Blog de Arinda

OBJETIVO :En este Blog vas a encontrar mis producciones en pintura y escultura. Además, material recopilado a través de mi trabajo como maestra, directora e inspectora, que puede ser de interés para docentes y estudiantes magisteriales .

sábado, 20 de junio de 2015

EL 20 DE JUNIO DE NACÍA LEÓN JOSEPH BONNAT

EL PINTOR DE LOS RETRATOS

Leon Bonnat - Foto de Dornac (Paul Marsan)

Bonnat, Léon Joseph nació el 20 de junio de 1833 en Bayona, Francia.
Fue un pintor francés de la corriente del realismo pictórico.

 Madrid

Joseph Bonnat, padre de León, tras varias empresas fallidas en Bayona abrió una librería en Madrid.
Léon Bonnat se trasladó a vivir allí con su familia en diciembre de 1846, con apenas trece años de edad. 
Sede de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando

José Madrazo

Federico Madrazo
Profesores de Bonnat

En 1848 fue admitido en la Escuela de Bellas Artes de la Academia de San Fernando, en la que se formó con José y Federico de Madrazo.
Bonnat se formó, primero en visitas con su padre al Prado y después frecuentando el Museo con sus compañeros de clase, «en el culto de Velázquez», «el Maestro por excelencia». Entre las lecciones que aprendió de él se destacan. la relación de la figura con el marco, la gama tonal reducida y el fondo gris neutro, la sugerencia del espacio mediante el uso de la luz y de los valores atmosféricos, un cierto aire de gravedad.

Retrato de la madre del artista

Giotto guardando las cabras (1850)- Museo Bonnat


Estas características aparecen en algunos retratos familiares, que hoy se encuentran en el Museo Bonnat de Bayona.  Ellos son: el Retrato de su hermana Marie y el Retrato de su hermano Paúl, ambos de hacia 1851, y el Retrato de su tío Charles Sarvy, de 1853.

 
Retrato del rey español Fruela II


Por mediación de Federico de Madrazo, y gracias a la buena acogida del cuadro anterior, recibió el encargo real de realizar un retrato del rey español Fruela II, entre 1850 y 1852, para integrarse a la «Serie cronológica de los reyes de España».


 
 Léon Cogniet.


En agosto de 1853, tras la muerte prematura de su padre , Bonnat deja de asistir a las clases de la Academia de San Fernando,  volviendo con su familia a Francia. Una beca del Ayuntamiento de Bayona le permitió instalarse en París, en donde en 1854 entró en el taller de Léon Cogniet.

Autorretrato (1855), Museo de Orsay, París 
 
Le resurrección de Lázaro -1857

 

Cabeza de Modelo - 1857

 

 Árabes en las montañas


Campesina egipcia y su hijo (1869-1870) Museo Metropolitano de Arte
 
En 1857, viaja a Roma, en donde permanece hasta 1860. Tras su vuelta a París seguiría un camino triunfal, sorprendiendo a los críticos con escenas religiosas de un crudo realismo, después con cuadros orientalistas producto de un viaje en 1868 a Egipto y Tierra Santa con Jean-Léon Gérôme.


Victor Hugo, 1879

 Desde mediados de la década de los setenta, con una serie de retratos de un realismo prácticamente fotográfico con los que se convirtió en una especie de retratista oficial de la época. Ante él posaron no solo todos los grandes políticos del momento, sino también literatos (Victor Hugo, Renan, Dumas...) e incluso pintores (Cogniet, Puvis de Chavannes).

 
 Toulouse-Lautrec alumno de Bonnat


Thomas Eakins alumno de Bonnat


 En 1867 abrió un taller al que asistieron numerosos artistas (entre ellos, Toulouse-Lautrec y el americano Thomas Eakins) a los que intentó inculcar el amor por los maestros españoles y dirigió, cuando pudo, hacia el Museo del Prado.




 
 Retrato de Madame Pasca (1874, Musée d'Orsay, París)



Joven romana en la fuente (1875)-Museo Metropolitano de Arte

La pintura de Bonnat, progresivamente impregnada de academicismo, seguiría, en cuanto a vitalidad, una evolución inversa a la de su éxito social. Aunque copió en Roma el Inocencio X de Velázquez y alguna vez utilizó citas concretas de obras de éste (por ejemplo, en Mujer joven practicando la caridad a la entrada de la capilla del hospital de San Sebastián en Córdoba, 1863, colección particular, en donde representó, al fondo, la Coronación de la Virgen, Prado), las enseñanzas del maestro sevillano se fueron desvaneciendo en su obra, y ya en el Retrato de Madame Pasca (1874, Musée d'Orsay, París), aunque aún evidentes, aparecen puestas al servicio de la revitalización de la tradición del retrato mundano.

Por otro lado, en la década de 1860 emergió ya en su obra, sobre todo en las escenas religiosas, otra influencia mayor de la pintura española que acabaría por suplantar a la de Velázquez: la de Ribera, del que copió en el Louvre el San Pablo Ermitaño, y, en el Prado, en 1864, El martirio de san ­Felipe (ambas copias en el Musée Bonnat, Bayona). Según sus propias palabras, apreciaba en Ribera su «rara energía», «un áspero e intenso realismo al elegir sus asuntos» y «una especie de instintiva ferocidad [...] en su ejecución y tratamiento formal». Utilizó su vida para pintar Ribera dibujando en la puerta del Ara Coeli en Roma (1867, paradero desconocido) y sus lecciones en cuadros como San Vicente de Paúl sustituyendo a un galeote (1866, iglesia de San Nicolás de Chardonnet, París), La Asunción de la Virgen (1869, iglesia de San Andrés, Bayona) y Job (1880, ­Musée Bonnat, Bayona), todos ellos muy criticados en su época, como ha recordado ­Rosenberg, por su crudo realismo, sus «coloraciones fangosas» y sus «tipos vulgares». Por lo demás, y sorprendentemente dados sus puntos de vista progresivamente académicos, Bonnat supo apreciar muy tempranamente, como muestra su retrato de El pintor Ceferino Araujo Sánchez (1864, Prado), el arte de El Greco, con el que consideraba que había comenzado «la libertad» de la pintura española y al que veía como inspirador de los retratos de Velázquez y Goya. Las relaciones de Bonnat con España (reforzadas por vínculos familiares:



 
Job- (1880, ­Musée Bonnat, Bayona),

En 1880 obtuvo la Medalla de Honor, en el Salón de dicho año, con la obra Job. El tema vasco también mereció su atención, así como el mural -San Dionisio en el Panteón-, el tema histórico y el alegórico como Los Campesinos napolitanos ante el palacio Farnesio, La Fuerza, La Justicia, etc., el tema oriental y el de género.


En 1882 su hermana Marie contrajo matrimonio con el pintor Enrique Mélida.
León Bonnat viajó frecuentemente a Madrid, presentó circunstancialmente algunas obras en la Exposición Nacional de Bellas Artes y fue miembro correspondiente de la Academia de San Fernando.
Amasó una cuantiosa fortuna, que dedicó a la compra de pinturas y dibujos antiguos. 


Retrato de William Thompson Walters (1883) Museo Walters



George Aloysius Lucas (1885) Museo Walters

 León Gambetta (1875). 

 
Retrato del Cardenal Charles Lavigerie-1888- 

Retrato de Jules Ferry (1888)



Retrato del arquitectoÉmile Boeswillwald  (1890) 


Entre 1883 y 1890 realizó múltiples retratos de personajes famosos de la época.

 
Museo Bonnat de Bayona


En 1891 León Bonnat decidió donar las obras de arte que tenía, para impulsar un nuevo museo. Este asombroso fondo constaba de 374 pinturas y unos 1.800 dibujos de múltiples artistas europeos, desde el siglo XV, además de un conjunto de numerosas obras del propio Bonnat. La institución abrió sus puertas en 1896.
El museo está en un edificio remodelado del siglo XIX ubicado en Rue Jacques Lafitte, Bayona, Francia.
Las salas son pequeñas pero muy completas, con hojas informativas en cada una de ellas. El recorrido cronológico se comienza desde el piso superior hacia abajo. Es uno de los pocos museos con obra de primitivos españoles, como el Maestro del Caballero de Montesa. También relacionada con España está la sala de los bocetos de Rubens, que constituyen estudios previos para unos tapices que se encuentran en el Convento de las Descalzas Reales de Madrid. Además, las colecciones tienen obras de Van Dyck, Tiépolo, Jusepe Ribera, Vouet, Constable, Goya, Füssli. Entre las obras más importantes del museo se cuenta la famosa Bañista de medio cuerpo pintada por Ingres, que tiene algunas obras más en este edificio. Este pintor nos introduce en la pintura francesa de su tiempo, donde podemos encontrar cuadros de Géricault, Meissonier, Corot, Daubigny y Puvis de Chavannes.


El triunfo del Arte (1894),Ayuntamiento de París 

En 1919 acompañó al rey de España durante su visita a la Academia Francesa y con este motivo fue promovido para la gran cruz de Alfonso XII. 

Es probable que el Autorretrato que guarda el Museo del Prado fuera pintado para el Museo de Arte Moderno de Madrid en agradecimiento a esta institución, que a su muerte le dedicó una sesión conmemorativa.
 
León Bonnat murió en Monchy-Saint-Eloi, el 8 de septiembre de 1922.