Blog de Arinda

OBJETIVO :En este Blog vas a encontrar mis producciones en pintura y escultura. Además, material recopilado a través de mi trabajo como maestra, directora e inspectora, que puede ser de interés para docentes y estudiantes magisteriales .

lunes, 16 de agosto de 2010

UNA GUERRA QUE NO DEBIÓ SER

LA GUERRA DEL PARAGUAY

El 17 de agosto de 1865 las fuerzas aliadas de argentinos, brasileños y uruguayos derrotan a los paraguayos en la batalla de Yataity.


Guerra de la Triple Alianza

Ocurrida entre 1865 y 1870, ha sido uno de los más trágicos y dolorosos acontecimientos de la América Meridional, durante el siglo XIX. La guerra del Paraguay fue inútil, ya que sólo trajo muchas muertes e incrementó la deuda exterior de cada país participante. Llamada de la "Triple Alianza", fue un terrible enfrentamiento bélico donde la República Argentina, Su Majestad el Emperador del Brasil y la República Oriental del Uruguay, se unieron en alianza ofensiva y defensiva en la guerra promovida por el gobierno paraguayo de Francisco Solano López, presidente de dicho país.

Ejército brasileño en el campamento de Curuzú, 20 de septiembre de 1866, óleo de Cándido López

CAUSAS MEDIATAS DEL CONFLICTO


Óleo de Batalla de Curupaity, de la Guerra de la Triple Alianza (1865-1870), pintado por el argentino Candido Lopez

a) El enfrentamiento político y militar entre los dos partidos de la República Oriental del Uruguay, "Blancos" y "Colorados", a partir de la revolución del General Venancio Flores, en el año 1863, para derrocar al gobierno "blanco" del presidente D. Bernardo Berro.
b) La participación activa del Brasil en esa campaña, argumentando atropellos a los súbditos brasileños establecidos en el Uruguay, y uniéndose al General Flores con fuerzas terrestres y navales, hasta el triunfo definitivo de éste después de la toma de Paysandú, que sucumbió heroicamente y del Sitio de Montevideo, hasta su capitulación y tratado de paz con el vencedor.
c) La situación creada por la actitud diplomática del gobierno blanco del presidente Atanasio Aguirre, solicitando la intervención del gobierno paraguayo en la solución del conflicto entre Brasil y Uruguay y denunciando además la existencia de un tratado secreto entre Brasil y Argentina para repartirse los territorios del Paraguay y del Uruguay, actitud que determinó el reclamo imperioso de Francisco Solano López, presidente del Paraguay, a los gobiernos de Brasil y de la Argentina.
d) Estado de guerra declarado por el Paraguay al Brasil, tras la captura de un buque brasileño por el gobierno de Asunción y la invasión y ocupación paraguaya a territorio en litigio entre ambos países (Mato Groso).


La batalla de Riachuelo, óleo de E. de Martino.

CAUSAS INMEDIATAS DE LA GUERRA
a) La negativa del gobierno argentino a acceder a lo solicitado por el Presidente López para transitar territorio argentino y atacar al Brasil; basada en una estricta neutralidad, ya manifestada anteriormente y asumida ante los gobiernos del Uruguay y de Su Majestad el Emperador del Brasil.
b) La declaración de guerra del Paraguay a la Argentina y la invasión de tropas de ese país a territorio argentino, con el ataque al Puerto de Corrientes y captura de dos barcos argentinos el 13 de abril de 1865, sin previa declaración oficial de guerra; declaración que llegó a poder del gobierno nacional después de dicha invasión.
c) La situación de guerra anterior entre el Paraguay y el Brasil.


