Blog de Arinda

OBJETIVO :En este Blog vas a encontrar mis producciones en pintura y escultura. Además, material recopilado a través de mi trabajo como maestra, directora e inspectora, que puede ser de interés para docentes y estudiantes magisteriales .

miércoles, 27 de febrero de 2013

EL 27 DE FEBRERO DE 1863 NACÍA JOAQUÍN SOROLLA

PINTOR DE LA LUZ Y EL MOVIMIENTO

Autorretrato -  1906
Óleo sobre lienzo, 70x50.
Museo Sorolla, Madrid.

Joaquín Sorolla y Bastida  nació en Valencia, 27 de febrero de 1863.
Fue un pintor y artista gráfico español. Está considerado uno de los máximos representantes del Impresionismo español, del que hizo una interpretación muy personal basada en el protagonismo de la luz y el movimiento de las figuras representadas.

Sus padres fueron Joaquín y María Concepción. La pareja tuvo dos hijos siendo Joaquín el mayor. 

La pareja, desde el día que llegó de Teruel para abrirse camino en Valencia, instaló una modesta tienda de tejidos “de los Sis dits”.
Durante el calor sofocante del verano de 1865 estalla una epidemia de cólera en la ciudad y   muere su madre. Su padre no puede superar este dolor y fallece tres días después.
Al quedar huérfanos,
Joaquín que contaba con dos años de edad y su hermana Concha de un año fueron recogidos por su tíos, Isabel Bastida y José Piqueras, de profesión cerrajero. 
Este matrimonio no tenían hijos. 
Joaquín mostró una gran inclinación por el dibujo desde muy temprana edad. El niño observaba a su tío en la fragua, mientras pintaba con pasión. 
Los tíos, a pesar de su condición humilde, se preocuparon por la educación del niño,
Además su tío intentó enseñarle, el oficio de la cerrajería, pero era evidente que
la verdadera vocación de Joaquín  era la pintura.
Tanto sus tíos como el director de la escuela a la que concurría, reconocieron esa inclinación por el dibujo y la pintura. El docente aconseja que el pequeño Joaquín sea matriculado en la Escuela de Artesanos, donde asiste a las clases nocturnas de dibujo del escultor Cayetano Capuz.
En su adolescencia  desarrolló dos trabajos, como cerrajero y coloreando fotografías. 

A la vez asiste a las clases.
Entre los años 1878 y 1881 estudió en la Escuela de Bellas Artes, dependiente de la valenciana Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, donde tuvo como maestros a Salustiano Asenjo y al paisajista Gonzalo Salvá.




El joven Joaquín

A los dieciséis anos Sorolla se ha convertido ya en un brillante alumno de la Escuela de Bellas Artes de San Carlos.
En la Exposición Regional de Valencia, consigue una medalla de cobre por su acuarela de adolescente, «El patio del Instituto».
Su tío estaba entre orgulloso y preocupado y decía "Ser artista es negocio de corazón caliente y estómago frío". 

Por ello insistió para que aprendiera su mismo oficio.
En 1880, una sociedad de recreo, valenciana, "El Iris”, convoca un Concurso y este muchacho a medias herrero y a medias pintor gana un premio con un Oleo sorprendente... "Moro acechando la ocasión de venganza”.
En ese momento, un fotógrafo de prestigio, Antonio García, sorprendido por su talento, le contrata en su taller como iluminador de fotografías.
Al año siguiente, Sorolla envía a la Exposición Nacional de Bellas Artes tres marinas que pasan inadvertidas. No se desanima. 


