Blog de Arinda

OBJETIVO :En este Blog vas a encontrar mis producciones en pintura y escultura. Además, material recopilado a través de mi trabajo como maestra, directora e inspectora, que puede ser de interés para docentes y estudiantes magisteriales .

jueves, 21 de octubre de 2010

21 DE OCTUBRE- JOSÉ CARBAJAL "EL SABALERO" ENTRÓ A LA LEYENDA

EL SABALERO YA NO PESCARÁ CON SU MÚSICA, LAS INFANCIAS, LOS AMIGOS, LAS TRAVESURAS, LOS TRABAJOS  ... Y EL AMOR

memoriasdelatierra | 17 de febrero de 2010
Fragmento del documental de Canal Encuentro sobre JOSE CARBAJAL "EL SABALERO"

José María Carbajal Pruzzo nació en Juan Lacaze, 8 de diciembre de 1943, conocido como "El Sabalero", cantante, compositor y guitarrista uruguayo, autor e intérprete de varias canciones exitosas como Chiquillada, A mi gente y La Sencillita.

 Dice El Sabalero: "Nací el día de las playas del 43' en Juan Lacaze o Puerto Sauce, un lugar precioso sobre el Río de la Plata, ahí en el Departamento de Colonia.
Cuando era chiquilín, había dos fábricas que regulaban la economía de toda la población. La textil con unos 1.800 obreros y la papelera con unos seicientos.
Eran los años de la posguerra y mucha gente del campo y de los pueblos vecinos y no tan cercanos, llegaba en busca de trabajo como lo habían hecho mis padres en el 40 y esa gente se iba estableciendo en los alrededores creando barrios nuevos. Así fue creciendo el paisaje de casitas con terreno y el pueblo se extendió a lo largo de la costa.
Las chimeneas altísimas se levantaban por sobre las aguas amarronadas del Plata, por sobre las interminables dunas donde los pescadores tenían sus chozas, sus perros, sus redes tendidas al sol y sus botes a pocos metros de las gaviotas y los caraos. Y pasando los médanos, un poquito más allá, en los barrios verdes de plátanos y paraísos, el viento secaba mamelucos y guardapolvos recién lavados.


Vista de Juan Lacaze

Fuimos creciendo en la libertad de las lagunas rebozantes de palometas, juncales y pájaros con todos los colores y con todas las melodías. En la pesca del sábalo a la orilla del enorme río, dura pero divertida. Con las chimeneas delante de los ojos, que esperaban nuestros catorce años para abrir el portonazo de hierro y tragarnos para siempre... y ese sería nuestro destino en el mejor de los casos.
Hice los siete años de primaria en la Escuela Industrial Don Bosco, un año en el liceo público y cumplí los 14. Cumplí los catorce años y abandoné el saloncito con treinta bancos, mapamundi, hombre anatómico y risas infantilotas y me aturdí entre el estruendo de 400 telares, otros olores, otro lenguaje y otros. Otros, mitad maestros y mitad compañeros, que me enseñaron durante seis años la más difícil de las materias. La fraternidad.
Mientras tanto, con cuatro amigos, una amiga y el apoyo de algunos profesores, fundamos el liceo nocturno libre, o sea que debíamos rendir exámenes totales para oficializar el pase al siguiente curso.
Desde niño me apasionó la lectura... y las letras me fueron ganando.
Comencé a escribir desde muy joven y con una guitarra que compartíamos entre muchos amigos y, con el paso del tiempo, me fui volviendo medio cantor, medio compositor, medio poeta.
En 1967 llegué a Montevideo y me quedé trabajando en las peñas folclóricas donde cantaba mis canciones y en la biblioteca del Ministerio de Ganadería y Agricultura.
Hice un disco con cuatro canciones que pasó desapercibido, hasta que en 1969 grabé mi primer LP en el que sonaban "Pantalón cortito" , "La Villa Pancha" y "Sentados al cordón de la vereda" que como a las otras, la gente las había rebautizado, en realidad, se llaman Chiquillada, La sencillita y A mi gente.
Mi vida cambió porque las canciones impactaron en los uruguayos y algunas se me fueron por Latinoamérica y se hicieron bastante populares.

