Blog de Arinda

OBJETIVO :En este Blog vas a encontrar mis producciones en pintura y escultura. Además, material recopilado a través de mi trabajo como maestra, directora e inspectora, que puede ser de interés para docentes y estudiantes magisteriales .

martes, 3 de abril de 2012

MALVINAS - LAS ISLAS DEL CONFLICTO ARGENTINA -INGLATERRA

ISLAS MALVINAS

GEOGRAFÍA

GENERALIDADES
El archipiélago de las Malvinas está formado por algo más de doscientas islas, donde se destacan dos islas principales: la isla Gran Malvina al oeste, con una superficie de 4.377 km²; y la isla Soledad al este, con 6.353 km². Existen gran cantidad de pequeñas islas e islotes satélites, la más aislada es la pequeña isla Beauchene a unos 55 kilómetros al sur de la punta del Toro o de la Marsopa en el extremo meridional de la isla Soledad. Algunos de esos grupos satélites conforman verdaderos archipiélagos, tales como los de las islas Sebaldes o Sebaldinas al noroeste de la isla Gran Malvina. Al sur de las Malvinas se encuentra a poca profundidad el banco Burdwood o Namuncurá, en el cual las prospecciones indican la existencia de un rico conjunto de yacimientos mineros, incluyendo los de hidrocarburos.

UBICACIÓN GEOGRÁFICA
Ubicada al sur de Sudamérica. En la plataforma continental sudamericana en el océano Atlántico Sur. 
Coordenadas geográficas
        Latitud: -51,45
        Longitud: -59,00 
Área total: 12.173 km² (incluyendo las dos islas principales —Soledad: 6.353 km² y Gran Malvina: 4.377 km² — y cerca de 200 islas menores). 
Línea de costa: 1.288 km (las irregulares costas de las islas proveen buenos puertos naturales).

GEOLOGÍA

Las Islas Malvinas constituyen una porción emergida de la plataforma continental argentina; la cual apenas llega a los 150 m de profundidad y enlaza las islas con la Patagonia.
Al este del archipiélago se encuentra el talud continental, el que rápidamente se hunde a más de 1.000 m de profundidad.


Esta ubicación de las islas dentro de la plataforma continental argentina, hace que las Malvinas tengan una evidente continuidad geográfica con el continente sudamericano, al que pertenecen como una dependencia insular comparable a la Isla de los Estados o a Tierra del Fuego.


Los estudios aceptados por la comunidad científica internacional indican que tras la fragmentación del continente de Gondwana que dio lugar a la apertura del Atlántico Sur (cf. teoría de Wegener), la placa sudamericana comenzó a desplazarse hacia el oeste, produciéndose algunos desprendimientos de la corteza terrestre que fueron quedando atrasados en su movimiento y habrían dado origen a este archipiélago austral.
Por ello la geología de las Islas Malvinas está estrechamente unida a la de la Patagonia, aunque tiene algunas particularidades regionales como la falta de algunos terrenos antiguos. La mayoría pertenecen al período paleozoico medio y superior, mesozoico y cenozoico.
Sobre el duro basamento precámbrico, sólo visible en cabo Belgrano, aparece una poderosa cobertura de sedimentos que van del devónico al pérmico, faltando el silúrico y el cámbrico. Tampoco hay del jurásico al terciario, siendo los cuaternarios de poca significación.
Del periodo cuaternario o neoglacial, pueden señalarse las capas de turbas, suelos vegetales y médanos, además de una característica geológica típica de las Malvinas, llamada "río de piedra", que se describirá mas adelante.
En el periodo postglacial, las islas se sumergieron de 69 a 117 metros y luego emergieron en forma continuada hasta nuestros días. La glaciación más suave de las Malvinas fue casi una subglaciación y las islas nunca habrían alcanzado a estar bien cubiertas por el hielo.



