Blog de Arinda

OBJETIVO :En este Blog vas a encontrar mis producciones en pintura y escultura. Además, material recopilado a través de mi trabajo como maestra, directora e inspectora, que puede ser de interés para docentes y estudiantes magisteriales .

martes, 21 de julio de 2015

EL 21 DE JULIO DE 1925 NACÍA OSIRIS RODRIGUEZ CASTILLO

EL CANTOR DE SU TIERRA


Osiris Rodríguez Castillos nació en Montevideo, barrio Goes, Uruguay, el 21 de julio de 1925, en una vivienda ubicada en la avenida General Flores a pocos metros de la calle Vilardebó.  
Fue un poeta, escritor, investigador, compositor, cantante, instrumentista y luthier de Uruguay. Está considerado como uno de los pilares del folclore de nuestro país.
Sus padres fueron Genuino Rodríguez de la costa de Batoví, Tacuarembó y María Belén Castillo de Queguay, Paysandú.
Osiris fue el segundo de los cuatro hijos. Todos con nombre de dioses egipcios: Horus, Osiris, Isis y Nazar.
Al artista le gustaba contar que nació una madrugada tormentosa, en pleno invierno montevideano, en una casa alquilada.

La familia de Osiris estaba especialmente interesada por la cultura, la música en general y la educación de sus hijos en particular, y con un interés primordial por la historia, la historia del arte, la lingüística y la literatura. En este ambiente desde pequeño se interesó por las raíces de la música autóctona.
Estudio guitarra desde muy temprana edad. A los 6 años comienza a estudiar piano y a los 8 años compone sus primeros poemas.
La familia se traslada a Sarandí del Yi, departamento de Durazno donde Osiris vivió en medio de digna pobreza, como cualquier niño del campo.
Se hizo "de a caballo", conoció profundamente el interior uruguayo.
En Sarandí del Yí  realizó sus estudios primarios.
Desde la ventana de su clase escolar se veía el río Yi , que significa "agua chica" en guaraní.
Esta imagen le entregó los profundos secretos de sus montes y le formó el carácter para los dilatados silencios pensativos.
Fue un niño independiente e imaginativo, se lo veía más por el río que por el aula escolar. Esta inclinación puede verse claramente en su poema autobiográfico "CANCIÓN PARA MI RÍO".
Osiris decía -"De este modo resulté mal discípulo... pero muy nadador".


Alrededor del año 1937 la familia se traslada a Florida, donde cursa los primeros años de sus estudios secundarios Curioso y ávido de experimentar la vida, durante su juventud llevó una vida casi nómade recorriendo lugares y experimentando vivencias que fueron la médula de su obra.
Más tarde continuaría en el Liceo Francés de Montevideo, pero que nunca terminó.
Muy joven, casi adolescente sale a trabajar. 


Se casó en primeras nupcias con Imasul Botello, con quien en 1948 tuvo su primer hijo, Federico. Compartió casi diez años con Margot Dupuy, de quien poco se sabe excepto que le regaló su primera máquina de escribir y que era algunos años mayor que él

Da a publicidad sus primeros versos, en la década del 50 por radio rural en un programa que se llamaba un poeta oriental dice sus versos.

 Osiris decía en un reportaje realizado en la década de 1960. -“Trabajé en la ciudad y en el campo. He vagado por toda mi tierra y por la Argentina, y por Rio Grande do Sul. No sé cuántas veces atravesé con mi caballo sobre la frontera norte... ni cuántas veces crucé en canoa el Delta del Paraná... Mi principal oficio ha sido presenciar la vida... Me gusta el mundo, es algo que se está haciendo todos los días (...)”


En el año 1955 publicó  “Grillo Nochero”.