 El Sabalero 1973
Entonces llegó el momento de elegir y elegí.
La música y la escritura me convencían más que los consejos de mi madre que se preocupaba por las inseguridades de la aventura no muy prestigiosa que yo comenzaba seriamente. Vida de cantor y guitarrero.
Y seguí en esto.
Fui a Buenos Aires (Argentina) y de allí a España, donde estuve un año y medio hasta que el franquismo me expulsó a Francia.
Cinco años después, Holanda llenó todos mis rincones vacíos... y luego... sobrevolamos México hasta el 84. Volví o volvimos a Uruguay el 3 de noviembre de ese año y nos quedamos ocho más en Montevideo donde nació nuestro hijo Antolín en el 85. Catalina nació en Holanda en el 89, aunque todavía vivíamos en Montevideo.





 Antolín Carbajal -el hijo del Sabalero
 Catalina Carbajal -hija del Sabalero

Hace ya muchos años recalamos en Amsterdam y reparto mi tiempo entre Holanda donde escribo canciones y cuentos, estudio holandés, cocino, limpio y cuido mis hijos y mi casa, y Uruguay, Argentina y otros países donde sigo trabajando en la música con un grupo permanente de diez personas que formamos por el 86". 
 En 1992 se radicó nuevamente en Holanda, aunque mantiene un grupo musical en Montevideo por lo cual divide su vida entre ambos países.

 El concierto "La historia de mis canciones", en el Teatro Solís, fue uno de esos espectáculos que serán recordados a través de los años como un hito en la historia siempre fecunda de la música popular uruguaya.
 
La vida lo ha llevado a vivir en distintos países, pero fue en Holanda donde echó raíces más profundas, allí vive su esposa Anke, holandesa, profesora de Arte Latino y sus hijos Antolín y Catalina, el artista no sabe bien si “Holanda es una segunda patria, pero tengo allí cosas muy queridas, mi familia está allá, mis hijos, mi mujer, mis nietos, la familia es importantísima, pero por suerte ahora vienen, en diciembre llega Antolín, luego Catalina, en enero viene mi señora y alguno de mis nietos también viene ahora para el verano”.
Cuando se le preguntó porque no trabaja como músico en Holanda respondió
–Porque a los holandeses no les interesa la música uruguaya. Primero, el lenguaje es una barrera muy fuerte. Y los uruguayos no tenemos un aparato nacional de divulgación musical. Al candombe no lo conoce nadie, y sin un sello discográfico que apoye, arrancar solo, a esta altura, no. Prefiero cocinarles a los botijas. Además, para trabajar, me voy a Uruguay. Entre dos y tres veces por año viajo a mi país y actúo. El año pasado estuve nueve meses.
Por eso hasta el día de su muerte transcurrió su vida entre Holanda y Uruguay. Y Uruguay fue el lugar que el destino le marcó para nacer y para morir.
El 21 de octubre de 2010 deja de existir- por un ataque cardíaco - en su casa de Villa Argentina - departamento de Canelones, Uruguay 
Vista de Villa Argentina - El Águila

Casa del Sabalero en Villa Argentina "Cantolina del Águila"


 RECONOCIMIENTOS 

Es convocado para participar en el Proyecto "Ceibal canta"  y el Sabalero explica " consiste en  cantarle a todos los chiquilines de cuarto, quinto y sexto año de escuela primaria. Estamos incorporando temas de Aníbal Sampayo, Osiris Rodríguez Castillo, Eustaquio Sosa, Daniel Drexler, Ruben Olivera, de Carlos De Mello… Vamos a hacer una especie de estampa del Uruguay geográfico: ríos, montes, arroyos, barriadas, pueblos en canciones y palabras. Además, vamos a dar datos de la producción de cada región, proyectando cosas, con buena iluminación. Vamos a seducir a los chiquilines. Es una especie de aula abierta.
Lo que me dijo la directora de Primaria es que es un aula abierta, como una clase general de geografía y de cultura uruguaya. Vamos a hablar de todo un poco. En cada región de Uruguay cambia la producción y entonces le vamos a contar a los chiquilines las cosas de su lugar. Hacemos una pintura del Uruguay, de todo el territorio, y también del lugar donde estamos.
Montevideo, Canelones y San José vamos a tratar de solucionarla en el LATU que tiene unos locales enormes. Después de departamento en departamento vamos a ir aprovechando las salas más grandes y vamos a tener también una carpa para el medio del campo o donde no haya salas. La carpa será más o menos para 1.000 chiquilines. Habrá proyectores, juego de luces, un espectáculo de verdad hecho para ellos.
"
Su disco La Casa Encantada es material de estudio en las escuelas primarias de Uruguay.

