Blog de Arinda

OBJETIVO :En este Blog vas a encontrar mis producciones en pintura y escultura. Además, material recopilado a través de mi trabajo como maestra, directora e inspectora, que puede ser de interés para docentes y estudiantes magisteriales .

martes, 31 de agosto de 2010

LOS DEBERES ESCOLARES - UN PROBLEMA PARA EL DEBATE

LAS TAREAS DOMICILIARIAS 

A la hora de planificar las tareas domiciliarias para nuestros alumnos debemos hacernos las siguientes preguntas : 
¿Cuál es el objetivo que me propongo para este trabajo adicional?
¿Qué rol deben  cumplir los padres en este momento del aprendizaje?
El alumno debe saber qué objetivo tiene la tarea que lleva  a su casa por lo cual el maestro debe explicarlo al momento de proponerlo. Sabiendo para qué lo hace, su compromiso frente al trabajo será diferente.
Para los alumnos, los deberes de la escuela son oportunidades de aprender, y para los padres, de participar en la enseñanza de sus hijos. El interés de parte de los padres puede despertar en los hijos el entusiasmo y de esta manera, enseñarles la lección más importante de todas: que puede ser divertido aprender y realmente merece la pena esforzarse por hacerlo.
Pero debemos tener claro que en cada hogar puede haber una problemática que dificulta la hora de hacer los deberes.
Ello deberá hablarse en reunión con los padres a los cuales  se les explicará el por qué de los deberes y entre todos lograr una solución a los problemas que pueden ser:
Cuando el padre dice que lucha todos los días con sus hijos para que apague el televisor y haga su tarea.
Cuando pregunta por qué no le asignan más deberes a unos niños y que a otros.
Cuando plantean que no tienen tiempo de hacer los deberes porque tienen otras actividades: clases de piano, canta en el coro, juega al fútbol y ayuda con el quehacer de la casa.
Cuando reconocen que no pueden ayudar a sus hijos con la tarea de matemáticas, si ni ellas  la entienden

A tener en cuenta :
1 - Evitar sobrecargas  -Procurar que la tarea se pueda realizar en media hora para las clases inferiores a una hora en las clases superiores
2 - Actividades motivadoras - Priorizar las actividades lúdicas como forma de expansión; la conversación con los padres, el intercambio y la lectura de buenos libros.
3 - No debe ser un castigo -   Hay que disociar la idea del deber de la de castigo, concepto que destruye la experiencia educativa.
4 - Como autoevaluación -  Las tareas no deben usarse como prueba para acreditar un saber. Son una instancia de aprendizaje y de autoevaluación, y no de evaluación externa.
5 - Fomentar la responsabilidad -  Es importante impartir deberes como herramienta para fomentar hábitos de responsabilidad y fortalecer los métodos de estudio.
6 - Devolución docente -   Los deberes deben tener siempre algún tipo de devolución por parte del maestro.
7 - Tiempo libre -  Para que el alumno pueda organizar su tiempo libre, hay que dar los deberes con anticipación y en su justo término, para que cumplan su función y los chicos no lo sientan como una sobre exigencia.


OPINIÓN DE LOS ESPECIALISTAS

Nancy Paulu - investigadora del Departamento de Educación de Estados Unidos (USDE
"Los maestros asignan la tarea por muchas razones. La tarea les ayuda a los alumnos a hacer lo siguiente:
- A repasar y practicar las lecciones;
- A prepararse para la clase del día siguiente;
- A aprender a aprovechar los recursos que tienen a su disposición, como por ejemplo, las bibliotecas, los libros de consulta y las enciclopedias;
- A investigar las materias más a fondo que lo que el tiempo les permite en la clase.
Los deberes de la escuela también pueden servir para cultivar en los niños buenos hábitos y actitudes como por ejemplo:
-- Un sentido de responsabilidad y autodisciplina (para muchos niños la tarea representa la primera oportunidad en su vida de programar el tiempo y trabajar bajo la presión del reloj);
-El gusto por los estudios. Los deberes también pueden estrechar los lazos de unión entre los maestros y los padres. Además, supervisando la tarea y trabajando con su hijo, los padres llegan a enterarse precisamente de lo que su hijo está estudiando y lo que sucede en la escuela.
La tarea escolar debe ser una experiencia positiva que les aliente a aprender a los niños. La tarea no debe usarse como castigo."

Berta Braslavsky, educadora y formadora de maestros dice:
 “Si el tiempo está bien utilizado en la escuela, la tarea debe ser poca y, además, estar muy bien pensada para cumplir con una finalidad específica, ya que muchas veces en la propia escuela se pierde tiempo”.
“ Se debe respetar el tiempo libre del niño para el juego, el deporte, la interrelación con sus padres  y hermanos, y para que pueda desplegar su creatividad y no sólo estar concentrado en lo académico”.
“El juego es sagrado y decisivo en la infancia, por eso la escuela, y más si es de doble  Escolaridad, debe ser prudente.
Jamás debe dar tarea como castigo o de manera rutinaria para que los chicos hagan ejercicios repetitivos, mecánicos o de memoria, carentes de valor educativo”.
 “No dar deberes tampoco tiene que ver con el abandono de la exigencia. Si se dan, deben estar orientados a desarrollar en los chicos el gusto y el interés por estudiar”.

Silvina Gvirtz,  directora de la Escuela de Educación de la Universidad de San Andrés, (Argentina)
“Los deberes tienen que adecuarse a las realidades y necesidades de los chicos. Sirven para consolidar los conocimientos adquiridos y fomentar hábitos de responsabilidad, además de desarrollar el ejercicio de la autonomía de los chicos”,

Francisco Tonucci - pensador, psicopedagogo y dibujante italiano
De los dos objetivos que suele proponerse el docente en cuanto a las tareas domiciliarias y si no están bien planteadas dice:
1-Favorecer una mejoría  del aprendizaje-
“El primer objetivo es completamente erróneo o, por lo menos, está mal expuesto. Los  lumnos que tienen lagunas de aprendizaje no están en condiciones de recuperarse solos y, en general, son niños de familias pobres e incapaces de asistirlos”... “la diferencia entre los que están más preparados y los que tienen más dificultades, en lugar de disminuir, aumentan con los deberes, traicionando así los objetivos del maestro”.
2-Promover el trabajo individual que no se logra en el aula.
“Hacer algo en casa y traerlo a la escuela debería ser un regalo y no un castigo.”