 Monja en oración- 1883 -
Sorolla, - (propiedad particular)

Posteriormente, viajó a Madrid, ciudad en la que tuvo oportunidad de descubrir a los grandes maestros del Prado, como Velázquez, Ribera y Ribalta, los cuales constituirían influencias decisivas en su carrera.
 Al año siguiente vuelve y se encierra durante meses frente a Velázquez, Ribera y Ribalta,
 A los veinte años obtiene su primera Medalla de Oro en la Exposición Regional de Valencia por su obra “Monja en oración” 


El dos de mayo (Diputación Provincial de Valencia)
Fecha: 1884
Museo: Museo del Prado
Medidas: 400 x 580 cm
Estilo: Impresionismo
Material: Oleo sobre lienzo

El sentimiento trágico de la vida invade el alma española. Después comentaría Sorolla que para triunfar aquí era necesario «hacer un muerto». Por eso, enfrentándose al tema histórico, decide pintar un inmenso cuadro "El dos de mayo" que presenta en una Exposiciòn en 1884 El lienzo representa la resistencia del pueblo madrileño, al mando del capitán Luis Daoíz, en el Parque de Artillería de Monteleón frente al asalto de las tropas napoleónicas. El herido capitán se aposta ante uno de los cañones e invita a los soldados franceses al ataque. Junto a la rueda del cañón cae mortalmente herido otro oficial y a las puertas del parque un agitado pelotón se abalanza sobre los franceses, sembrando la calle de cadáveres mientras al fondo tienen lugar episodios de lucha. Lo mejor de esta obra debemos buscarlo en la representación  de la escena al aire libre, captando del natural la atmósfera de la batalla, ubicándose las figuras a pleno sol, empleando una pincelada rápida y empastada que ya preludia el genio de años posteriores. 
Obtiene  con él una segunda Medalla y el Estado se lo compra.


EL GRITO DEL PALLETER 1884
óleo sobre lienzo 154x 205cm

 La Diputación Provincial de Valencia ha creado una beca de 3.000 pesetas anuales para perfeccionarse en Bellas Artes en Italia, a lo largo de tres años, que incluye estadía y pensión. Para acceder a ella había que pintar un tema obligado: "El grito del Palleter", conmovedor desafío de un vendedor de pajas al mismísimo Napoleón. En reñida  competición Sorolla en 1884  es declarado ganador y en enero de 1885 sale para Italia, y pasa unos  meses en París, disfrutando de  su vibrante alegría.
Este viaje lo pone en contacto con el naturalismo. Pinta cafés, bulevares, calles, gentes, aire puro. 
De regreso a Roma, comienza a viajar por distintas ciudades italianas, tomando pequeñas notas de color. 
En 1887 se instala en Asís y allí empieza a hacer escenas de ambiente valenciano bajo la influencia de José Benlliure y Gil. Es el inicio de su costumbrismo, que repercutirá en gran medida en su futura obra.


 ”El entierro de Cristo”
Grabado de la ilustaración Ibérica año 1887.(sin montar).Medidas -44X24 

Termina su encargo anual para la Diputación: "El Padre Joke protegiendo a un loco".
En 1887 se presenta a la Exposición Nacional de Bellas Artes con el cuadro ,”El entierro de Cristo”
 La crítica afirma: «Ha pintado no el entierro de Cristo sino la hora en que le enterraron.» Sin embargo, Giner de los Ríos se impresiona: Encierra ese algo misterioso que seduce.»
 

 Clotilde García del Castillo

El 8 de septiembre de 1888 vuelve a España para casarse con Clotilde, hija de su protector y amigo Antonio García.
 

 El matrimonio Sorolla- 1900

 Clotilde con los hijos, día de Reyes.1900

 La vida familiar proporciona estabilidad e instinto de superación. a Sorolla. El matrimonio recién casado, vuelve a Italia ya que aún no se ha terminado la beca, y viven en Asís.
Sin embargo, Sorolla no acaba de encontrarse a si mismo. Sufre entonces una penuria artística espantosa pero sigue trabajando mucho,
con gran ahínco, con gran fe, a pesar de su desfallecimiento moral. 

 María sentada 1894
óleo sobre lienzo 64x80cm
Colección particular
María Clotilde- 1900
Óleo sobre lienzo 110x 80 cm
Colección particular 

En el año 1890 nace en Madrid su primera hija, María Clotilde. 



