Blog de Arinda

OBJETIVO :En este Blog vas a encontrar mis producciones en pintura y escultura. Además, material recopilado a través de mi trabajo como maestra, directora e inspectora, que puede ser de interés para docentes y estudiantes magisteriales .

lunes, 10 de octubre de 2016

EL 10 DE OCTUBRE DE 1813 NACÍA GIUSEPPE VERDI

EL COLOSO DE ITALIA



Giuseppe Fortunino Francesco Verdi nació en Le Roncole, cerca de Busseto, , el 10 de octubre de 1813. La localidad de Roncole era entonces parte del ducado de Parma que, a su vez, formaba parte de Francia.
Verdi fue un compositor romántico italiano de ópera del siglo XIX, el más notable e influyente compositor de ópera italiana y puente entre el belcanto de Rossini, Donizetti y Bellini y la corriente del verismo y Puccini.
Se puede decir que sus primeros éxitos están relacionados con la situación política que se vivía en Italia. Aparte de su calidad artística, sus óperas servían para exaltar el carácter nacionalista del pueblo italiano. Quizás el Va pensiero, coro de los esclavos de la ópera Nabucco, es uno de los más conocidos de Italia por esta razón.
Fue autor de algunos de los títulos más populares del repertorio lírico, como los que componen su trilogía popular o romántica: Rigoletto, La Traviata e Il Trovatore y las obras maestras de la madurez como Aida, Don Carlo, Otello y Falstaff.


Vista de le Roncole
Provincia de Parma


 Le Roncole
Nacido en el seno de una familia modesta, su padre fue Carlos Verdi, dueño de una pequeña posada, y su madre Luisa Uttini, era tejedora.
La pareja tuvo también una hija a la que llamaro Giuseppa Francesca Verdi que  presentó retardo mental, resultado de haber padecido una meningitis.
Cuando Giuseppe tenía un año de edad, los soldados rusos y austriacos marcharon a través de Italia, matando y destruyendo. Algunos de ellos llegaron a Le Roncole durante unas horas. Todas las mujeres y los niños corrieron a la iglesia y se encerraron en la seguridad. Pero estos hombres salvajes no tenían respeto por la casa de Dios. Rompieron las visagras de las puertas y asesinados e hirieron a los niños y mujeres que estaban allí indefensos.
Luigia Verdi, Giuseppe con el bebé en brazos, se escapó, corrió hasta una estrecha escalera al campanario, y se ocultó ella y el niño entre algunas maderas viejas. Allí se quedó en su escondite, hasta que las tropas ebrias estuvieron lejos del pequeño pueblo.

 

 Casa  Natal de Verdi

En Roncole recibió sus primeras lecciones de música.
A los 7 años, Verdi fue enviado con el cura de la aldea, a estudiar y a ayudar al clérigo con las ceremonias, fue precisamente en una de ellas, donde Verdi tendría su primer contacto con un órgano.
El cura le enseñó a leer y a escribir y el organista de la Parroquia le dio las primeras clases de música.
Sobre este primer contacto con el órgano, se cuenta que quedó tan embelesado que se olvidó por completo de pasar las vinajeras al cura, y este enfadadísimo tras llamarle al menos unas tres veces, lo reprendió muy enojado.


Dada la devoción por la música que sentía Verdi, su padre le compró una vieja espineta, con la que se pasaba horas practicando y que fue restaurada para el pequeño por un vecino, Stefano Cavaletti, que además añadió la siguiente nota dentro del instrumento:

    "Yo, Stefano Cavaletti, reparé y revestí con cuero estas teclas y ajusté los pedales, y todo lo hice como regalo, y también reparé gratuitamente dichas teclas en vista de la excelente disposición que el pequeño Giussepe Verdi muestra para aprender a tocar este instrumento, lo cual es para mi satisfacción suficiente."