Homenaje en Juan Lacaze 11 de diciembre de 2009 -Con alumnos de la Escuela Nº 105 de Colonia
  “Recibir un aplauso, un beso, un abrazo de ustedes, es muy emocionante , creo que soy yo el que tengo que abrazar a ustedes, por esto que acaban de hacer, con estos gurises, con esta gente, felicito y aplaudo yo a Juan Lacaze, son ustedes los merecen este agradecimiento”  el “Sabalero”.


 "Referirse a José María Carbajal Pruzzo significa centrar la atención en uno de los exponentes mayores de la canción popular uruguaya, en uno de los referentes más contundentes de un modo de ser uruguayos, en alguien que a partir de la descripción de la comarca ha logrado describir el mundo, en alguien que a través de sus textos (canciones y relatos) ha conseguido exponer la condición humana.
Con más de cuarenta y cinco años de trayectoria artística, El Sabalero permanece intocable en el podio de la popularidad con un poder de convocatoria irresistible. Es tal vez el cantor con mayor postura rocker de nuestro país tanto así que muchos lo han definido como el Tom Waitts uruguayo. Entiéndase por postura rocker un modo contestatario de plantarse ante la vida, un espíritu libertario en permanente desmarque de lo convencional, de los usos y costumbres que tarde o temprano adormecen la sensibilidad y con ello lo mejor de la existencia. Vaya paradoja en alguien que nutre sus creaciones en las raíces más profundas de la identidad folclórica regional.
Con el cabello encanecido este guerrero humanista sigue dando su batalla por la belleza, sigue ofreciendo lo mejor de sí a sus semejantes, esos que durante generaciones crecieron, lloraron y rieron con sus canciones desde que "Chiquillada" o "A mi gente" ­por citar tan solo dos ejemplos­ han pasado a formar parte de lo mejor de la cultura popular.


Algunos amigos 

 Pitufo Lombardo



Fernando Cabrera
Mario Carrero
Numa Moraes

                   
 Lo suyo es la ruptura permanente, desde sus mínimos gestos hasta la exposición mediática. No se le puede encasillar en un estilo definido: no es folclorista, no es roquero, ni candombero ni tanguero. Nunca se ató a ningún género, tal vez porque, como pocos, supo desde muy joven que la vida es mucho más que eso, mucho más que una canción, la vida son muchas canciones y una variada paleta de estilos y colores y eso es precisamente lo que Carbajal propondrá a sus auditores en el Solís.
Sobre el escenario estará arropado por un solventísimo staff de músicos, ellos serán Roberto "Palito" Elizalde en guitarra, Eduardo "Chancha" Elizalde en batería, Alfonso "Piojo" Santini en bajo, Fernando "Burro" Goicochea en piano, Carlos "Boca" Ferreira en percusión y Eduardo "Pato" Acevedo en armónica. El sonido será de Daniel Blanco.
Cuenta Carbajal que estas canciones "fueron apareciendo así como así. Como por encanto. Como si no hubiese habido nadie detrás de cada historia. Eran tan simples que no valía la pena llamarlas canciones. Eran las cositas de todos los días. Las que pasan desapercibidas. Las que todos hacíamos sin darnos cuenta. Las infancias, los amigos, las travesuras, los trabajos. Y el amor... el amor...".
Jorge Yuliani


“Pantalón cortito, no es una poesía, es apenas un juntar palabritas y decir lo que hacíamos en el baldío,
El barquito, la pelota, la cometa, era  lo que hacíamos todos los chiquilines de esa generación” 
El Sabalero

FUENTE
Wikipedia
La República- Carlos R. Oroño |
Uruguay al día - Javier Tairovich (UD