El artista se presenta a la Exposición Universal con su cuadro “EI bulevar de París", donde la atmósfera de Ia tarde parece suspendida en Ia alegre conversación de un café iluminado. 
Vista urbana de una gran avenida de la ciudad francesa con iluminación nocturna. Por la calzada cista en escorzo avanza un automóvil, y las aceras se ven animadas por numerosas figuras. Una serie de farolas de luz blanquecina ilumina la calle, en cuyo flanco izquierdo se alza la fachada y la torre de un edificio religioso.
Realizado durante su estancia en París durante la primavera y el otoño del año 1885.
La fachada del edificio religioso que se observa a la izquierda podría identificarse posiblemente con la Abadía de Saint Denis de París.

 
 La otra Margarita- 1892

En 1892 participa de nuevo en la siguiente Exposición Nacional con su obra "La otra Margarita" que obtiene Ia primera medalla y un triunfo resonante. El cuadro se exhibe en Ia Exposición Universal de Chicago de 1893. 
Se dice que Joaquín Sorolla, cuando viajaba en tren de Valencia a Madrid, fue testigo del traslado esposada, de una mujer acusada de haberle quitado la vida a su bebé. Una pareja de policías custodiaba a la detenida. Esta escena impresionó mucho al pintor, y un día se dispuso a abocetar en el estudio la tremenda escena. 
 Para pintarlo, Ilevó a sus modelos a un vagón de tercera y así describe a la madre infanticida y a los guardias civiles que la custodian.
En los primeros bocetos mostraba un abigarrado conjunto, como solía viajarse entonces, incluyendo inicialmente hasta la figura de algún niño.
Pero, al final, tomó la decisión de expresar el drama con la mayor simplicidad: y así retrató a la desgraciada madre en el centro de un vagón sin pasajeros, la cabeza inclinada sobre un hombro, mirando el piso, con frías esposas rodeando sus muñecas. Y a la diestra un atado con sus humildes pertenencias. La representó joven, muy triste y abatida. Al fondo, una pareja de la Guardia Civil, medio adormilada, vigila a la detenida. No podía faltar la representación maravillosa de la luz del sol, entrando por los altos balcones e iluminando la escena.



 “El día feliz”

También presenta otro cuadro, “El día feliz” , una playa levantina, donde el sol se refresca entre las barcas, dentro del agua. 
  El beso de la reliquia. -1893
  Óleo sobre lienzo, 103x125. Museo de Bellas Artes, Bilbao.

En 1893 pinta el divertido cuadro “El resbalón del monaguillo” .
 Ese año pinta ”El beso de las reliquias” de influencia naturalista. Sorolla sigue buscando su estilo
Recibe su tercera medalla en el Salón de París con ”El beso de las reliquias” y con la misma obra-  en el año1894 - obtiene la segunda medalla en la IV Exposición Internacional de Viena.

La vuelta de la pesca - 1894.
Óleo sobre lienzo, 265x325. Museo d´Orsay, París.

Aún dicen que el pescado es caro - 1894
Óleo sobre lienzo, 151x204. Museo del Prado, Madrid.
 
Pescadoras en la playa de Valencia
Autor: Joaquín Sorolla
Fecha: 1907
Museo: Museo Sorolla
Características: 82 x 106,5 cm.
Estilo: Impresionismo
Material: Oleo sobre lienzo
 

Paseo por la playa, 1909.

Frente al mar, Sorolla pinta varios cuadros decisivos.« La vuelta de la pesca»  Paris) y el tan conocido «Aún dicen que el pescado es caro», donde presenta a la muerte de un joven
pescador en el mar.
Con ambos acude a la Exposición Nacional de 1895. «Dicen que el pescado es caro» gana por unanimidad Ia Primera Medalla.
  Madre -1895
Óleo sobre lienzo, 125x169
 ( Museo Sorolla, Madrid.) 