 
Retrato de Antonio Barezzi


Debido al negocio familiar, el pequeño Giuseppe visitaba frecuentemente la casa un proveedor y amigo de la familia, Antonio Barezzi que además de ser un hombre con posibilidades económicas, supo ver la capacidad que tenía Verdi para la música, así que se encargó de que recibiera una educación musical, primero en Busseto, y posteriormente en Milán, además de fomentar las relaciones sentimentales con su hija Margherita, con la que años más tarde Verdi contrajo matrimonio.





 Ferdinando Provesi

En Octubre de 1823, con 10 años, Verdi se mudó a la casa del zapatero Pugnatta en Busseto, donde recibía clases de mano de dos maestros, cada uno en su área: Pietro Seleti, le daría clases de latín, literatura, historia y muchas otras asignaturas; y Ferdinando Provesi, director de la Sociedad Filarmónica, coro y pequeña orquesta, director del Conservatorio y Organista de la Catedral de Busseto, quien le daría clases de piano, flauta, clarinete, armonía y contrapunto. Ambos profesores se enzarzaron en una lucha por las horas de estudio del pequeño Verdi, Pietro apuntaba a que dejara la música para tener un futuro, y Provesi le presionaba cada vez más y más con la música. Al pobre chico casi lo matan de agotamiento, pero podemos decir que Provesi veía claramente el futuro del Gran Verdi.
Los fines de semana  y feriados caminaba 3 leguas para volver a su casa y para tocar el órgano en la parroquia ya que el organista había fallecido.


En el año 1833, un Verdi con 18 años de edad, se traslada a Milán para efectuar el examen de ingreso al conservatorio, donde su solicitud fue rechazada por ser cuatro años mayor de la edad estipulada. Sólo en ocasiones excepcionales, el Tribunal podía realizar una excepción, pero Verdi no lo logró ingresar debido a su forma de tocar poco ortodoxa (el Conservatorio de Milán lleva hoy el nombre de Verdi).

A pesar del rechazo, se quedó en Milán para recibir clases de Vincezo Lavigna, un año más  tarde, en 1834, su profesor Provesi moriría y Verdi se presentó a los concursos para ocupar su puesto como organista en la Catedral, que aunque salió victorioso, le prohibieron el puesto por el preboste del momento.

En 1835, al finalizar sus estudios con Lavigna, quien le dio a conocer la música italiana del pasado y la alemana de la época, le expidió un certificado de recomendación a Verdi para ser Maestro de Capilla.

En el año 1836  fue nombrado maestro de música de Busseto.



 

 Oratorio de la Santísima Trinidad


 Margarita Barezzi




El 04 de mayo de 1836 Giuseppe Verdi y Margarita Barezzi  se casan en el Oratorio de la Santísima Trinidad, que estaba a poca distancia de su casa, con la presencia de la Orquesta Filarmónica local dirigida por el Sr. Barezzi.
La cena de la boda, se llevó a cabo en casa Barezzi y poco después la pareja salió de Milán para una corta luna de miel. Cuando regresaron a Busseto, la pareja se trasladó a palazzo Tedaldi, una de las casas más señoriales que Barezzi había arreglado para la pareja.



Sus intentos por estrenar su primera ópera en Parma, Oberto, no dieron resultado, y desde Milán tampoco tuvo noticias de su agrado..
El 7 de Septiembre de 1838, el matrimonio Verdi se trasladó a Milán con las partituras de Oberto para intentar impresionar a Merelli, el empresario de La Scala, apoyado por sus amigos Massini y Merighi, consiguieron que Oberto fuese estrenada, obteniendo un éxito discreto en sus 14 representaciones.

 El éxito que en 1839 obtuvo en Milán su primera ópera, Oberto, conte di San Bonifacio, le procuró un contrato con el prestigioso Teatro de la Scala. 

En el año 1840 murió su esposa Margarita , sus hijos Virginia y Icilio que habían muerto en los meses anteriores y el fracaso de su trabajo, Un giorno di regno lo sumieron en una profunda depresión en la que llegó a plantearse el abandono de la carrera musical.


