Blog de Arinda

OBJETIVO :En este Blog vas a encontrar mis producciones en pintura y escultura. Además, material recopilado a través de mi trabajo como maestra, directora e inspectora, que puede ser de interés para docentes y estudiantes magisteriales .

domingo, 14 de octubre de 2012

14 DE OCTUBRE NACE UN PINTOR DE LA NATURALEZA Y LOS HOMBRES URUGUAYOS

GUILLERMO RODRÍGUEZ PUIG
.
Grabado

Guillermo Rodríguez Puig nació en Montevideo el 14 de octubre de 1889.
Sus abuelos  de origen español se radicaron en Uruguay donde formaron su familia.
Guillermo- por lo tanto- fue hijo de padres uruguayos y  con familiares españoles canarios. 
En sus años escolares se destacó por su afición al dibujo y pintura.
En 1906 inicia sus estudios artísticos con el pintor español Gutiérrez Rivera y con Luís Quierolo Repetto, este de origen genovés. 
Apoyado por su familia realiza su primera exposición a los 16 años.

Carlos Ma. Herrera -Autorretrato 1900

Pedro Blanes Viale

Pedro Figari 

En el año 1909 asiste al Círculo de Bellas Artes, bajo la enseñanza de Carlos María Herrera, Pedro Blanes Viale, Pedro Figari, y Milo Berreta, quienes contribuyen a darle un concepto sobre la pintura moderna de ese tiempo. 
Pinta paisajes, escenas de campo, puertos y costa. Se inicia como paisajista impresionista a través de su maestro Pedro Blanes Viale, posteriormente fue un independiente, interpretando el paisaje de su tierra y geometrizando o transformando los temas con gran riqueza de color.

 En 1910 participó en el Pabellón Uruguayo del Centenario Argentino y exhibió sus obras en la Exposición Universal de Bruselas. Ese mismo año viajó a Europa y estudió en las  academias Collarossi y Grand Chaumière, frecuentó también en París el taller de H. Anglada Camarasa.

 En 1911 regresó a Montevideo y comenzó a estudiar con el pintor Pedro Blanes Viale. 
Al decir de J. P. Argul (1975) “…adhirió al género con la paleta de moda, de los tonos claros cantarines con los que ha de pintar largamente como artista incansable que fue. Dueño desde sus comienzos de un dibujo habilísimo, busca la expansión de sus condiciones personales, eligiendo repetidamente los pedregales de los campo.(…) Era un momento de auge del paisaje…”

En 1913 viaja al Paraguay, donde realiza paisajes reflejando el sol tórrido y el paisaje subtropical. 
"Árboles"
Acuarela sobre papel, 38 x 32 cm. Firmado abajo izquierda

En 1914 realiza una exposición individual de 27 obras con temas del Paraguay.
Este mismo año el Ministerio de Instrucción Pública adquirió una de sus telas, denominada “Las Parvas”.
El 12 de noviembre de 1914 se funda la Asociación de Artistas Plásticos del Uruguay, de la cual es socio fundador, dirigente y Presidente. Si bien no se afilio a ninguna tendencia especifica, siempre siguió la corriente pictórica marcada por las orientaciones de Blanes Viale.
En el año 1917
adquirió una de sus telas el Museo de Bellas Artes (“Punta Gorda”). 
Ese año comenzó su carrera docente como profesor de dibujo en enseñanza secundaria.   1917-1918 en el Liceo de Maldonado .

 
 Retrato de Guillermo Rodríguez  realizado por Pedro Blanes Viale, el 4 de febrero de 1918, dedicado "al hombre feliz, su amigo"
 
En 1918 realiza una exposición individual de 30 óleos en tela con temas de paisajes de Maldonado.

En 1919 retorna a Montevideo y ejerce la docencia en la Universidad del Trabajo y en Enseñanza Secundaria, en el Liceo de Canelones, hasta 1928. 
Tuvo diversas actuaciones como jurado, caracterizándose por su experiencia y su cultura, siendo requerido por múltiples instituciones.

En el año 1928 obtuvo el más alto lauro del Salón de Otoño con su paisaje “Atlántida”. 

 “Éxodo del Pueblo Oriental”

Entre los años 1929 y 1930 pintó el célebre óleo “Éxodo del Pueblo Oriental”, de 7 metros de largo por 3 metros de alto, donde describe uno de los episodios más destacables de la historia nacional. Según Argul este óleo, que decora el hall del Palacio del Correo, es uno de los más felices cuadros históricos o de largo aliento pintados en el país.
Por esta obra recibió en 1930 el premio de Remuneración Artística del Centenario del Uruguay.
 
Realizo diversas exposiciones, Paysandú 1931, Buenos Aires 1931, Río de Janeiro, Estados Unidos Exposición Pan Americana 1932 (Baltimore).

