Blog de Arinda

OBJETIVO :En este Blog vas a encontrar mis producciones en pintura y escultura. Además, material recopilado a través de mi trabajo como maestra, directora e inspectora, que puede ser de interés para docentes y estudiantes magisteriales .

viernes, 4 de septiembre de 2015

EL 4 DE SETIEMBRE DE 1876 NACÍA CONSTANCIO C, VIGIL

FIGURA DESTACADA DE LA LITERATURA INFANTIL


Constancio Cecilio Vigil nació en el departamento de Rocha el 4 de setiembre de 1876.
Fue un periodista y escritor uruguayo, una de las figuras más destacadas de la literatura infantil hispanoamericana del siglo XX, con una obra traducida a numerosos idiomas. Figura clave de la literatura infantil latinoamericana, fue el creador de entrañables personajes como la Hormiguita Viajera y el Mono Relojero. La amplia difusión de sus obras se atribuye especialmente a la editorial Atlántida, fundada por el propio escritor. Actualmente sus cuentos continúan reeditándose y pueden encontrarse en diversas bibliotecas, librerías y ferias de nuestro país.


Sus padres fueron Constancio Cecilio Vigil , de profesión abogado y además redactaba La Ley, un diario opositor al régimen de Latorre, gobierno oriental de ese momento y su mdre se llamaba Ventura Olid del Puerto.
Perseguida y atacada por sus ideas políticas, la familia Vigil, decidió mudarse a Montevideo.


Durante la época escolar, Constancio vivía en Montevideo y en el verano, retornaba a Rocha. Ahí estaba el mundo que lo fascinaba, muchos parientes, amigos entrañables, un caballo propio y la naturaleza para disfrutar. Además, el pueblo albergaba verdaderos tesoros para los chicos, había palacios abandonados y circulaban muchas historias sobre fantasmas.

De pequeño, "Mangocho", como lo llamaban, jugaba con bolitas, barriletes, trompos y en un "bichódromo", hacía carreras de carritos tirados por escarabajos. Además, criaba  un conejo y de un tordo que le había regalado el jardinero. 


Desde muy chico mostró todas las características de un periodista ya que era muy curioso y gustaba escribir. 
Su papá le había transmitido esa pasión por escribir y un gran sentido de la justicia. Así que en el año 1887 Constance, a los 11 años, hizo su primera publicación. Lo ayudaron sus hermanos y su maestra Sara . Era un semanario manuscrito de cuatro páginas, cada una a tres columnas, y una tirada de tres ejemplares. Uno quedaba en su casa, y el resto lo repartía el panadero a las dos principales suscriptoras sus dos abuelas.



Su papá murió en el año 1889, cuando Constance tenía 13 años, y fue en ese momento cuando sintió que lo que más quería era escribir y aprender. Y así, comenzó su carrera periodística profesional.



En el año 1891, a los 15 años, creó el periódico El Derecho.




En el año 1895 a los 19 años de edad, fundó el semanario La Alborada



Más adelante fundó el diario La Ley -lo llamó así en honor al que editaba su padre.

También dirigió La Prensa de Montevideo.Escribía continuamente.
Su diario La Ley fue clausurado por razones políticas y Constance Vigil decidió establerse definitivamente en la Argentina.

En el año 1904, en Buenos Aires, fundó junto con Enrique Antuña, su primera revista infantil Pulgarcito


En 1908, publicó Germinal, dirigida a los amantes del campo.


Participó también en el diario La Nación y en la Revista Nacional de Literatura de Buenos Aires

En 1911 fue cofundador – junto la editorial Haynes – de Mundo Argentino, revista líder de su tiempo que llegó a tirar 150.000 ejemplares por semana. Dirigió esta publicación hasta 1917, siendo este período muy fructífero para su tarea periodística y de escritor.





En el año 1915 publica El erial y Miseria artificial.




El 7 de marzo de 1918, Constancio C. Vigil puso en la calle la revista Atlántida y con esta publicación nació la editorial que lleva ese mismo nombre. Para levantar, hacer funcionar y crecer el sueño de toda su vida, Vigil luchó contra todas las adversidades

En efecto, la editorial Atlántida, su máxima obra como empresario, llegaría a ser líder del mercado de revistas y posteriormente, editora de libros. 


El Gráfico es una destacada y clásica revista deportiva argentina. Fundada en el año 1919, siempre se publicó semanalmente hasta el año 2002 en que comenzó a distribuirse mensualmente. Su tirada ronda los 45.000 ejemplares. 