OROGRAFÍA

El relieve de las islas tiene una similitud de origen con el de la Patagonia extra andina. La superficie es generalmente accidentada con asomos rocosos, excepto en la parte sur de la isla Soledad, que es más llana. En las demás regiones, el paisaje ofrece formas colinosas de suaves ondulaciones y de color amarillo-verdoso, de las que emergen algunas serranías fuertemente erosionadas y de modestas alturas.
La cadena orográfica más extensa y continua del archipiélago es la de las Alturas Rivadavia, que se extienden desde la región oeste de la isla Soledad hasta las vecindades de Puerto Argentino, donde se emplazan una serie de cerros que enmarcan la localidad y cuyas alturas rondan los 300 m.
Las zonas más elevadas se encuentran en la mitad más septentrional de las dos islas principales. Así en la isla Soledad se encuentra el cerro Alberdi de 705 m, que es el punto culminante del archipiélago, y también se halla el cerro Rivadavia de 606 m sobre el nivel del mar; en tanto que en la isla Gran Malvina las mayores altitudes corresponden a los montes Independencia de 700 m, Robinson de 686 m y María de 658 m.
 En las restantes islas, las elevaciones son menores, ya que sólo en la isla Trinidad superan escasamente los 400 m sobre el nivel del mar, como se ve en el siguiente cuadro, que presenta las alturas máximas de otras islas relevantes:
Isla San José    381 m
Isla Trinidad    424 m
Isla Borbón    279 m
Isla Bougainville    46 m
Isla Águila    45 m
Isla San Rafael    229 m

Yaretas (Azorella compacta) en la isla Trinidad, al noroeste de las islas Malvinas.
 
Por otro lado, la porción austral de la isla Soledad, situada al sur del istmo que contiene al poblado de Darwin, resulta tan baja que desde el mar apenas puede ser vista a 9 km de distancia, formando la zona más llana de las Malvinas. En dicha región se asienta una enorme estancia llamada Lafonia y su punto mas elevado sólo alcanza los 90 m de altura.
Isla Soledad

En la mayoría de las islas se encuentran grandes depósitos naturales de turba, que es una mezcla de tierra, carbón, restos fósiles y vegetales; que luego de ser cortada y secada, sirve como combustible para cocinar y calefaccionar ambientes.
El espesor de la capa de turba es de 0,5 m a 2 m, pudiendo alcanzar los 5 m de profundidad. Por otro lado, su valor calorífico es de 2.000 cal. con un 28 % de humedad.
 Extracción de ladrillos de turba
Fuente: Fabrice Bettex

 Río de piedras en las laderas del monte Kent - Isla Soledad
Fuente: Keith Padgett

Un accidente geográfico característico de las Malvinas son los extraños "ríos de piedras", que son verdaderos cauces de ríos secos, llenos de diversos materiales de acarreo de tamaño variable, desde guijarros hasta grandes piedras angulosas dispuestas al azar.
Tales acarreos pueden alcanzar los 1.500 m de ancho, y han debido acumularse en otras condiciones climáticas, con mayores caudales de agua.
Algunos "ríos de piedras" tienen una verdadera red de afluentes, como un sistema fluvial auténtico; y en ciertos casos, debajo de la masa de rocas se oye el rumor del agua de un arroyo invisible.
Estos accidentes geográficos dificultan la transitabilidad del terreno, haciendo que la marcha se torne lenta y trabajosa. Además, el cruce de dichos cauces siempre conlleva la posibilidad de un accidente e insume mucho tiempo.
El río de piedras más importante es el Darwin, que fuera visitado en el siglo XIX por el famoso científico del mismo nombre, y tiene una extensión de 4 km de largo por 500 m de ancho.

