Blog de Arinda

OBJETIVO :En este Blog vas a encontrar mis producciones en pintura y escultura. Además, material recopilado a través de mi trabajo como maestra, directora e inspectora, que puede ser de interés para docentes y estudiantes magisteriales .

miércoles, 18 de febrero de 2015

CASTILLO DE PIRIA

EL CASTILLO DEL ALQUIMISTA




El Castillo de Piria es un edificio monumental que fue construido como residencia particular a Fernando Juan Santiago Francisco María Piria de Grossi,  más conocido como Francisco Piria, un empresario uruguayo, famoso por crear el balneario Piriápolis, departamento de Maldonado, Uruguay . 


Está ubicado sobre la Ruta 37, a 5 Km de la Rambla de los Argentinos.
Para acceder al Castillo nos encontramos con dos grandes torres que sostienen el enorme enrejado y portón que protege la propiedad.
Desde el portón entramos a un inmenso jardín que, mediante un camino bordeado por enormes palmeras llega al frente de la mansión.


 Portón de entrada

Foto actual del castillo

CÓMO ERA EL CASTILLO EN SU ORIGEN
por Jorge Floriano

“El castillo fue construido en 1897 por el ingeniero Aquiles Monzani, sobre diseño del propio Piria. Verdadera “mansión filosofal” al decir de Fulcanelli, hoy es un pálido reflejo del esplendor que tuvo en su época.  
Buena parte de los símbolos han desaparecido. 

Construcción del castillo- 1897









La avenida de acceso estaba flanqueada por estatuas de deidades griegas que representaban a los planetas y los metales de la alquimia. La fuente consagrada a Neptuno con su estatua correspondiente, fue destruida: aquí se mostraba la vía utilizada por Piria en sus trabajos alquímicos: la llamada “vía húmeda”, la cual dura exactamente un año, el tiempo que vivió Piria permanentemente en el castillo: una vez lograda su meta no volvió más a él y se alojaba en alguno de sus hoteles.
El subsuelo, donde se encontraba su laboratorio fue tapiado.  
La habitación superior del castillo era utilizada como lugar de meditación y para sus proyecciones astrales en el tiempo y en el espacio.  
En el interior del castillo llama la atención una puerta puesta sobre la pared: aparentemente no conduce a ninguna parte, pero en realidad es un recordatorio de que las puertas a otros mundos están en éste y que hay que tener la suficiente atención para “verlas”. 


Los perros ubicados frente a la puerta principal son lebreles, perros de caza, y entre sus patas tienen el morral y una liebre muerta. La liebre, en alquimia, es el símbolo de la “materia prima”, también conocida como “mercurio”.   Ambos nombres denotan algo difícil de agarrar, algo evasivo. Sin embargo, los perros lograron darle caza, lograron “fijar la materia”. Y la clave de esto está en la que fuera la ubicación original de estos perros: en la puerta de las caballerizas del castillo, pues es allí donde se encuentra el material necesario para la fijación mencionada... 


Otro símbolo importante son las figuras que coronan las columnas de la entrada. Dos dragones entrelazados formando una X. La equis es el símbolo del fuego, elemento fundamental en la consecución de la Gran Obra. Estas figuras surgen de entre hojas de acanto al extremo de las columnas.   La columna representa el tubo de ensayo. Cuando se pone la materia prima al fuego en el tubo de ensayo, ésta cristaliza y sus cristales, vistos al microscopio, se asemejan a las hojas de dicha planta.   Aquí hablamos de alquimia de laboratorio, y a quien tenga conocimientos profundos de química le resultará sencillo identificar esta materia, mencionada en los textos con infinidad de nombres pero jamás con el verdadero.   


En lo que fueran los jardines del castillo, aún se conservan varios copones en los que aparece una figura que parece ser la del “diablo”, sin embargo se trata de Bafonet, figura emblemática de los Templarios que, malinterpretada, diera pie a la acusación de que adoraban a Satanás y por lo cual terminaran injustamente en la hoguera.   



Sobre la derecha del castillo, Piria plantó varias yucas africanas, que solamente crecen allí. Intentos de trasplantarlas a otro lugar han fracasado. La razón es que no se trata de yucas comunes, pues Piria las trató con la llamada “piedra vegetal”   -otro de los productos derivados de la piedra filosofal- que permite la perfección de toda especie vegetal.”  

EL INTERIOR DEL CASTILLO







La arquitectura del castillo reúne el estilo renacentista y medieval, imitando las villas italianas de fines del siglo XIX y principios del XX. Es de forma rectangular, rematada en sus esquinas por torreones circulares semi-desprendidos del edificio.
La construcción imita a un castillo almenado, de paredes de ladrillos, y estructurada en dos plantas; además posee un sótano, pero no está habilitado para el público. En él Piria había instalado su laboratorio de alquimista.