Un desolado Verdi no fue comprendido por Merelli, que lo obligó a cumplir con su contrato, ya no sólo por el afán monetario, si no también porque temía que su carrera como compositor muriese junto a Margherita. Así que Verdi, con el alma rota, se vió obligado a escribir Un Giorno di Regno

La nueva ópera cómica Un giorno di regno se estrena el 5 de Septiembre de 1840 , con libreto de Felice Romani, fue rechazada rotundamente en La Scala. Verdi se sintió absolutamente abatido.

Verdi le pidió a Merelli que rompiera su contrato, y bajo la deseperación, el fracaso, la humillación y la pérdida, se recluyó en su casa con la única compañía de su depresión y se juró no volver a componer. 
 
 Giuseppina Strepponi  en un retrato de autor desconocido realizado hacia 1835-1840.


En el año 1842, convertido ya en una desecho de la sociedad milanesa, y en prácticamente un mendigo que tan sólo convivía con el dolor de su alma, algo increíble sucedió compone Nabucco

El éxito de Nabucco en La Scala, el 9 de marzo, fue rotundo, y cambió su vida por completo, abriéndole las puertas de los grandes salones de Milán, todo el mundo quería conocerle, era una revolución del sonido, nuevo, fresco, diferente.
La protagonista femenina era Giuseppina Strepponi, con quien comenzaría una relación y que luego se casaría con Verdi.


Giuseppina Strepponi fue una soprano italiana, conocida por su bel canto y por sus papeles en operas de Vincenzo Bellini, Gaetano Donizetti y Gioachino Rossini. Donizetti escribió su opera Adelia expresamente para Strepponi. Sus papeles incluyen el de Abigaille en el estreno de Nabucco, de Verdi, en 1842. 



El 14 de marzo de 1847 estrena  Macbeth en el Pergola en Florencia . 
El 22 de julio estrena Los ladrones en Londres (Teatro de Su Majestad).
El 26 de noviembre estrena. Jerusalén (nueva versión de Lombardi) en la Ópera de París . 
Fue la primera obra de Verdi para un teatro no italiano y se basó en I Lombardi alla prima crociata, ópera estrenada en la La Scala el 11 de febrero de 1843. 
Lo hizo por un motivo puramente económico: París requería su presencia, Verdi decidió estrenarse en «la grande boutique» con una grand opéra, entonces en voga en Francia. Su editor, Ricordi hizo la adquisición como si se tratara de una obra nueva.
Pero se realizó una versión al gusto francés, con nuevo texto, nueva música, variaciones en el argumento y el consiguiente ballet, exigencia imprescindible para los franceses tal y como entendían la ópera.

Este mismo año Verdi empiezó a convivir con Giuseppina Strepponi.
Villa Sant' Agata

En el año 1848 Verdi adquiere la Villa Sant' Agata,  ubicada en la comuna de  Villanova sull’Arda en la provincia de Piacenza y la mantiene hasta el final de su vida en 1901.

Originalmente, la casa fue ocupada por sus padres, pero, después de la muerte de su madre, su padre volvió a Busseto. 
 Verdi y Giuseppina Strepponi, la cantante de ópera con la que convivió antes de hacerla su esposa en uno de los primeros escándalos en que se vio involucrado y se instalan en ella en 1851 
Fotografía de Verdi tomada hacia 1850, cuando todavía no había compuesto sus óperas más celebres, como Rigoletto, La Traviata o Il Trovator


Hacia el año 1851, Verdi alcanzó su madurez operística y Rigolleto, Il Trovatore y La Traviata, le convertirían en el único rival de Meyerbeer, el público nunca se fatigaba de oir estas tres óperas. El Musical World de Londres, publicaría lo siguiente en 1855: "ha revolucionado la escena musical de su patria; a causa de sus óperas, todas las restantes han sido olvidadas", sus óperas se extendieron por todo el mundo, y lo conquistó. Pero no todo eran logos, los conservadores descargaron su artillería contra Verdi y Wagner, aunque el público y los cantantes cayeran rendidos a sus pies; los críticos y los conservadores estaban desconcertados, no comprendían la "nueva música" que llegaba hasta sus oídos.