 Cerro Alverdi

Puntos extremos:
        Punto más bajo: océano Atlántico: 0 m
        Punto más alto: cerro Alberdi (Mount Usbourne) en la isla Soledad: 705 m

  Vista desde el monte Dos Hermanas hacia el este, observándose los montesTumbledown y Williams, con Puerto Argentino al fondo - Isla Soledad
Fuente: Chris Harris

 Vista del arroyo Malo - Isla Soledad
Fuente: Clare Cockwell 


COSTAS 
Las islas se encuentran atravesadas por la corriente marina de las Malvinas, que es una enorme masa líquida en movimiento que lleva las frías aguas subantárticas hacia el norte.
El mar que baña las costas malvinenses se presenta habitualmente moderado o grueso como consecuencia de los vientos que azotan la zona, y alcanza temperaturas que varían entre los 3 ºC y los 10 ºC, según la época del año. Sólo excepcionalmente se acercan hielos flotantes a las costas de las Malvinas, los que suelen quedar varados en el mar aledaño escasamente profundo.
Como resultado de la erosión y el hundimiento de antiguos valles fluviales invadidos por el mar, las costas son muy dentadas, con profundas entradas y desprendimientos en todas las direcciones, dando lugar a un notable desarrollo ribereño. Así, la isla Soledad tiene 1.669 km de costas, la Gran Malvina posee 1.259 km, mientras que la isla San José alcanza los 176 km.


 Los contornos de todas las islas presentan infinidad de entradas y cortaduras, con paredes poco elevadas que caen suavemente sobre el mar, dando lugar a numerosos puertos naturales y estrechos que establecen la separación entre las islas del archipiélago.



El más importante de éstos es el estrecho de San Carlos, y perpendicularmente al mismo se presentan otras depresiones menores que penetran en forma profunda en las islas mayores. Así, en la mitad de la isla Soledad se encuentra el seno Choiseul que, junto a la caleta Brenton de la bahía de Ruíz Puente, divide a la isla en dos porciones unidas por un delgado istmo de 3 km, en el que se emplazan los poblados de Darwin y Pradera del Ganso.
Gran parte de las caletas y ensenadas están bloqueadas por densos bancos de cachiyuyos (algas marinas grandes y duras), que dificultan la navegación y el acceso a los puertos o refugios naturales de las islas. Dichas algas también arraigan entre las rocas y su presencia indica la existencia de bajíos peligrosos para las embarcaciones.


 Cachiyuyos



 Costa de las Islas Malvinas - Fotografías de Santiago G. de la Vega 

CLIMA
 La influencia marítima atempera el rigor de la latitud, y las precipitaciones suficientes, pero no excesivas, permiten que prospere la cría de lanares, que sostiene gran parte de la economía de las islas.
En general, el clima del archipiélago resulta bastante uniforme en toda su extensión, siendo más húmedo que el de la Patagonia, pues supera habitualmente el 80 % de humedad relativa. En Puerto Argentino las lluvias alcanzan los 685 milímetros anuales y las precipitaciones ocurren principalmente en forma de una tenue llovizna, con una frecuencia de 20 días al mes y sin que exista una estación seca definida.
La masa marítima circundante impide que ocurran grandes oscilaciones térmicas en las islas, con un clima que carece de calor estival y que presenta inviernos moderados. En la estación de Puerto Argentino, la temperatura media anual es de unos 6 ºC, con promedios de 10 ºC en febrero y 3 ºC en julio.
Por su parte, la presión media anual es de 1.002,6 hPa al nivel del mar.
El cielo, como el de la Patagonia, se presenta casi siempre nublado, dando marco a un clima subantártico y oceánico. El archipiélago se cubre de intensas nieblas durante 54 días al año en promedio. En invierno nieva durante unos 10 días al mes; mientras que en verano ocurre muy raramente.
Los vientos predominantes son del cuadrante oeste, con una intensidad media de 25 km/h. A lo largo del año hay un 10 % de temporales con vientos de 70 km/h ó más, en tanto que los días de vientos calmos sólo representan el 1 % del total.
Por otro lado, al ir avanzando la época fría del año, se produce una notable reducción de las horas diurnas en estas latitudes, como se desprende del siguiente cuadro correspondiente a la localidad de Puerto Argentino.