La entrada principal está flanqueada por columnas de granito gris —al igual que todo el zócalo de la construcción— que se extraía de la cantera del cerro Pan de Azúcar.
Actualmente los lebreles de terracota franquean la entrada, del frente.

Planta baja

 







Aquí se exhibe una colección de objetos que pertenecían a Francisco Piria: fotografías murales, volantes, folletos, documentos, etc. 
Destacan sus salones principales, los que fueron delicadamente decorados con papeles importados, predominando los de color dorado. Las molduras se hicieron en yeso revestidas con dorado a la hoja. Los pisos se construyeron de pinotea. Actualmente encontramos algunos muebles de época , esculturas y se realizan exposiciones de pintura. 

 
 

 

 

En la planta baja se accede a una zona con piso adoquinado, lugar donde entraban los carruajes para bajar los pasajeros sin que se mojaran en os días de lluvia o para pretegerse del calor o frio máximo. En esa zona encontramos además de pequeñas habitaciones una cocina.

Nivel superior









En este momento está en reparación pero antes se podía
acceder —sólo con guía—, por una escalera en granito gris, obra de los maestros picapedreros que Piria trajo de Europa. Cada habitación fue decorada con un estilo diferente. Eligió para poblarlas mobiliario de estilo Luis XV. Se aprecian piezas artísticas, armas, y utensilios de su propietario original; todo provenía de Europa, y llegaba por importaciones directas. Una de ellas es el salón de barbería; en otra se muestra una colección de trajes de baño de la época de esplendor del Argentino Hotel; y en la sala central se encuentran en vitrinas objetos del Piriápolis Hotel. 



 







También cuenta con enormes balcones florentinos desde donde se observan vistas panorámicas de la característica campiña uruguaya, de la ciudad de Piriápolis, y del cerro Pan de Azúcar.

EL ENTORNO DEL CASTILLO Y LA ACTIVIDAD FILMICA

Todavía pueden apreciarse las caballerizas del castillo caminando pocos metros hacia un costado y al fondo del terreno del castillo. 






En el año 1994 Antena 3 (Productora de TV española) produce una segunda parte de la saga del "Curro Jiménez: el regreso de una leyenda". Como parte de la escenografía se realiza un pueblo andaluz en las inmediaciones de las caballerizas del Castillo de Piria, que aún con deterioros se ha conservado.



En el año 2009 en las caballerizas del Castillo de Piria se filman escenas de la película "La Redota: Una historia de Artigas", dirigida por César Charlone.
Hoy lamentablemente este sector- que restaurado sería un atractivo turístico de alto impacto - está en completo abandono y está prohibida la entrada.

¿QUÉ PASÓ CON EL CASTILLO AL MORIR PIRIA?

En el año 1947 los herederos de Francisco Piria ofrecieron al Estado, el edificio y parque del castillo, con destino a residencia veraniega del Presidente de la República. Como tal, funcionó durante un corto lapso de tiempo, donde se llevó a cabo un solo evento: "un asado que terminó en forma lamentable porque los asistentes se dedicaron a practicar tiro al blanco con las estatuas del castillo".

En marzo de 1957 se realizaron en el Castillo las "III Jornadas lnteramericanas de Poesía", organizadas por el poeta y crítico literario Juvenal Ortíz Saralegui.

En  la década  de  los  60 el  edificio  cayó  en  un  período de abandono, desapareciendo su mobiliario, objetos suntuosos y hasta parte de sus pisos de tablas  de pinotea. 
Un sector de la terraza perimetral de la torre mirador se desplomó, dejando al descubierto parte de las habitaciones del primer piso.
En esa misma década el artista plástico Carlos Páez Vilaró instaló en el castillo, la boite "Los Espectros", para lo cual ambientó los espacios interiores del mismo, creando una atmósfera lúgubre a través de pinturas murales y elementos decorativos.

Posteriormente, en 1975 el castillo fue vendido a la familia Comas Amaro que se ocupan de la recuperación del edificio que se encontraba en estado de abandono.
Finalmente, en 1980 lo adquirió la Intendencia de Maldonado donde se instala el Museo Parque Municipal Castillo Francisco Piria en homenaje a su fundador.

El 27 de diciembre de 1984, el Presidente de la República declaró Monumento Histórico Nacional el padrón   rural   Nº 30.174, correspondiente al Castillo Piria y su   parque en la Resolución Nº 1238/984.
El Castillo es visitado todo el año por gran cantidad de turistas.
 Actualmente el horario de visita es de martes a domingo de 10 a 15:30 horas. 

Debido a su restauración solo se puede visitar el primer piso.






 PRIMER PISO

SEGUNDO PISO

FUENTES
http://www.sauval.com
http://www.taringa.net/
http://www.skyscrapercity.com
 http://es.wikipedia.org/
 http://www.welcomeuruguay.com
http://www.museos.gub.uy
 http://uruguay360.com.uy


FRANCISCO PIRIA “El hombre y la obra” - Por Jorge Floriano