En el año 1956 Horus, el hermano mayor de Osiris, que trabajaba en el Hospital de Minas de Corrales, ejerciendo su profesión de laboratorista. Y que vivía en una pensión de la calle 12 de octubre a tan solo media cuadra del centro hospitalario, recibía a Osiris cada vez que éste lo visitaba en Corrales. Frente a dicha pensión vivía el joven funcionario del Telégrafo corralense, Celiar Gutiérrez, de 19 años. Cierto día, en ocasión en que los hermanos Rodríguez Castillo conversaban frente a la pensión, llegó Celiar montando una bicicleta. Asombrado Osiris pregunta a Horus si llegó a Corrales el ciclismo: “No, es Celiar que compró una bicicleta para poder visitar su novia en Tranqueras” contestó Horus.
Osiris, con sus 31 años, siempre asombrado, pregunta a Celiar, qué distancia había de Corrales a Tranqueras, a lo que contesta el joven novio: “… Dicen que son, once leguas; nunca las pude contar!”. La novia tranquerense, Edelma Llusara Soto Barboza, hoy con 76 años, se emociona como aquella breve respuesta de Celiar, transformada en verso por Osiris, aún hoy, 2014, impregna la cultura popular y renace cada día en la sensibilidad de todos. 



En 1957 escribe “1904 Luna Roja” poema dramático en tres actos y epílogo, sobre la revolución saravista y muerte del caudillo Aparicio Saravia. Premio "Ministerio de Instrucción Pública".

En el año 1961 publica “Entierro del carnaval”, “Los Durmientes” y “Cinco pesos de orgullo”, novelas y cuentos en tres volúmenes.



Comisión de Televisión: Zavala Carvalho, Osiris Rodríguez Castillo, Diego Errandonea, Francisco Espínola, Lauro Ayestarán, Hugo Balzo. 8 de agosto de 1962. (foto reproducida en el libro: “Historias del SODRE, por Eduardo Casanova Delfino, escritas por Miguel Ángel Campodónico).


En 1963 publica el libro de poemas “Cantos del Norte y del Sur” y es nombrado miembro asesor de la Junta Continental de Investigación del Habla Popular Latinoamericana. Edita también un disco doble (EP), Canción para mi río, con temas inéditos.


En 1964 viaja a Washington, E.U.A., invitado a realizar recitales, estuvo como jurado y grabó para radio y televisión. A su regreso participó en sus Charlas de fogón, en el canal 4 de Montevideo.


En 1965 contrajo matrimonio con Zulma Di Pólito, catorce años menor que él y con quien tuvo una hija, Pilar.
 




En 1966 sale su segundo LP, para el sello RCA Victor, titulado El Forastero. Realiza recitales en todo el país y en parte de la Argentina, conferencias en museos, bibliotecas y universidades, su nombre es reconocido en todo el Río de la Plata, en ámbitos de corte cultural y universitario.
 



En 1969 graba, en los estudios Ion de la ciudad de Buenos Aires, su tercer disco larga duración, que es editado en Uruguay, con el título de tapa Osiris Rodríguez Castillos, vol. 3.






En 1970 Ariel Ramírez, presidente del Directorio de SADAIC (Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música), lo convoca a Buenos Aires para que ofrezca una serie de conferencias sobre la "Identidad social del gaucho". Ese mismo año se edita su cuarto LP, Cimarrones.

 



Desde el inicio de la dictadura militar en el año 1973, en Uruguay, la cultura se vio afectada con una violenta censura y persecución de periodistas y escritores. Osiris Rodríguez Castillos había compuesto, en 1959, “Cielo de los tupamaros”, prohibida en Argentina y Uruguay por vinculársela con el movimiento guerrillero MLN-T, a pesar de que habla de la revolución de 1811 y el Grito de Asencio y fue compuesta antes de la fundación de ese movimiento.
Por otra parte, en sus canciones se trasluce un mensaje reivindicativo y de crítica a la situación social y política de esos años; además de simpatizar con el recién fundado Frente Amplio de las izquierdas uruguayas.
Otra característica de Osiris es el de haber arrancado del olvido un género sencillo y elocuente: el cielito . Nadie había compuesto un cielito en Uruguay desde la época de Bartolomé Hidalgo, doscientos años antes del nacimiento del artista.