FLORA
Las islas estaban naturalmente cubiertas en gran medida de arbustos (hierba copete o Festuca flabellata), que en ciertos puntos alcanzaban los 2 metros de altura. 
En los páramos se encontraban brezales y musgos que llegaban a imbricarse con las abundantes turberas. No se conoce la existencia de una flora arbórea autóctona.

  Bolax gummifera es una planta característica de las islas Malvinas, Provincia fitogeográfica Insular Subantártica.


Cadillo, Abrojo común, Acaena magellanica

 
 Mutilla

 
 Tussac Grass Parodiochloa (Poa) flabellata Sur Georgia, Husvik, enero 2009

 
 

 

FAUNA: 
como en las costas patagónicofueguinas o las de las otras islas del Atlántico Sur y de la Antártida Occidental, es abundantísima la fauna litoral: pinnípedos (leones marinos, lobos marinos etcétera), cetáceos (ballena franca austral, delfines, orcas, etcétera) y aves autóctonas (pingüinos de diferentes especies, gaviotas, caranchos, petreles, palomas, skuas, cormoranes, etcétera). Las aguas aledañas son muy ricas en peces comestibles, mariscos, crustáceos y moluscos (pulpos, potas, etcétera). 
El único mamífero cuadrúpedo netamente terrestre autóctono, el guará, fue exterminado por los británicos entre 1873 y 1876, también en ese período por ser considerados "plagas" fueron exterminados los chanchos salvajes y las liebres. 
La fauna de mamíferos terrestre actual es en su totalidad alóctona: animales domésticos y semidomésticos (los caballos y vacunos proceden en gran medida de Argentina), ovinos y recientemente el intento de aclimatación de los renos llevados desde la isla Georgia del Sur.


Pingüinos de Magallanes
    
Caracará moñudo
Polyborus plancus

Elefante marino

Pingüino emperador
Aptenodytes forsteri



USO DE LA TIERRA
        Arable: 0%
        Cosechas permanentes: 0%
        Pasturas permanentes: 99%
        Bosques: 0%
        Otros: 1% (1993)

Cría de ovinos
     Población: 2913 (Censo de 2001).
    Crecimiento de la población: 2,43% (2001).
    Gentilicio: malvinense.
    Grupos étnicos: británicos (europeos).
    Idioma: inglés.


DEMOGRAFÍA

 
La población de las islas era de 2967 en julio de 2003, la mayoría son descendiente de británicos (aproximadamente el 70%). La gente del Reino Unido que obtuvo su estatus en las islas, son conocidos en la zona como belongers. Algunos son de ascendencia escandinava, entre ellos descendientes de los balleneros que alcanzaron las islas durante los dos siglos pasados. Además hay alrededor de un 10% de habitantes nacidos en Chile, mientras que los argentinos continentales sólo suman 29 personas en 2012. Más recientemente han llegado emigrantes de la isla Santa Helena para trabajar en las islas.






A los residentes de las Malvinas se les conoce como kelpers; este gentilicio deriva de las algas que se encuentran alrededor de las islas, llamadas kelp en inglés. No obstante ellos prefieren llamarse islanders (isleños). En español su gentilicio es «malvinenses», ya que «isleño» no designa ningún lugar específico pues puede aplicarse a cualquier persona nacida en cualquier isla.




La religión principal es el cristianismo. Las denominaciones principales son la Iglesia de Inglaterra, la Iglesia católica, la Iglesia no Conformista Unida, la Iglesia evangélica, la de los Testigos de Jehová, la Iglesia luterana y la Iglesia Adventista del Séptimo Día. La parroquia extra-provincial anglicana de las islas Malvinas está bajo la jurisdicción directa del Arzobispo de Canterbury. Las islas Malvinas forman una Prefectura Apostólica de la Iglesia católica que no está incluida en las estructuras eclesiales católicas del Reino Unido ni de Argentina. Corrientemente, el prefecto apostólico católico de las Malvinas es a la vez rector de la misión sui juris de Santa Helena y sus dependencias


HISTORIA

 Las islas estaban deshabitadas cuando fueron descubiertas por exploradores europeos, pero hay indicios de que indígenas patagónicos pudieron haber llegado a las Malvinas en canoas, encontrándose piezas arqueológicas como puntas de flecha y restos de una canoa.