 "Campo"
Grabado p/a, 24 x 30 cm. Firmado abajo izquierda 

Por el año 1933 ya había iniciado sus estudios como grabador y suspende su actividad pictórica hasta 1938, dedicándose de lleno a esta actividad.
Practicó la xilografía y la monocopia, técnica que cobró impulso después de 1940, todo lo cual le valió varias distinciones.  
Hizo unas doscientas planchas o grabados. También realizo algunos retratos familiares, episodios históricos, escenas de ferrocarril y playa, así como escenas de circo.
Su dibujo es preciso y firme, define en pocos trazos lo que quiere expresar y por ello se dedico al grabado, no tuvo dificultades para progresar rápidamente en el arte del blanco y negro.
Dice el Profesor Ignacio Olmedo (1995) “…se lanzó definitivamente al grabado en madera (xilografía) después de haber tentado la acuarela y la monocopia. Esta modalidad lo apasionó; investigó la técnica entusiastamente y la llevó a un grado de pureza y expresividad de relevancia. Dueño absoluto de ella, por su ánimo propagandístico y su decencia fervorosa se constituyó en el verdadero jefe del grabado nacional. Apoyándose en una sabiduría cabal para sacar el mejor partido de sus amadas maderas (peral, algarrobo y quebracho) abordó la temática nativa y consiguió logro a la altura de los más altos narradores y poetas que la trataron y que él muchas veces ilustró…” .

En 1935 realiza una exposición individual con 66 grabados en Amigos del Arte.
 

 Carreta repechandi 1936

Cerros de Maldonado- 1936

Durante el año 1936 realizan innumerables obras de xilografía donde se destacan los temas nacionales. 


Pulpería y ombú -1937

En 1937 obtuvo la Medalla de Plata en la Exposición Internacional de París y otro premio del Banco de la República por su grabado “Cargadores de carbón en la bahía”.
Ese mismo año el Círculo de Bellas Artes lo designa para hablar como ex alumno, en el homenaje a Blanes Viale realizado en el Cerro Arequita.

En 1938 le otorgaron el Primer Premio del Salón Nacional por su grabado en madera “El Tigre”.
Participó con sus trabajos en el Pabellón Iberoamericano de Berlín y en la Exposición Internacional de Baltimore.
A lo largo de su vida intervino en exposiciones de grabado en Tokio, Santiago de Chile, Porto Alegre, México, Baltimore, Río de Janeiro y Buenos Aires.
 
En 1939 nuevamente le dieron el Premio del Banco República por su óleo “Paisaje”.

En el mismo año, y en 1942 y 1945 obtuvo el Premio Tabacalera Uruguaya. 
Según lo describe Edmundo Prati (1958) poseía “…Un carácter unitario y leal, un temperamento enérgico y eficaz, un espíritu claro, observador penetrante y personal; un artista sincero y realizador: Guillermo Rodríguez. Este uruguayo ejemplar, paradigma de artistas; diligente, laborioso, ordenado, amante de su país, de nuestro país, en su cielo, en su naturaleza, en sus hombres y en sus cosas (…) Artista artesano, dueño de su propia técnica y técnico hábil, completo; enamorado de la manualidad del arte, por la que desde niño posee una actitud destacada y una encariñada predilección…” 


En 1940 realizó una exposición de xilografías en la Sala de Exposiciones de la Sociedad de Arquitectos de Montevideo.
Asimismo ese año recibió el Premio Casa Carrau y Cia. en el IV Salón Municipal de Arte, y premio de adquisición por su monocopia en colores “Amazonas”. 


 
 Méritos de este último tipo recibirá en 1941, 1942, 1946, 1957 y 1958. 

 
Bodegón

Participó en 1944 en el Primer Salón de Grabadores del Uruguay, en la Asociación Cristiana de Jóvenes y en la Exposición de Artes Plásticas de la Universidad del Trabajo, donde se exaltó su aptitud pedagógica, ya que daba cursos de grabado en la Escuela de Artes y Oficios.

 En 1946 recibió el Gran Premio al Grabado del IX Salón Nacional de Dibujo y Grabado por su madera “Paisaje” (Maldonado).

En 1947 se le concedió la Medalla de Oro en Pintura en el XI Salón Nacional, por el óleo “Valle de las Calandrias”. Se le otorgaron distintos premios en los Salones Nacionales de 1948, 1949, 1950 y 1952. 





Ilustró varios libros: “El niño indio” de Montiel Ballesteros, “Orión” de Blas Genovese, “La Epopeya de América” de E. V. Genta, “33 estampas líricas” de Juan C. Carámbula y “Poesías” de su padre Guillermo P. Rodríguez. 


Paisaje

En 1951, por su vinculación y su inclinación por temas nativistas es designado para el Consejo Directivo y permanente de la Federación Histórica Nativista Oriental.

En 1952 obtiene el premio “Pedro Figari” por su óleo Nocturno (medalla de bronce).

En 1953 por sus diez xilografías de esta última obra fue premiado en el XVII Salón Nacional.

Falleció en el 12 de agosto de 1959 y su ultima contribución fueron dos temperas al XXIII Salón Nacional de Artes Plásticas inaugurado el 25 de Agosto de dicho año.


HOMENAJES

Para conmemorar el día del Patrimonio el correo de Uruguay a emitido un sello postal alusivo a “ La Redota “
En el sello se plasmó la obra de Guillermo C. Rodríguez “El Éxodo del Pueblo Oriental” Una obra de grandes dimensiones. ( medidas 7 mts x 4 mts) Dicha obra se encuentra en el local del Correo Uruguayo, en la calle Misiones 1328.


FUENTES:
http://www.guillermocrodriguez.com
http://commons.wikimedia.org
http://www.realidad.com.uy