Mientras tanto, la familia se ha completado.
 En 1895 Joaquín y Clotilde son padres por segunda vez.
Nace su hijo varón, Joaquín y ésta circunstancia es aprovechada por el pintor para plasmar un momento familiar entrañable creando su obra "Madre". 
Todo el cuadro emana paz, el cansancio de la madre y, al mismo tiempo, su cuidado constante por el pequeño. Nótense los volúmenes tanto de la colcha como de la almohada. En esta obra es sumamente parco, centrándose solamente en las cualidades de la madre.


En el año 1895 nace Elena, Ia última de sus hijos. Sorolla comienza a interesarse por ese mundo vital y apasionante de la infancia. 


 
 La familia Sorolla 


La Investigación -1897

El el artista sigue presentándose a las Exposiciones Nacionales. 
A la de 1897 envía once obras, entre las que destaca -"Una investigación", magnifico estudio de luces. 
Esta obra está fechada en 1897 y realizada en el laboratorio del doctor Luis Simarro Lacabra, amigo y protector de Sorolla. Un único foco de luz, la lámpara de la izquierda, incide sobre la bata blanca del doctor, que analiza unas pruebas rodeado por su equipo de colaboradores. Éstos prácticamente están iluminados por la reflexión de la luz en la habitación.


 
Joaquín Sorolla,  Trata de blancas - 1894
Óleo sobre lienzo, 166x195.( Museo Sorolla, Madrid)

Otro cuadro interior y patético es «Trata de blancas», donde un grupo de muchachas duermen en una estación, indiferentes a su destino. El autor ha de adaptarse al realismo social, dominante en los certámenes de la época. Para ello, mantiene su temática costumbrista, siendo los títulos los que aportarán la denuncia social.
Las alabanzas se multiplican pero todavía Sorolla no ha conseguido su meta que era ganar una Medalla de Honor.



Desde que pintó ese magnifico cuadro, «La vuelta de la pesca», con los bueyes arrastrando la barca hasta la orilla —tema constante en su obra—, Sorolla se ha encontrado a si mismo, a su mundo marino y claro. 

Esto lo lleva a pintar con impaciencia.
Sorolla expresaba -"La ansiedad es lo que más me consume la vida. Me falta la flema de un Velazquez".



“Cosiendo la vela” 1896. 
Óleo sobre lienzo, 93 x 130 cm. 
Colección particular.

En 1899 se presenta a la Exposición Nacional con siete cuadros.
“Cosiendo la vela” se trata de una obra genial, donde la vela, deslumbradora, recuerda a una nube atrapada entre las agujas y las manos de las mujeres. Fue expuesto en Munich,
Viena, Madrid, París y Venecia y con el obtuvo dos medallas de oro. 


  “Comiendo en la barca”-1898

De 1898 pinta otro cuadro, derroche de sensibilidad y técnica, es “Comiendo en la barca”, bajo esa bóveda luminosa de la vela. El tema del cuadro es sencillo: un grupo de pescadores se dispone a comer en la cubierta de una barca de pesca que se encuentra varada en la arena. Se protegen del sol con la vela que descansa sobre la botavara de la embarcación a modo de toldo. En un segundo término la proa de la barca reverbera al sol de un día resplandeciente; más allá se recorta el azul del cielo sobre el del mar. Representa una escena costumbrista a orillas del Mediterráneo, esta fue la pintura más cara de su época.

“Triste Herencia” 1899.
 Óleo sobre lienzo, 210 x 285 cm. 
Caja de ahorros de Valencia. 

En esta importante Exposición francesa se le concede el Gran Premio del Pabellón Español por su cuadro .”Triste herencia”, una patética escena contemplada en la playa de Cabaña. Varios niños lisiados, apoyados en sus muletas, se bañan en el mar sostenidos por un fraile.
Pero Sorolla parece que no puede vivir sin presentarse a las Exposiciones Nacionales. En 1901 envía dieciséis cuadros y recibe  la tan deseada y cotizada Medalla de Honor, ese trofeo que había estado persiguiendo largos años.