No existe evidencia totalmente comprobada sobre quiénes y cuándo descubrieron las islas, pero sí diversas hipótesis que atribuyen el descubrimiento o visita de las islas a Esteban Gómez (1520), Simón de Alcazaba y Sotomayor y Alonso de Camargo (antes de 1540), John Davis (1592) y Richard Hawkins (1594). En 1600 un marino holandés, Sebald de Weert, visitó fehacientemente las islas. Es por ello que los mapas holandeses de la época mostraban el nombre de islas Sebald. En enero de 1690 el inglés John Strong habría llegado a las Islas Sebald, navegando entre las dos islas principales y llamó al paso "Falkland Channel" en honor a su mecenas Anthony Cary, quinto Vizconde de Falkland, que como Comisario del Almirantazgo había financiado la expedición. La cartografía británica adoptaría el nombre del canal, para designar a todo el grupo de islas.

Las visitas británicas provocaron con posterioridad una serie de fricciones con España y en 1740 se produjo un enfrentamiento armado entre las flotas de ambos países sin un claro vencedor.
En 1764 el conde francés Louis Antoine de Bougainville estableció Port Louis en la isla Soledad y tomó posesión de las islas en nombre del rey de Francia.
Ante la protesta española, en 1766 Francia accedió a evacuarlas y reconoció la soberanía española sobre el archipiélago, con la condición de indemnizar a Bougainville. Los 115 colonos franceses quedaron bajo el gobierno de Felipe Ruiz Puente, que procedió a construir una capilla y otros edificios, estableciéndose la Gobernación de las Islas Malvinas. Paralelamente, los británicos, en una expedición liderada por el comodoro John Byron, fundaron Port Egmont en la isla Trinidad del grupo de las islas Sebaldinas. España logró la retirada de los británicos en el marco de los acuerdos llamados Convenciones de Nutka.
En 1811 las Malvinas fueron evacuadas por los españoles, quedando desiertas hasta 1820, siendo sólo visitadas por barcos balleneros de diversas nacionalidades.



Mapamundi de Diego Ribero (1529), en el que se incluye a las Islas de San Antón. Biblioteca Apostólica Vaticana, Ciudad del Vaticano.

Las actividades de contralor que Vernet llevó a cabo contra barcos balleneros hicieron que la corbeta de guerra Lexington de los Estados Unidos destruyera las instalaciones de Puerto Soledad.
El 2 de enero de 1833 llegó la fragata de guerra británica HMS Clio, al mando del capitán John James Onslow, quien comunicó al jefe argentino que iba a reafirmar la soberanía británica y retomar posesión de las islas en nombre del rey de Inglaterra. El capitán de la goleta Sarandí, José María Pinedo, no se consideró en condiciones de resistir y optó por embarcar a sus hombres y retornar a Argentina. Al día siguiente desembarcaron las fuerzas británicas, izaron su pabellón y arriaron el que había dejado Pinedo, tomando posesión de las Malvinas.

EL CONFLICTO ARGENTINA - INGLATERRA

 Tras 149 años de administración británica ininterrumpida, fuerzas militares argentinas invadieron y ocuparon las Malvinas el 2 de abril de 1982. El gobierno británico respondió con el envío de una fuerza naval que desembarcó seis semanas más tarde y después de duros combates forzaron la rendición argentina el 14 de junio de 1982, restableciendo la administración británica sobre las Malvinas.