Campamento de la Triple Alianza

CONSECUENCIAS DE LA GUERRA
PARA PARAGUAY:

Devolución de los Trofeos de Guerra tomados por el Uruguay a la República del Paraguay, realizada en mayo de 1885

En la guerra de la triple Alianza faltó poco para que el Paraguay quedara exterminado totalmente. La población que superaba los 1.300.000 habitantes antes de la conflagración, quedó reducida a 200.000 habitantes de los cuales aproximadamente el 10 % eran hombres en su mayoría niños, ancianos y extranjeros. La industria y el comercio sufrieron un rudo golpe. Los templos y casas partículares fueron saqueados cargándose así los barcos brasileños y argentinos ubicados en el puerto de Asunción. En estas condiciones las mujeres debieron empuñar el arado para poder darle de comer a sus hijos (debieron cubrir el trabajo del hombre). Los primeros hombres que se reintegraron a la patria de la post guerra, fueron los ex-combatientes que escaparon con vida de la contienda bélica, los que durante el conflicto permanecieron en el extranjero vinieron con los aliados perteneciendo a la Legión Paraguaya y los que estaban estudiando becados en Europa al iniciarse la guerra, no pudieron entrar al país por esta causa. De la nación floreciente de la época de los López solo quedaron ruinas y escasos sobrevivientes.

Imagen de un hospital paraguayo

Destruida la riqueza pública y privada, desaparecidos los organismos jurídicos y culturales, reducida la población a su mínima expresión, había que hacer todo de nuevo. La inmensa desgracia paraguaya despertó la compasión mundial, pero esto no se tradujo en ningún socorro. El pueblo paraguayo quedó entregado a sus propias y decaídas fuerzas, y para peor los vencedores le abrumaron con una fabulosa deuda de guerra. La parte más dura de lo que fue resucitar a la patria, recayó sobre las mujeres; se hicieron agricultoras, comerciales, industriales, y crearon un género de población poligámica, que permitió al Paraguay reponer rápidamente sus pérdidas demográficas. En esta nueva etapa la ocupación principal de los hombres fue la política, que absorbió gran parte de sus actividades, aunque también se dedicaron a la reconstrucción económica y reorganización cultural.


Iglesia de Humaitá semidestruida por la acción de los cañonazos de cinco acorazados brasileños que la bombardearon durante varios meses

Consecuencias demográficas sociales:

La guerra de la Triple Alianza fue costosa y sangrienta para todos los combatientes especialmente para el Paraguay que perdió más de la mitad de la población. Para 1870 el Paraguay fue una tierra de mujeres, niños e inválidos; un país sin hogar y en desesperación. El censo de 1846 es el único hecho después de la Independencia. De acuerdo con este, había 238.862 habitantes en el Paraguay. Los pocos extranjeros que llegaron al Paraguay casi todos se casaron con paraguayas; éstos eran hombres de 20 a 40 años de edad. Debido a la guerra y a los pocos casamientos, el número de hijos naturales creció en relación a la población total. A pesar de los cambios demográficos y los grandes sacrificios de la mujer paraguaya hubo pocos cambios en su posición o status en la vida paraguaya luego de la guerra. Las campesinas conservaron su rol predominante en la agricultura. En conclusión, no se alteran las costumbres de antes, pues éstas eran comunes y extendidas a todos los estamentos sociales y había actuados como un nivelador nacional.


PARA URUGUAY, ARGENTINA Y BRASIL:


Asesinato del general Venancio Flores (19 de febrero de 1868)- óleo de Juan M. Blanes

b) Los aliados, en acción conjunta y de presencia, no impusieron la paz, como derecho inalienable del vencedor, con estas consecuencias: - Una paz por separado con el vencido;
- El vencido encontró la oportunidad de discutir derechos sobre territorios en litigio, que constituyeron objetivos políticos de la guerra; quedándose, al final, con parte de ellos mediante arbitraje.
- Debilitamiento de las relaciones diplomáticas entre los vencedores, que debieron corregirse por agentes con misión extraordinaria, para evitar un rompimiento de relaciones. - La República Argentina quedó con problemas de límites pendientes con el vencido, que casi cien años más tarde puede considerárseles concluidos: tal la discusión de la desembocadura del Pilcomayo, protocolizado por el tratado Ameghino-Pecci, resultando también favorecido el Paraguay.


El coronel uruguayo León de Palleja es retirado muerto del campo de batalla del Boquerón. Una de las imágenes históricas de la sangrienta y devastadora Guerra del Paraguay

Fuente: www.guerradelparaguay.org.ar/historia.htm