Blog de Arinda

OBJETIVO :En este Blog vas a encontrar mis producciones en pintura y escultura. Además, material recopilado a través de mi trabajo como maestra, directora e inspectora, que puede ser de interés para docentes y estudiantes magisteriales .

lunes, 10 de octubre de 2016

EL 10 DE OCTUBRE DE 1813 NACÍA GIUSEPPE VERDI

EL COLOSO DE ITALIA



Giuseppe Fortunino Francesco Verdi nació en Le Roncole, cerca de Busseto, el 10 de octubre de 1813. La localidad de Roncole era entonces parte del ducado de Parma que, a su vez, formaba parte de Francia.
Verdi fue un compositor romántico italiano de ópera del siglo XIX, el más notable e influyente compositor de ópera italiana y puente entre el belcanto de Rossini, Donizetti y Bellini y la corriente del verismo y Puccini.
Se puede decir que sus primeros éxitos están relacionados con la situación política que se vivía en Italia. Aparte de su calidad artística, sus óperas servían para exaltar el carácter nacionalista del pueblo italiano. Quizás el Va pensiero, coro de los esclavos de la ópera Nabucco, es uno de los más conocidos de Italia por esta razón.
Fue autor de algunos de los títulos más populares del repertorio lírico, como los que componen su trilogía popular o romántica: Rigoletto, La Traviata e Il Trovatore y las obras maestras de la madurez como Aida, Don Carlo, Otello y Falstaff.

Nacido en el seno de una familia modesta, su padre fue Carlos Verdi, dueño de una pequeña posada, y su madre Luisa Uttini, era tejedora.
La pareja tuvo también una hija a la que llamaro Giuseppa Francesca Verdi que  presentó retardo mental, resultado de haber padecido una meningitis.
Cuando Giuseppe tenía un año de edad, los soldados rusos y austriacos marcharon a través de Italia, matando y destruyendo. Algunos de ellos llegaron a Le Roncole durante unas horas. Todas las mujeres y los niños corrieron a la iglesia y se encerraron en la seguridad. Pero estos hombres salvajes no tenían respeto por la casa de Dios. Rompieron las visagras de las puertas y asesinados e hirieron a los niños y mujeres que estaban allí indefensos.
Luigia Verdi, Giuseppe con el bebé en brazos, se escapó, corrió hasta una estrecha escalera al campanario, y se ocultó ella y el niño entre algunas maderas viejas. Allí se quedó en su escondite, hasta que las tropas ebrias estuvieron lejos del pequeño pueblo.

 

 Casa  Natal de Verdi


En Roncole recibió sus primeras lecciones de música.
A los 7 años, Verdi fue enviado con el cura de la aldea, a estudiar y a ayudar al clérigo con las ceremonias, fue precisamente en una de ellas, donde Verdi tendría su primer contacto con un órgano.
El cura le enseñó a leer y a escribir y el organista de la Parroquia le dio las primeras clases de música.
Sobre este primer contacto con el órgano, se cuenta que quedó tan embelesado que se olvidó por completo de pasar las vinajeras al cura, y este enfadadísimo tras llamarle al menos unas tres veces, lo reprendió muy enojado.


Dada la devoción por la música que sentía Verdi, su padre le compró una vieja espineta, con la que se pasaba horas practicando y que fue restaurada para el pequeño por un vecino, Stefano Cavaletti, que además añadió la siguiente nota dentro del instrumento:

    "Yo, Stefano Cavaletti, reparé y revestí con cuero estas teclas y ajusté los pedales, y todo lo hice como regalo, y también reparé gratuitamente dichas teclas en vista de la excelente disposición que el pequeño Giussepe Verdi muestra para aprender a tocar este instrumento, lo cual es para mi satisfacción suficiente."

 
Retrato de Antonio Barezzi


Debido al negocio familiar, el pequeño Giuseppe visitaba frecuentemente la casa un proveedor y amigo de la familia, Antonio Barezzi que además de ser un hombre con posibilidades económicas, supo ver la capacidad que tenía Verdi para la música, así que se encargó de que recibiera una educación musical, primero en Busseto, y posteriormente en Milán, además de fomentar las relaciones sentimentales con su hija Margherita, con la que años más tarde Verdi contrajo matrimonio.