Después de la guerra, los isleños obtuvieron la plena ciudadanía británica, su estilo de vida fue mejorando por las inversiones que hizo Gran Bretaña y la liberalización de las medidas económicas que habían estado paralizadas para evitar conflictos con Argentina.
En 1985, fue promulgada una nueva constitución, la cual dio mayor nivel de autonomía a los isleños.
En Argentina, el resultado de la guerra tuvo entre sus efectos evitar definitivamente una eventual guerra con Chile y desencadenó el final de la dictadura militar y el regreso a la democracia.

Finalizadas las hostilidades, el gobierno británico prohibió el ingreso de cualquier civil con pasaporte argentino a las Malvinas, pero posteriormente se permitió el ingreso de argentinos con pasaporte de turistas.

El 7 de febrero de 2012, 30 años después de la aceptación argentina de la ocupación británica de las Islas (sellada en 1982), la Presidenta Cristina Fernández, viuda de Kirchner, anunció que su gobierno presentará una protesta ante la O.N.U. "a raíz de la 'militarización' del Atlántico Sur por parte de Gran Bretaña", tras la decisión de Londres de enviar un moderno destructor a las Islas Malvinas. La Presidenta señaló, en dicho momento: "Vamos a presentar una protesta ante el Consejo de Seguridad de la O.N.U. por esta nueva militarización del Atlántico Sur, que implica un grave riesgo para la seguridad internacional" (...) "Este es un reclamo avalado por el conjunto de la sociedad argentina y latinoamericana. Malvinas se ha transformado en una causa latinoamericana".

Por su parte, el gobernador de las Malvinas, el británico Nigel Haywood, cuestionó las "políticas deliberadas" que tomó Argentina "para hacer difícil la vida de los habitantes de las islas", cuya soberanía es motivo de un conflicto entre el Reino Unido y el país sudamericano. El gobernador también señaló: "Si Argentina continúa con declaraciones fuertes y engañosas, las vamos a desafiar. No se puede atacar a uno y luego cuando éste se defiende, acusarlo de ser agresivo".

Lo anterior significa el resurgimiento del encono que, desde la época del gobierno de Margaret Thatcher, se había mantenido bajo control, por parte del Reino Unido, y cuyos ejes se centran en la denominadas "militarización" y causa latinoamericana, el cual ha tenido apoyo de algunos presidentes de la región, tales como el peruano Ollanta Humala.

De esta forma, el 10 de febrero de 2012 el canciller argentino Héctor Timerman concretó la denuncia contra Gran Bretaña ante las Naciones Unidas por la "militarización" del Atlántico Sur, en una reunión en Nueva York con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. 


EL NOMBRE  DE LAS ISLAS 
Como consecuencia de los diferentes viajes a las islas, las Malvinas quedaron registradas cartográficamente en numerosos documentos de principios del siglo XVI, como por ejemplo, el mapa de 1522 / 1523 de Pedro Reinel, el "Planisferio" de Diego Rivero de 1529 y también en el famoso "Islario general de todas las islas del mundo", del cosmógrafo español Alonso de Santa Cruz, quien en 1541 señaló "unas islas que están al oriente del puerto de San Julián... a 51 grados de altura".

Las crónicas de viajes y la cartografía española de la época registraron la existencia de las islas con diversos nombres: "de los Patos", "San Antón" o "Sansón". Mucho más tardíamente, las islas noroccidentales del archipiélago se conocieron como "Sebaldes".

Sin embargo, el nombre que finalmente prevaleció fue el de "Malvinas", una versión castellanizada del gentilicio francés "Malouines", asignado a los marineros del puerto bretón de Saint Maló, del cuál zarparon los primeros navegantes franceses que colonizaron las islas en 1764, bajo las órdenes de L. Bougainville.


 Mapa de Hawkins's Maidenland, hecho en 1773 por John Hawkesworth and John Byron.

FUENTES:
http://es.wikipedia.org/
http://www.aposmalvinas.com.ar/
http://www.apostaderomalvinas.com.ar/
http://biblioteca16185.jimdo.com/