De ella surgieron, entre otras, las publicaciones: El Gráfico el 30 de mayo de 1919, Billiken el 17 de noviembre de 1919, Iris el 5 de marzo de 1920, Para Ti el 16 de mayo de 1922 y años más tarde, La Chacra.





De 1927 datan las primeras obras para niños firmadas por Constancio C. Vigil. Ellas fueron publicadas en Argentina. En un primer momento, el escritor difundió sus cuentos a través de una colección de pequeños tomos numerados y de aparición periódica, impresos con el mismo papel para tapa y hojas. 
De esta época publica el libro La hormiguita viajera.


 


En el año 1927 publica las novelas Vidas que pasan y  Doña Magda.

  



 




También en 1927 publica varios libros auxiliares de texto para la enseñanza primaria- Mangocho, Botón Tolón, Cartas a gente menuda y Marta y Jorge.


 

Ese año de 1927, también publica el ensayo Las verdades ocultas.





En 1929 publica Compañero.
  




En el año 1939 publica el libro para aprender a leer titulado  ¡Upa!.


Posteriormente, en la década del 40, se editaron miles de ejemplares de tapa dura color anaranjado desde la Biblioteca Infantil Atlántida. De esta forma se produjo una incomparable difusión latinoamericana de la obra vigiliana.






En el año 1940 publicó El imán de Teodorico.



En el año 1941 publicó El mono relojero, cuento inspirado en fábulas.




En el año 1942 publica los cuentos La reina de los pájaros y Chicharrón.



En el año 1943 publica el ensayo  El hombre y los animales.
Esta obra por señala trascendentales finalidades de la zoología. En la ciencia que estudia a los animales hay, un efecto, un camino más para llegar al mejor conocimiento del ser humano.
Ella brinda beneficiosas deducciones, si se compara al hombre con lo más parecido a él que existe en el planeta.
Convence a quienes se consideran animales de que están equivocados. Pone de manifiesto que hay personas que proceden peor que las bestias, y ayuda a encontrar las causas de tan dolorosa anomalía.
Confronta nuestra menguada inteligencia con el instinto, que es sujeción inconsciente a la voluntad divina. Muestra cuántos estragos se derivan del quebrantamiento de las normas impuestas para lo que constituye la Naturaleza.
Nos induce a ser menos crueles con los irracionales y a agradecer los innumerables beneficios que de ellos recibimos, lo cual es indispensable para nuestra dignificación.  











También en 1943 publica los libros infantiles El bosque azul, Los enanitos jardineros, La moneda volvedora, La familia Conejola, El casamiento de la Comadreja, El sombrerito y Juan Pirincho.


En el año 1945 publica en ensayo La educación del hijo que es una obra muy breve, única en su género, en la que Vigil, estimando que corresponde sobre todo a la madre la primera fase de Educación del hijo, trata de modo muy sencillo de poner al alcance de los progenitores de tipo medio los principios que pueden hace de ellos padres perfectos, a la vez que facilita, sobre todo a la madre, los procedimientos y hasta los pequeños recursos de que puede valerse.

 Todo ello de modo muy simple, ateniendo su gran método de proceder por breves y atrayentes episodios, cada uno de los cuales puede hacer meditar con fruto a sus lectores.
Este libro constituye la única producción vigiliana en la dirección de preparar sistemáticamente para la educación a personas adultas


En el año 1953 publica el libro la Escuela de la Señorita Susana. Es una obra para uso escolar

Constancio Cecilio Vigi falleció en Buenos Aires el 24 de septiembre de 1954. 

HOMENAJE


Moneda conmemorativa
Escuela N° 112 “Constancio Cecilio Vigil” de Dolores- Uruguay

Escuela Primaria 1235 “Constancio Cecilio Vigil” (Ayacucho 2700) -Rosario
 
Escuela Primaria N° 7  “Constancio Cecilio Vigil”
En la municipalidad de Morrison,en junio de 1950, se inaugura la escuela reconstruida, y se levanta el mástil de la bandera. Cuatro años más tarde, la escuela recibe el nombre de “Constancio Cecilio Vigil” .
La Escuela N°1 "Constancio C. Vigil" de la Av. Constitución-Pinamar
Biblioteca “Constancio Cecilio Vigil”

Muchas escuelas, aulas y bibliotecas llevan el nombre Constancio C. Vigil.