Recibió las burlas de Chorley, en Nueva York denunciaron Rigolleto argumentando que la obra era lasciva y licenciosa, y John S.Dwight atacaría La Traviata diciendo de ella que carecía de calidad musical.
 Durante toda su carrera fue criticado, especialmente por Inglaterra y EEUU.

A partir de 1853 su estilo musical comenzó a cambiar, el estilo de sus óperas cobró más amplitud, el sonido era más rico y las obras más extensas y ambiciosas.

En el año 1855 estrenó Les vêpres Siciliennes, en París.

En 1857 experimentó el fracaso de Simon Bocanegra que fue estrenada en Venecia.

En el año 1857  Ballo in Maschera  fue estrenada en Roma.

En el año 1859 se casan Verdi y Giuseppina luego de 17 años de relación.

En 1862 estrenó la maravillosa obra La forza del destino una de las óperas más populares de Verdi .


En el año 1871 Aida  fue encargada por el virrey de Egipto para celebrar la inauguración del Canal de Suez y su estreno se produjo en El Cairo.
 


Tras la muerte de Alessandro Manzoni  en 1873 , llegaría Réquiem por Manzoni, ejecutada en Milán en el primer aniversario de su muerte, con el que Verdi consiguió el reconocimiento del mismísimo Hans von Bülow, que a pesar de criticarlo en primera instancia, más tarde comentaría que era una de las obras más grandes del S.XIX.

Después, visitaría Viena, París y Londres para supervisar la producción de sus óperas, para posteriormente volver a Sant' Agata y llevar una vida retirada durante algún tiempo, de hecho, si no fuese porque Arigo Boito se cruzó en su camino con la idea de Otello en 1879, el Réquiem hubiese significado el retiro de Verdi.

Otello fue estrenada un 5 de Febrero de 1887, la más grande de las óperas trágicas de Verdi, donde la palabra, la acción y la música fueron fusionadas formando una única unidad.

El 6 de noviembre de 1888, se abre el Villanova en el Hospital construido y mantenido por el Maestro.


En el año 1889 compró el terreno en Milán,  para la construcción de la Casa de Retiro para Músicos.
 

Finalizó su ciclo de óperas a los 80 años de edad con  el estreno de Falstaff  el 9 de Febrero de 1893, una ópera cómica, que por fin tuvo éxito y acabó con la mancha negra que tenía Verdi tras el fracaso de Un giorno di regno, hasta entonces su única ópera cómica.
 





 

Villa  Sant' Agata

 Giuseppina Strepponi.


Los Verdi se retiraron a Sant' Agata, donde Giuseppina moriría en los brazos de su esposos el 14 de noviembre de 1897 tras varios meses enferma de bronquitis. Al día siguiente fue enterrada con un funeral sencillo para su despedida, tal y como solicitó en su testamento, el compositor habría enterrado a su segunda esposa a la edad de 84 años. Verdi pasaría el resto de sus años en Sant' Agata, a excepción de algunos viajes a Milán para visitar algunos viejos amigos.


 
En el parque de  Villa Sant'Agata


Villa Sant'Agata, (de izquierda, sentados) Maria Carrara Verdi, Barberina Strepponi, Giuseppe Verdi, Giuditta Ricordi, (de izquierda, de pie) Teresa Stolz, Umberto campaneros, Giulio Ricordi, Leopoldo Metlicovitz

 
«Casa Verdi»

El 16 de diciembre de año 1900 fue inaugurado en Milán la casa de reposo para los músicos, creada por iniciativa y con los fondos financiero del Maestro.




Tumba de Verdi




 El 27 de enero de 1901 Verdi falleció en Milán, , debido a un derrame cerebral. Dejó su fortuna para el establecimiento de una casa de reposo para músicos jubilados que llevaría su nombre: «Casa Verdi», en Milán, donde está enterrado. Su entierro causó una gran conmoción popular y al paso del cortejo fúnebre el público entonó espontáneamente el coro de los esclavos de Nabucco: Va pensiero sull'ali dorate.


FUENTES
  http://www.biografiasyvidas.com
 http://iopera.es/giuseppe-verdi
  https://es.wikipedia.org
  https://www.elpensante.com