estableció un nuevo récord de velocidad, volando sin escalas entre Ciudad de México y Nueva York en algo más de catorce horas.

Amelia Earhart , Paul Mantz, Henry Mannino y Fred J. Noonan.


El 10 de marzo de 1937, foto de archivo, aviadora estadounidense Amelia Earhart saluda desde el Electra, antes de despegar de Los Angeles el 10 de marzo de 1937. Foto: AP

En 1937 anunció que intentaría dar la vuelta al mundo utilizando una ruta distinta a la habitual en estas travesías. En efecto, los viajes en avión alrededor del mundo se habían desarrollado, hasta entonces, en cortas etapas a través de los cielos del hemisferio norte. Earhart intentaría, junto a su copiloto y navegante, el capitán estadounidense Frederick J. Noonan, circunvolar el globo siguiendo la línea del ecuador, en un bimotor Lockheed Electra. Iniciaron el viaje el 1 de junio de 1937, volando desde Miami (Florida) hasta Sudamérica; de allí a África y posteriormente a las Indias Orientales.


Amelia dando clases en la Academia Purdue (1935-1937)

Earhart fue profesora en la academia Purdue de estudios aerodinámicos.desde el otoño de 1935 hasta su desaparición en 1937.
Ya en 1935 había comenzado a planear este viaje alrededor del mundo. El Lockheed Electra 10E fue la máquina elegida. De realizarlo marcaría dos hitos: la primera mujer en hacerlo y la mayor distancia posible circunnavegando el globo en su ecuador. Según ella era el vuelo que le quedaba por realizar.
Frederick Noonan fue escogido como acompañante por su familiaridad en el vuelo sobre el Océano Pacífico; además, llevarían otros dos tripulantes como técnicos. La primera etapa sería de Oakland a Hawái el 17 de marzo de 1937. Sin embargo, cuando despegaba cerca de Pearl Harbor tuvo problemas y el aeroplano se deslizó fuera de control. Hubo daños considerables. Uno de los tripulantes atribuyó a Amelia la responsabilidad del accidente. El Electra fue enviado de regreso a California para reparaciones y Amelia continuó los planes para hacer otro intento. Esta vez el curso del viaje sería hacia el este. De ahora en adelante sólo viajarían Noonan y Earhart.
Después de recibir al Electra partió de Los Ángeles hacia Florida el 21 de mayo de 1937.

El 1 de junio salieron de Miami, y su primer destino fue San Juan, Puerto Rico, de ahí bordeó Sur América con rumbo a África y el Mar Rojo. Desde allí realizó un vuelo inédito en la historia de la aviación, hacia Karachi en la India. Después se dirigieron rumbo a Calcuta el 17 de junio. Posteriormente su destinos fueron Rangoon, Bangkok y Bandoeng, Singapur.
En Bandoeng ocurrieron algunos percances. Hubo retraso por el mal tiempo y a la aeronave se le realizaron reparaciones. Pero lo más grave fue que Amelia se enfermó de disentería. Partieron de allí el 27 hacia Darwin en Australia, donde mandó los paracaídas de regreso por que no serían necesarios —según ella—en lo que restaba del viaje.
Llegó a Lae, Nueva Guinea el 29 de junio con 22.000 millas voladas y 7.000 por recorrer. En ese lugar se comunicó con el Herald Tribune. Las fotos la mostraban enferma y cansada. Partió a las 0:00 GMT el 2 de julio. Se cree que el avión tenía 1.000 galones de combustible para 20 ó 21 horas de vuelo, pero la situación atmosférica no era la más favorable pues estaba nuboso y con lluvias intermitentes.
En lo restante mantendría comunicación con el guardacosta estadounidense Itasca. A las 7:20 GMT reportó su posición a 20 millas al suroeste de las Islas Nukumanu. A las 8:00 GMT hizo su último contacto de radio con Lae, en curso a la Isla Howland a 12.000 pies de altura. No se sabe el curso después de Nukumanu. Después hubo transmisiones cortas al Itasca pero no se supo su posición porque los mensajes eran muy breves.
A las 19:30 GMT se recibió el siguiente reporte: «KHAQQ llamando al Itasca. Debemos estar encima de ustedes pero no los vemos... El combustible se está agotando...» A las 20:14 GMT el guardacosta recibió el último mensaje dando su posición; hacia las 21:30 GMT determinaron que el avión pudo haberse estrellado en el mar y entonces comenzó la búsqueda.
Se ha establecido que el aeroplano cayó de 35 a 100 millas de la costa de la isla Howland. Se vislumbró una chalupa pero al final no se encontró nada. De acuerdo con los expertos se cree que el avión pudo haber flotado debido a los tanques vacíos. El presidente Franklin D. Roosevelt autorizó la búsqueda con 9 barcos y 66 aviones, una operación de un costo de 4 millones de dólares. Alrededor del 18 de julio el rastreo fue abandonado en el área de Howland. George Putnam buscó más ayuda para continuar, pero las esperanzas de encontrarlos fueron ya inexistentes. Un faro fue construido en 1938 en la isla Howland en su honor. De su desaparición ha habido multitud de teorías acerca de su final y el de su compañero.
En vida, Amelia regularmente enviaba cartas a George. En una de ellas escribió: «Por favor debes saber que soy consciente de los peligros, quiero hacerlo porque lo deseo. Las mujeres deben intentar hacer cosas como lo han hecho los hombres. Cuando ellos fallaron sus intentos deben ser un reto para otros». 



Monumento recordatorio

La desaparición de Amelia Earhart y de su experto copiloto fue motivo de numerosas y a menudo fantásticas especulaciones, pero hasta hoy día se desconocen las circunstancias del accidente y el lugar exacto donde éste se produjo, aunque se calcula que pudo ocurrir en un punto a 4113 kilómetros de la isla Howland. 

Poco después de su desaparición, su marido publicó un libro basado en el diario de vuelo del último viaje de Amelia.

ASÍ SE LA RECUERDA

El Doodle de Google hoy alza el vuelo en honor a la aviadora Amelia Earhart

Sellos postales





LIBROS





Película
La película “Amelia” trata sobre la vida de la legendaria aviadora norteamericana Amelia Earhart, con la participación de Richard Gere, Virginia Madsen, Ewan McGregor y Christopher Eccleston. Dirigida por Mira Nair.

FUENTES:
http://es.wikipedia.org
http://curiosity.discovery.com/ 
http://topaviones.com/
http://www.biografiasyvidas.com/