Después del baño - 1904
Sorolla es nombrado vicepresidente del Jurado de la Exposición Nacional de 1904.
Fuera de concurso expone cuadros de gran belleza plástica como “Después del baño”, ese niño al que dos mujeres cubren con una sábana dentro de una barca.


Sol de la tarde - 1903.
Óleo sobre lienzo- 299 x 441 cm.
Nueva York, The Hispanic Society of America


Verano- 1904


En 1905 envía al Salón de Artistas Franceses dos cuadros de enorme fuerza, “Sol de la tarde”, a su juicio su mejor obra, y la bellísima composición  infantil “Verano”.
 
 Nadadores- 1905

Niños en la playa- 1910

 Ese mismo año pinta en Javea ese maravilloso cuadro de niños jugando con el mar y sus orillas, entre el reflejo cristalino de sus cuerpos y el temblor de las aguas.
Para Sorolla comienza una nueva etapa. Le espera el mundo y se lanza a conquistarlo en una forma  difícil, las exposiciones individuales.
En 1906 inaugura la primera en París, a la que envía 500 cuadros. El crítico Rochefort escribe..”Un magnifico pintor ha nacido... desgraciadamente no en Francia”
Vende 60 cuadros. Después de este esplendido resultado se anima a exponer al año siguiente en Berlín.
Una enfermedad de su hija María le impide a Sorolla asistir a la Exposición que no queda bien organizada y por lo tanto resulta un fracaso.
Pero para Sorolla los fracasos son estímulos.
En 1908 expone en las Galerías Graffond de Londres  con 268 cuadros y a pesar de la buena aceptación de su obra Ramiro de Maeztu corresponsal en Londres. no le dedica grandes elogios.
Seis meses después envía a Nueva York Hispanic Society, 350 cuadros y ahora sí el  éxito es delirante.


“EI baño del caballo”
(Museo Sorolla - Madrid) 
La herida del pié - 1909
Óleo sobre lienzo, 109x99.
Museo J. Paul Getty, Santa Mónica, California

Sorolla pasa veranos en Javea y retoma su estilo sorollista. Son de esta época “EI baño del caballo”y “La herida del pie”
Con el dinero obtenido en las Exposiciones de París y de Estados Unidos decide dar forma a un viejo sueño y así se inicia la construcción de su casa en Madrid, hoy día convertida en el Museo Sorolla.


 
 Retrato de Alfonso XII

Retrato de Menéndez Pelayo

Pérez Galdós

Pio Baroja

En 1910 termina un cuadro que le encarga el rey del tabaco americano..”Colón partiendo del puerto de Palos”. También pinta retratos a los personajes más representativos del momento. Alfonso XII, Menéndez Pelayo, Pérez Galdós  Echegaray y Pio Baroja.
Un año más tarde el artista emprende el segundo viaje a Estados Unidos y expone en
Chicago. Se calcula que ven sus obras más de 100.000 personas, se venden muchas de ellas y le encargan una serie de retratos. A su vuelta pasa el verano en Zarauz pero el mar no es el mismo, ni el cielo. Ni el aire.

 
  The Hispanic Society of America







Inicia Sorolla el último y más apasionante de sus trabajos, que para  muchos es también el mejor. Libre de otros cuidados, deja materialmente la vida tratando de convertir en cuadros el alma plural de España.
Viaja por todas las regiones, busca modelos, realiza estudios y bocetos. Toda su pintura se realiza al aire libre excepto el panel del Patio sevillano.
 

Sin embargo, muy pronto los lienzos se le quedan pequeños. Sorolla decía,"Esta obra de las regiones me tiene un tanto contrariado, porque quiero hacer una capa y solo me han dado tela para una montera. Setenta metros de lienzo. Cómo se puede, por ejemplo, pintar toda Castilla en catorce metros? "
Descubre Castilla y se siente hondamente conmovido ante la grandeza de su parda Ilanura. La región que más lo ha emocionado . Decía Sorolla que hay en Castilla una conmovedora melancolía.-
Trabaja sin descanso y empieza a manifestarse los síntomas del  cansancio. Comienzan las molestias físicas, los dolores cabeza. Sorolla se siente viejo pero sigue  pintando con ansiedad, con inquietud. Le consume la tension interior.


Ese año 1910 el presidente de The Hispanic Society of America le encarga a Sorolla, en nombre de la Sociedad, el más ambicioso de sus proyectos: decorar el gran salón de su biblioteca con paneles que representen a las distintas regiones españolas. La obra consistiría en un mural de 70 metros de longitud con 14 escenas diferentes que terminaron siendo en realidad la visiónde Sorolla de España y Portugal de esa época.
Sorolla se recorre media España para reflejar sus cuadros tipos más representativos.

 El encierro- Andalucía

 Esta es la historia de dos jinetes, Alberto Ramos Hidalgo, montado en un caballo rojizo y Antonio Vargas Heredia, montado en un caballo gris plateado; ayudados por tres jinetes más. Era un día en el que tenían que hacer el traslado de unas reses desde el cortijo de los frailes a un pueblo cercano en fiestas llamado Fuente Genave (Sevilla),en el que por la mañana habrá un encierro y por la tarde estas mismas reses servirán para hacer una corrida de toros en la plaza del pueblo.
El momento más crucial de esta historia es cuando el ganado tiene que atravesar la vía del tren, ya que los protagonistas de esta historia Alberto y Antonio saben que tienen un tiempo limitado para cruzar la vía.
En cabeza del ganado van dos mansos muy grandes, robustos y buenos guias, que junto con Alberto y Antonio dirigen el paso del ganado. Las reses debido ha su peso no están muy ágiles, pero contando con la profesionalidad y maestría de estos dos buenos jinetes y los otros tres restantes en la cola del ganado realizan el recorrido y el paso de la vía con gran éxito. Llegando a Fuente Genave con tiempo suficiente para que el ganado bebiera , descansara y estuviera listo para el encierro.
El encierro de la mañana fue todo un éxito, los animales resultaron ser muy nobles. La corrida de la tarde fue aún mejor, con abundante público en la plaza; llegando a indultar a uno de los toros. 


Tipos de Ávila (1912). 

Novios salmantinos (1912)

Jardín de la casa Sorolla-1919- Sorolla

Óleo - "Patio de la Casa de Sorolla (1917)

Entre 1910 y 1912 construyó su casa en Madrid, hoy Museo Sorolla, en el número 37 del paseo del General Martínez Campos. La casa y el jardín fueron ideados y diseñados por él mismo, creando así un lugar íntimo en cuya luz y vegetación encontró inspiración para sus pinturas.


Contrabando en Ibiza


 Joaquín Sorolla Bastida fotografiado por Ragel- (1915) 

El hijo del pintor, Joaquín Sorolla y García sentado (1917)

 
 Contrabando en Ibiza

 En junio de 1919 finaliza la grandiosa obra y comunica Ia noticia a su familia por telegrama.
“Hoy quedó definitivamente cuadro compuesto. Tiene fuerza emocionante. Abraza a todos. Padre”.. 

En el mes de agosto pinta su ultimo cuadro, "Contrabando en Ibiza".

Sorolla pintando en su jardín 
En la mañana del 17 de julio de 1920, mientras se encontraba pintando en el jardín de su casa, sufrió un ataque de hemiplejía que le impidió continuar con su pintura
Tres años vive como sin vida sobre un sillón de ruedas.
 Falleció en su hotelito de Cercedilla (madris), en la sierra de Guadarrama el 10 de agosto de 1923 y es enterrado en Valencia con los honores de Capitán General.