En 1974 edita el LP Pájaros de piedra, con dos versiones diferentes, una en Montevideo y otra en Buenos Aires, esta última dedicada especialmente al público argentino. Las grabaciones originales, así como las del disco anterior, se realizan en los estudios Sondor de Montevideo.


Sobrevive dando clases de guitarra en su casa de Montevideo. Entre los años 1974 y 1977 queda relegado al ámbito privado. Para ocupar su espíritu creativo se dedicó a la investigación y al estudio de la guitarra en profundidad. Crea un nuevo "Método para guitarristas", de ejercitación de la mano derecha, e indaga en una posible reestructuración física del instrumento, buscando lograr el perfeccionamiento de la emisión del sonido. Lo registra bajo el nombre "Nueva Guitarra": construye "la Osiris", de la que, presumiblemente, sólo existen tres en todo el mundo.

A fines de 1978 realiza, con enormes dificultades de producción y considerable riesgo personal, dos recitales: en el Teatro del Notariado y en el Teatro del Centro, de Montevideo, que resultan ser llenos abrumadores, prácticamente con la única difusión del boca a boca. Pero la realidad es que continúa en la lista negra del gobierno de facto, y entonces comienza a plantearse un posible exilio.


En enero de 1980 edita los cuentos "Las nuevas aventuras del gaucho Alambre".

Se exiló voluntariamente a Madrid, adonde vive durante catorce años, desde el 6 de enero de 1981. Allí, en un piso de Arturo Soria, trabaja incansablemente en la construcción de su guitarra, buscando el reencuentro "con ese sonido dulce parecido al del laúd..."

Osiris con Carlos Blanco Fadol.

En 1981, en Madrid, inició una relación con Consuelo Vázquez de Parga, con quien compartió todos los años de su exilio, hasta la muerte de ella, en 1992.
  

En España resulta finalista entre más de 800 participantes en el "VII premio Literario de Narraciones Breves Antonio Machado"; el cuento premiado es editado junto con los de otros autores en un volumen denominado "Tú, Guiomar y otros relatos".
En el año 1983. Años después, llegada la democracia a su país, vuelve a Uruguay invitado por el Movimiento 26 de Marzo. Forma parte de sus listas, y realiza un largo viaje por todo el interior del país explicando las razones históricas y personales que le llevan a su candidatura testimonial a diputado.
Regresa a Madrid, y basándose en el discurso de la campaña, empieza a trabajar en un ensayo inédito sobre historia política del Uruguay: "El libro del discurso".

En 1993 regresa a Uruguay definitivamente y ese mismo año le es otorgada una "pensión graciable", pequeña pensión que se otorga, por aprobación del Senado de la República, a personalidades de gran significación cultural.
Se desempeña en tareas de investigación en la hemeroteca de la Biblioteca Nacional y continúa trabajando en su ensayo sobre historia política.

En los últimos años se dedicó el poeta a realizar un estudio de la guitarra iniciándose en el clasicismo guitarrístico con el maestro profesor Atilio Rapat. Es  autor a la sazón de innumerables páginas de literatura guitarrística y para canto y guitarra (sobre temas orientales)

En la madrugada del 5 de octubre de 1996, a los 73 años, un aneurisma de aorta lo hiere de muerte. El 10 de octubre , sin salir de un coma profundo, muere en un hospital público de Montevideo. Luego de un velatorio multitudinario fue incinerado y sus cenizas fueron vertidas en el río Yí en una ceremonia familiar emotiva, sobria y silenciosa.

PARA CANTAR EN EL AULA


GURÍ PESCADOR
 
Hay un reino bajo el agua,
un sauce me lo contó,
dónde el pejerrey escucha,
y canta el bagre cantor.

En las taipas de un asube,
yo vi un gurí pescador,
que confundiendo a las piabas,
le cantaba esta canción:

Tararira, tararira,
qué arisca y sabia que estás.
Anzuelo que cae al agua,
mojarra que te llevas.

