Blog de Arinda

OBJETIVO :En este Blog vas a encontrar mis producciones en pintura y escultura. Además, material recopilado a través de mi trabajo como maestra, directora e inspectora, que puede ser de interés para docentes y estudiantes magisteriales .

jueves, 31 de marzo de 2016

EL 30 DE MARZO DE 1746 NACÍA JOSÉ GOYA

PRECURSOR DE LAS VANGUARDIAS PICTÓRICAS DEL SIGLO XX
.
Retrato de Francisco de Goya por Vicente López Portaña




 El 30 de marzo de 1746 nace Goya en el pueblo aragonés de Fuendetodos (Zaragoza).



Si bien inauguró el Romanticismo, también se lo reconoce como un auténtico precursor del Impresionismo, especialmente en sus últimas obras.
Goya probó e hizo prácticamente todo en el ámbito de la pintura: pintura de caballete, murales, grabados, dibujos, retratos y por ello es que fue el artista europeo más notable de su país y de Europa y esto último, justamente, se evidencia en la influencia que ejerció en las generaciones plásticas posteriores.


Su padre fue maestro dorador llamado, José de Goya y  una labriega hidalga, Gracia Lucientes, vecinos de Zaragoza.

 
Casa natal en Zaragoza
 Cocina de la casa natal


Entre los años 175 y 1759 estudia en el Colegio de las Escuelas Pías de Zaragoza con su condiscípulo y gran amigo Martín Zapater.

1760-1764 Formación pictórica con el pintor y profesor José Luzán en su taller y en la Academia de Dibujo de Zaragoza.

1763-1766 Participa en el concurso de pintura convocado por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (Madrid). No obtiene ningún premio.

1770 Estancia de Goya en Italia, por sus propios medios, en donde participa en el concurso de pintura de la Academia de Parma, en el cual recibe una mención.

1771 Regresa a Zaragoza, en donde recibe el encargo de pintar el coro de la Basílica del Pilar.

1773 Se casa con Josefa Bayeu en Madrid. El matrimonio vive en Zaragoza.

Detalle de su primer Autorretrato (hacia 1773)


El Quitasol
En el año 1774 se traslada a Madrid, llamado por su cuñado Francisco Bayeu y por Mengs.
Sus primeros trabajos importantes son los que llevó a cabo, a partir de este año, para la Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara en Madrid, que le contrató para dibujar los cartones que habían de servir de modelos a los artesanos de esta manufactura. En estos cartones, Goya reveló sus dotes para desarrollar una pintura costumbrista y popular llena de gracia y frescura, muy dentro de una estética próxima al rococó en la que se vehicula la vida apacible y esperanzada de un momento marcado por los benéficos efectos de la buena coyuntura económica y por la ilusión que despiertan los avances del movimiento reformista. Entre las mejores composiciones de esta serie hay escenas tan logradas como "El quitasol", El cacharrero, La gallina ciega, La cometa, El columpio o El pelele, reflejo de un mundo donde predomina el juego y la vida alegre y desenvuelta.

En 1785 fue designado teniente director de Pintura. En su labor docente, Goya buscó estimular el camino personal de cada alumno, actitud que define por escrito en su “Memorial” de 1792.

1778 En sus primeros grabados al aguafuerte, copia obras de Diego Velázquez (1599-1660).

En 1780 es nombrado Académico de Mérito de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid por su Caprichos Cristo crucificado.

1781 Duras críticas a su manera de pintar. Enfrentamiento de Goya con su cuñado y La Junta de Fábrica del Pilar. Muere su padre.

1784 Retrata a la familia del infante don Luis de Borbón. Comienza a triunfar como retratista.
.
  Familia del infante don Luis de Borbón

El lienzo recoge una escena familiar de don Luis, el tío del rey de España Carlos IV, en su destierro de Arenas de San Pedro al que se vio abocado por su renuncia a la carrera eclesiástica y su posterior matrimonio morganático con María Teresa de Vallabriga.

En el centro del cuadro aparece el infante don Luis jugando al solitario con cartas mientras peinan a su esposa. Tras él aparecen sus hijos Luis y María Teresa.

La zona izquierda del cuadro está ocupada por el propio pintor inmortalizando la escena y por varias damas mientras que en la zona derecha aparecen varios caballeros y un ama de cría con María Luisa, la hija menor del infante, en brazos.
 
En 1785 es nombrado director adjunto de pintura de la Real Academia de San Fernando.