ANÁLISIS DE LAS OBRAS 


Niños en la playa
Autor: Joaquín Sorolla
Fecha: 1910
Museo: Museo del Prado
Características: 118 x 185 cm.
Material: Oleo sobre lienzo

"Si hay un pintor que ha sabido captar la luz del Mediterráneo es, sin lugar a dudas, Joaquín Sorolla. Fue un especialista en reflejar en sus obras la luminosidad y la alegría del Levante español. Valencia, su ciudad natal, será su lugar preferido de inspiración y donde encontrará su temática favorita: pescadores, niños bañándose, jóvenes en barco, etc. Por eso los retiros del artista a Valencia van a ser cruciales para su producción. Era habitual encontrarle por las playas captando en sus lienzos a sus gentes y su luz, esa luz dorada y brillante que tan bien ha sabido mostrar Sorolla en sus cuadros. Niños en la playa es una de las obras cumbres del pintor. Tres niños aparecen tumbados en la playa, en el lugar donde el agua de las olas se mezcla con la arena, muy cerca de la orilla. Los niños desnudos, como se bañaban en los primeros años de siglo los muchachos del pueblo, demuestran el perfecto dominio del pintor sobre la anatomía infantil. Pero el tema no deja de ser una excusa para realizar un estudio de luz, una luz intensa que resbala por los cuerpos desnudos de los pequeños. Las sombras para Sorolla no son de color negro tal y como dictaba la tradición, sino que tienen un color especial según consideraba el Impresionismo. Por eso aquí emplea el malva, el blanco y el marrón para conseguir los tonos de las sombras. Una de las preocupaciones del pintor eran las expresiones de los rostros, que ha sabido captar perfectamente en el niño que nos mira aunque su cara no esté claramente definida. Observando este cuadro, el espectador puede respirar la atmósfera del Mediterráneo, que Sorolla tan bien conocía."
http://www.artehistoria.jcyl.es



Dos de mayo
Autor: Joaquín Sorolla
Fecha: 1884
Museo: Museo del Prado
Características: 400 x 580 cm
Estilo: Impresionismo
Material: Oleo sobre lienzo

"Sorolla envió este cuadro de historia a la Exposición Nacional de 1884, obteniendo una segunda medalla. El lienzo representa la resistencia del pueblo madrileño, al mando del capitán Luis Daoíz, en el Parque de Artillería de Monteleón frente al asalto de las tropas napoleónicas. El herido capitán se aposta ante uno de los cañones e invita a los soldados franceses al ataque. Junto a la rueda del cañón cae mortalmente herido otro oficial y a las puertas del parque un agitado pelotón se abalanza sobre los franceses, sembrándose la calle de cadáveres mientras al fondo tienen lugar episodios de lucha. Lo mejor de esta obra debemos buscarlo en la plasmación de la escena al aire libre, captando del natural la atmósfera de la batalla, ubicándose las figuras a pleno sol, empleando una pincelada rápida y empastada que ya preludia el genio de años posteriores."
http://www.artehistoria.jcyl.es



Saliendo del baño
Autor: Joaquín Sorolla
Fecha: 1915
Museo: Museo Sorolla
Características: 130 x 150,5 cm.
Estilo: Impresionismo
Material: Oleo sobre lienzo

"Pintado en Valencia durante el mes de junio, el lienzo aporta una luz característica de la mañana más fría y azulada. El tema recogido es muy frecuente entre los lienzos de playa, de los que el pintor hace numeroso versiones porque tuvieron muy buena acogida por el público y la crítica."
http://www.artehistoria.jcyl.es

 Sorolla pintó esta escena de una madre y su hijo al borde del mar resultando una composición radiante y luminosa, fiel a su estilo 'luminista'. El niño está cubierto por una toalla blanca con la que le ha envuelto su madre, a la que mira con recelo (probablemente porque no quería salir del agua), mientras ella contempla maravillada a su hijo, que le parece lo más hermoso del mundo. La barca encallada y las olas del fondo componen un cuadro de gran armonía cromática. En esta obra quedan patentes los distintivos rasgos impresionistas, no hay negro ni contornos y las sombras que proyectan las distintas figuras son de color malva. 


Retrato de Beruete
Autor: Joaquín Sorolla
Fecha: 1902
Museo: Museo del Prado
Características: 115 x 105 cm.
Material: Oleo sobre lienzo

"Sorolla se traslada con su familia a Madrid, donde existe una importante demanda de retratos. Para superar el bajo momento económico en el que se encontraba inicia una frenética actividad como retratista, precisamente gracias a su amigo, el también pintor Aureliano de Beruete que aquí vemos retratado. Fue Beruete quién sugirió a Sorolla que trabajase como retratista porque podría obtener mucho éxito y dinero, como así fue. En los primeros años del siglo XX, los retratos de Sorolla se pondrán de moda en Madrid siendo el artista muy solicitado. Aureliano de Beruete era paisajista, crítico e historiador del arte, uno de los primeros que realizó un estudio crítico sobre la obra de Velázquez. Le vemos en su estudio, sentado en un sillón cubierto con una tela, vistiendo traje gris azulado, con guantes y sombrero en las manos; al fondo se aprecia un caballete con un paisaje, para recordarnos la actividad en la que destacaría el retratado. La característica que define todos los retratos de Sorolla es la familiaridad con la que representa a sus modelos, mostrándolos al espectador como si éste le conociera. Siempre intenta que la atención se centre en el rostro, más iluminado por la luz para contrastar con el traje y el fondo, como en este caso. Existe una importante base dibujística pero la pincelada es suelta, como apreciamos en el sillón, la barba o el cabello. Los detalles dejan paso a la luz y a la expresividad, como ya había hecho la Escuela barroca española en cuyas fuentes bebió Sorolla. Su fama como retratista será tan grande que llegará a recibir importantes encargos del exigente mercado americano."
http://www.artehistoria.jcyl.es



La siesta
Fecha: 1912
Museo: Museo Sorolla
Medidas: 200 x 201 cm.
Estilo: Impresionismo
Material: Oleo sobre lienzo

La siesta , fue pintada durante el mes de agosto de 1911 en la finca del doctor Madinaveitia de San Sebastián.
Sorolla se entusiasma tanto con el lienzo, que anula los billetes para regresar a Madrid antes de concluir la tela. Ésta nos presenta a su mujer, sus dos hijas y una prima hermana de estas últimas descansando sobre una frondosa pradera. El cuadro  es una clara muestra del estilo de Sorolla donde se perciben grandes y largas pinceladas con pigmento muy disuelto cubren que la mayoría del soporte y grandes empastes en las zonas que quiere destacar, en las figuras, para que el ojo del espectador tenga que desplazarse de un lado a otro. El pintor en este lienzo cuenta con la participación del observador

 HOMENAJES



Casa de Sorolla actualmente "Museo Sorolla"

El Museo Sorolla fue creado por deseo de la viuda del artista, Clotilde García del Castillo, que en 1925 dictó testamento donando todos sus bienes al Estado Español para fundar un Museo en memoria de su marido. Ya fallecida doña Clotilde se acepta el legado el 28 de marzo de 1931, y el 11 de junio del año siguiente se inaugura el Museo. Joaquín Sorolla García, único hijo varón del matrimonio Sorolla, fue el primer Director de este Museo hasta su fallecimiento, por deseo expreso de su fundadora. En 1941 hizo Joaquín testamento legando nuevos fondos al Estado. Tras su muerte en 1948, la donación fue aceptada en 1951. Estos últimos fondos son hoy propiedad de la Fundación Museo Sorolla, según el Estatuto Jurídico que la reglamenta, del 30 de julio de 1993. Desde 1973 el Museo es estatal y depende del Ministerio de Cultura


FUENTES
http://www.artehistoria.jcyl.es
http://www.artespain.com
http://es.wikipedia.org/