 Ferdinando Provesi

En Octubre de 1823, con 10 años, Verdi se mudó a la casa del zapatero Pugnatta en Busseto, donde recibía clases de mano de dos maestros, cada uno en su área: Pietro Seleti, le daría clases de latín, literatura, historia y muchas otras asignaturas; y Ferdinando Provesi, director de la Sociedad Filarmónica, coro y pequeña orquesta, director del Conservatorio y Organista de la Catedral de Busseto, quien le daría clases de piano, flauta, clarinete, armonía y contrapunto. Ambos profesores se enzarzaron en una lucha por las horas de estudio del pequeño Verdi, Pietro apuntaba a que dejara la música para tener un futuro, y Provesi le presionaba cada vez más y más con la música. Al pobre chico casi lo matan de agotamiento, pero podemos decir que Provesi veía claramente el futuro del Gran Verdi.
Los fines de semana  y feriados caminaba 3 leguas para volver a su casa y para tocar el órgano en la parroquia ya que el organista había fallecido.


En 1836, tras estudiar con Vincenzo Lavigna, quien le dio a conocer la música italiana del pasado y la alemana de la época, fue nombrado maestro de música de Busseto.



 
 Oratorio de la Santísima Trinidad
 Margarita Barezzi



El 04 de mayo de 1836 Giuseppe Verdi y Margarita Barezzi  se casan en el Oratorio de la Santísima Trinidad, que estaba a poca distancia de su casa, con la presencia de la Orquesta Filarmónica local dirigida por el Sr. Barezzi.
La cena de la boda, se llevó a cabo en casa Barezzi y poco después la pareja salió de Milán para una corta luna de miel. Cuando regresaron a Busseto, la pareja se trasladó a palazzo Tedaldi, una de las casas más señoriales que Barezzi había arreglado para la pareja.


 El éxito que en 1839 obtuvo en Milán su primera ópera, Oberto, conte di San Bonifacio, le procuró un contrato con el prestigioso Teatro de la Scala. Sin embargo, el fracaso de su siguiente trabajo, Un giorno di regno, y, sobre todo, la muerte de su esposa y sus dos hijos, lo sumieron en una profunda depresión en la que llegó a plantearse el abandono de la carrera musical.

En el año 1848 Verdi adquiere la Villa Sant' Agata,  ubicada en la comuna de  Villanova sull’Arda en la provincia de Piacenza y la mantiene hasta el final de su vida en 1901.

Originalmente, la casa fue ocupada por sus padres, pero, después de la muerte de su madre, su padre volvió a Busseto. 
 Verdi y Giuseppina Strepponi, la cantante de ópera con la que convivió antes de hacerla su esposa en uno de los primeros escándalos en que se vio involucrado llegaron a vivir en ella en 1851 





 
Villa  Sant' Agata




Los Verdi se retiraron a Sant' Agata, donde Giuseppina moriría en los brazos de su esposos el 14 de noviembre de 1897 tras varios meses enferma de bronquitis. Al día siguiente fue enterrada con un funeral sencillo para su despedida, tal y como solicitó en su testamento, el compositor habría enterrado a su segunda esposa a la edad de 84 años. Verdi pasaría el resto de sus años en Sant' Agata, a excepción de algunos viajes a Milán para visitar algunos viejos amigos.

 
«Casa Verdi»


El 16 de diciembre de año 1900 fue inaugurado en Milán la casa de reposo para los músicos, creada por iniciativa y con los fondos financiero del Maestro.
 



Tumba de Verdi




 El 27 de enero de 1901 Verdi falleció en Milán, , debido a un derrame cerebral. Dejó su fortuna para el establecimiento de una casa de reposo para músicos jubilados que llevaría su nombre: «Casa Verdi», en Milán, donde está enterrado. Su entierro causó una gran conmoción popular y al paso del cortejo fúnebre el público entonó espontáneamente el coro de los esclavos de Nabucco: Va pensiero sull'ali dorate.


FUENTES
  http://www.biografiasyvidas.com
  https://es.wikipedia.org
  https://www.elpensante.com