En el año 1786 es nombrado pintor del rey Carlos III. Reanuda su trabajo para la Real Fábrica de Tapices.

En 1789 es nombrado pintor de cámara por el nuevo rey, Carlos IV. Retratos oficiales del rey y de la reina María Luisa.

Autorretrato con caballete

Es un lienzo de pequeño formato, pintado por placer y al margen de los encargos oficiales.  En esta obra se representa con elegante atuendo y mirada enérgica. Es el único de sus autorretratos en que aparece el sombrero adaptado con pequeños cirios para alumbrar al artista al caer la tarde. Perteneció a los condes de Villagonzalo

1792 Sin licencia real, viaja a Andalucía. En diciembre cae enfermo en Sevilla y pasa a Cádiz. Grave enfermedad (¿saturnismo?) de la que no se recupera hasta abril de 1793. Queda sordo.

1793-1794 Serie de pinturas de gabinete sobre hojalata para huir del convencionalismo "en que el capricho y la invención no tienen ensanche", con escenas taurinas, cómicas y trágicas.

1795 Gana la plaza de director de pintura de la Academia de San Fernando, que fuera de Francisco Bayeu, fallecido el 4 de agosto.

1796 Largas estancias en Andalucía junto a la duquesa de Alba. Realiza muchos dibujos.

En el año 1797 de regreso a Madrid, dimite como director de pintura de la Academia. Comienza la serie de grabados al aguafuerte que llamará los Caprichos Caprichos. 

La serie Los Caprichoses una serie de 80 estampas en aguafurte


 
El Aquelarre


La escena está presidida por el demonio, encarnado en un gran macho cabrío, recibiendo la ofrenda de dos niños. Se considera que el conjunto de lienzos, aparte de recrear episodios inspirados en el Auto de Fe de Logroño de 1610, es una crítica satírica a la superstición por parte de la sociedad ilustrada a la que pertenecían tanto el duque de Osuna como el pintor

1799 Pone a la venta los Caprichos Caprichos en una tienda de perfumista, en los bajos del domicilio de Goya, en la calle del Desengaño 1 (Madrid). Es nombrado primer pintor de cámara.
.
Retrato de la familia de Carlos IV
Entre los años 1800 a 1801 pinta el "Retrato de la familia de Carlos IV".

Realizado entre Aranjuez y Madrid, poco tiempo después de ser nombrado Goya primer pintor de cámara, los precedentes de esta compleja composición son el “Retrato de Felipe V con su familia” de Louis-Michel van Loo y “Las Meninas” de Velázquez.

Más allá del propio retrato, según las actitudes y la colocación de los personajes, se puede extraer de la obra una habilidosa visión del pintor sobre los rasgos psicológicos y los juegos de poder de los protagonistas. Además, destaca el cuidado en el diseño de los trajes (a la última moda), de las joyas y de las condecoraciones. Esta obra figura en 1814 en el Palacio Real de Madrid y en 1824 en las colecciones del Museo del Prado.
En el año 1808 la Guerra de Independencia (1808-1814) En octubre, Goya va a Zaragoza, llamado por el general José de Palafox, para que pinte las ruinas y episodios de la heroica defensa de la ciudad frente a los franceses. Comienza a preparar Caprichos los Desastres de la guerra (1808-1820).

1809 El 23 de diciembre jura fidelidad al rey intruso, José I Bonaparte.

1811 José I concede a Goya la Orden Real de España.

En el año 1814 pinta Caprichos "El dos de mayo de 1808" o "Carga de los mamelucos" y "Los fusilamientos del 3 de mayo" para perpetuar la resistencia y lucha del pueblo español contra Napoleón.

 
Los fusilamientos del 3 de mayo


La obra ilustra los fusilamientos por parte del ejército de Napoleón en respuesta al levantamiento del 2 de mayo de 1808 contra la ocupación francesa.

El cuadro presenta un detallado estudio psicológico de los héroes, que aparecen fuertemente iluminados. De este modo, se pueden diferenciar claramente sus actitudes y caracteres.

La obra se realizó junto a su pareja, “El 2 de mayo de 1808 en Madrid: la lucha con los mamelucos”, a iniciativa del regente don Luis en 1814. Ambas pudieron servir para decorar un arco de triunfo durante la entrada de Fernando VII.
En el lateral inferior izquierdo, se observan las huellas de los daños que sufrió durante su traslado a Valencia en 1937, durante la Guerra Civil española.
 