Pica, pica, tararira,
plata viva del juncal,
mientras no se corta el hilo,
junto al agua me hallarás.


Y yo que crecí en silencio,
bajo los sauces del Yi,
cobrizo de soles largos,
comprendo bien al gurí.

Siempre la suerte fue esquiva,
con los peces para mí,
pero él me enseñó estas coplas,
que alumbran como un candil:

Tararira, tararira,
qué arisca y sabia que estás.
Anzuelo que cae al agua,
mojarra que te llevas.

Pica, pica, tararira,
plata viva del juncal,
mientras no se corta el hilo,
junto al agua me hallarás.

Hay un reino bajo el agua,
un sauce me lo contó,
dónde el pejerrey escucha,
y canta el bagre cantor. 





Romance para el Gral. Lavalleja

Nació para andar de bronce
Por la gloria y por la vida.

Los cerros le modelaron
Cuarteador de rebeldías,
Y él se trajo a la "sidera"
Toda la rabia mestiza
Que el sol encendió en los valles
Y las quebradas de Minas.

Mano de alzarse en visera
Para medir lejanías,
Halló grata la cintura
De la fama, en la medida
Del puño de un sable corvo
Con hoja de luna niña.

Desprendido de las cumbres
En rauda piedra que grita
La palabra con que el trueno
Rebota en las serranías,
Se proyectó historia adentro
Sobre las cruces ariscas
Que silban largas "clineras"
En el viento de las cifras...

Retumbaron los bordones
De las vihuelas patricias
Al pasar sus tacuarales
Por madrugadas rosillas,
Cuando el Tiempo andaba lejos
De la Patria todavía...

Prisionera de los godos
Estaba su novia india!
En un cinturón de piedras
El coraje de Castilla
Rugiendo por huecos bronces
Desvelados, la tenía;

Pero el león teme al trueno
Y el trueno siempre crecía
Reventando en las murallas
Con bermellones de lidia!

Latido de tierra y potros!
Polvareda sostenida
Con tiempo y sol a la espalda,
Y un mar de lunas oblicuas
Guadañando cerrazones
De leyendas enemigas!

Es fama que, por las noches,
Cuando las sombras crecían,
Lagrimeaban los fogones
La pena de la cautiva...

Tierra estrellada del Sitio...
Lugar donde se tendían
Los patriotas cimarrones
A lamerse las heridas...

Entonces, junto a los muros,
Una guitarra suicida
Despertaba los "Alerta!...
Por las troneras altísimas
Para crecer una urdimbre
Musical, desconocida,
Que se aferraba a las grietas
Como una hiedra de ira!

Y brotaban las mortales
Rosas de las carabinas!

Y los súbitos colores
De la pólvora, teñían
La silueta de un centauro
De nueva cepa bravía

Que guitarreaba un trabuco
De coplas enrojecidas!

Era el campeón que los cerros
Enviaban a la cautiva!
La promesa de una raza
Corajuda, repetida
Por la punta de las cargas;
Por los filos de las brisas;

Y era el canto a flor de labios;
Y era el grito a flor de risas;
Y era el sombrero en la nuca,
Y el orgullo con que brillan
Las pinchudas nazarenas
En trazos de acometida!

Se llamaba Juan Antonio;
Juan Antonio es todavía!

Juan Antonio de los potros,
De las lanzas, de las vinchas,
Del color de los arroyos,
De los pastos que tiritan,
De los llanos mugidores,
Del trigal en las colinas!

Juan Antonio Lavalleja!

Rumbo de la gauchería,
Jefe de los tupamaros,
Dueño de la luna niña,
Flor de mi raza estrellera!
Metal heroico de Minas!

Osiris Rodríguez Castillos
 

FUENTES
http://www.ecured.cu
articulo.mercadolibre.com.a
http://vocesdelapatriagrande.blogspot.com 
https://es.wikipedia.org
http://www.rivera.gub.uy