1815 La Inquisición le abre proceso por considerar obscenas las dos Caprichos Majas. Tras superar la "purificación", se le repone como primer pintor de cámara con sus honorarios, pero será relegado por Fernando VII. Comienza la serie de Caprichos Los disparates (1815-1824), publicada en 1864.

 
Retrato de Fernando VII



Se trata del retrato de Fernando VII. Data de 1815 y es una obra de corte oficialista y propagandístico de la monarquía. La obra posee una rica calidad cromática gracias a la combinación del rojo, el negro y el dorado. Destacan las pinceladas densas, sueltas y rápidas dadas en entorchados, condecoraciones y espada.


Luego de la restauración de Fernando VII, en el año 1815, Goya, se retiro de la escena pública. Para este tiempo se había agudizado enormemente la afección que lo había dejado totalmente sordo, con lo cual, su retiro más la discapacidad contribuyeron fundamentalmente en el viraje que sufriría su obra de ahí en más. Tal situación quedó materializada en la decoración que le imprimió a su casa: 14 murales de enormes dimensiones, en los cuales predominaban los colores marrón, gris y negro y las temáticas oscilaban entre lo macabro y el terror.
 
En el año 1816 publica la serie de grabados Caprichos La tauromaquia.

Gran aficionado a la fiesta de los toros, Goya quiso tratar un tema que tuviera a priori gran aceptación popular, que no fuera sospechoso para la censura, y que le aportara un importante beneficio económico.


 
Tauromaquia

En 1819 compra la Quinta del Sordo y se aísla en ella.
Quinta del Sordo o Quinta de Goya- Grabado

Entre los años 1820 y1823 pinta Caprichos Pinturas Negras en la Quinta del Sordo.

Saturno devorando a su hijo


En esta pieza, el dios de la mitología podría ser la personificación del miedo a perder el poder. Y es que, según el mito, un oráculo advirtió a Saturno de que sería destronado por uno de sus hijos, por lo que, para evitarlo, los devoraba a medida que nacían.
Las pinturas murales que decoraron la casa de Goya conocida como la “Quinta del Sordo” se han popularizado con el título de “Pinturas Negras” por el uso que en ellas se hace de los pigmentos oscuros y negros y por lo sombrío de los temas. Fueron mandadas trasladar a lienzo por el barón Émile d'Erlanger, quien adquirió la Quinta en 1873, y finalmente donadas al Estado. Aunque siguen siendo enigmáticas, presentan muchos de los problemas estéticos y de las preocupaciones morales que aparecen en las obras de Goya.

En 1824 se instala en Burdeos.




 Coche barato y tapado
Los protagonistas de los dibujos del Álbum G, al que perteneció esta obra, son los pobres (observados por el mismo Goya) que utilizaban singulares medios de transporte bien para cargar con un viajero o bien para moverse ellos mismos.
El personaje representado empuja una carretilla cuyo contenido está oculto bajo un gran paño. Su espalda torcida y el pie que apoya en el suelo sugieren el andar dificultoso de un cojo. Además, tres personajes situados a su espalda parecen contemplarlo y divertirse a su costa.

En el año 1825 prepara la serie de litografías conocida como Caprichos Los toros de Burdeos.


Plaza Partida

Diversión en España

Bravo toro


Los toros de Burdeos es una serie de cuatro litografías que el pintor español Francisco de Goya realizó entre 1824 y 1825 en la ciudad francesa de Burdeos. A diferencia de la serie en aguafuerte de La tauromaquia, que se ocupó de reflejar corridas de toros profesionales y lances de toreros muy conocidos, en esta el artista prefiere representar novilladas y festejos populares donde, junto a los lidiadores, se refleja también la brutalización colectiva de la masa, con estilo expresionista, coral y trágico.


En el año 1826 vuelve a España para solicitar su jubilación. Se le concede con el sueldo íntegro de 50.000 reales. En junio regresa a Burdeos con licencia.

Goya fallece en Burdeos en la noche del 15 al 16 de abril de 1828, a la edad de 82 años. Sus restos mortales descansan desde 1919 bajo sus frescos de la madrileña ermita de San Antonio de la Florida, a pesar de que le falte la cabeza ya que parece que el propio artista la cedió a un médico para su estudio.

FUENTES:
 http://www.quien.net/francisco-de-goya.php
http://www.españaescultura.es
https://es.wikipedia.org

No hay comentarios: