Blog de Arinda

OBJETIVO :En este Blog vas a encontrar mis producciones en pintura y escultura. Además, material recopilado a través de mi trabajo como maestra, directora e inspectora, que puede ser de interés para docentes y estudiantes magisteriales .

viernes, 12 de julio de 2013

12 DE JULIO DE 1904 NACE PABLO NERUDA

EL POETA DEL CHALET "DATITLA"



Neftalí Ricardo Reyes Basoalto (Pablo Neruda) nace el 12 de julio de 1904, en Parral, Chile, 
Fue un poeta chileno, considerado entre los mejores y más influyentes artistas de su siglo.

Pablo bebé
Pablo fue hijo de Rosa Neftal Basoalto de Reyes y de José del Carmen Reyes Morales. Neruda pierde a su madre cuando tiene un mes de edad.

En el año 1910 Pablo Neruda ingresa al Liceo de Hombres de Temuco, donde realiza todos sus estudios hasta terminar el 6º año de humanidades en 1920.


El 18 de julio de 1917 se publica en el diario La Mañana, de Temuco un artículo titulado Entusiasmo y perseverancia, que firma Neftalí Reyes. Es ésta la primera publicación del poeta.

El 30 de noviembre de 1918 se publica en la revista Corre-Vuela de Santiago, Nº 566, el poema Mis ojos, firmado por Neftalí Reyes. En el curso del año aparecen tres poesías más en esta misma revista; otras son publicadas en revistas literarias de los estudiantes de Temuco.

En 1919 Pablo Neruda publica trece poesías en Corre-Vuela durante el año. Colabora en Selva Oscura, de Temuco. Publica en revistas de Chillón y Valdivia. Emplea diversos seudónimos. Participa en los juegos florales del Maule con su poema Nocturno ideal y obtiene el tercer premio. El jurado estuvo compuesto por Aníbal Jara, Domingo Melfi y Alberto Menéndez. El primer premio lo obtuvo Abel González, y el segundo, Aída Moreno Lagos.   

En octubre de 1920 adopta definitivamente el seudónimo de Pablo Neruda para sus publicaciones. El 28 de noviembre: obtiene el primer premio en la Fiesta de la Primavera de Temuco. Este mismo año es presidente del Ateneo Literario del Liceo de Temuco y prosecretario de la Asociación de Estudiantes de Cautín. Prepara dos libros: Las Insulas extrañas y Los cansancios inútiles, que no publica. Parte de estos libros integraron Crepusculario.
 
En junio de 1924 se edita el original de "Veinte poemas de amor y una canción desesperada", editorial Nascimento. Páginas escogidas de Anatole France, también edición de Nascimento, con prólogo, selección y traducción de Neruda. El 20 de agosto Pablo Neruda publica, en el diario La Nación, una carta sobre su libro "Veinte poemas de amor y una canción desesperada" en que explica el proceso de su creación.
 EL CHALET "DATITLA" DE ATLÁNTIDA


Datitla año 2005

 
Datitla 2013



Este chalet fue construido por el Arq. Mántaras y cuenta con 500 m2 de terreno, 160 m2 edificados. Tres dormitorios, tres baños, amplio living comedor con hogar, hall intermedio y habitación de servicio. Pablo Neruda mantuvo una relación muy estrecha con Uruguay, sobre todo, de índole afectiva. Uno de sus mejores amigos uruguayos fue el arquitecto y cineasta Alberto Mántaras.
En 1952, Neruda abordó en Cannes el barco "Julio César", que lo traería de vuelta a Chile tras tres años de exilio. Su esposa, Delia del Carril, no venía con él. Al poeta lo acompañaba Matilde Urrutia, convertida ya en su inseparable amante y a quien ese mismo año le había dedicado desde el anonimato los poemas del libro “Los versos del capitán”.
En el mismo barco venían el arquitecto uruguayo Alberto Mántaras y su esposa, Olga. La atracción entre ambas parejas fue inmediata. Por eso, al hacer escala en Montevideo, los Mántaras no tuvieron que insistir mucho para que Pablo y Matilde aceptaran pasar unos días con ellos.
Dada la notoriedad de Neruda y su situación matrimonial, motivaron que su amigo le ofreciera su residencia de Atlántida -o Datitla, como Neruda llamó al balneario- para que pasaran una temporada. 
A partir de entonces, la amistad entre Neruda y Mántaras se hizo más estrecha. Se visitaban en sus casas, colaboraban en sus proyectos (el poeta actuó en un cortometraje que dirigió el uruguayo) y realizaban viajes acompañados de sus esposas. Neruda contrajo matrimonio con Matilde Urrutia, en Chile, siendo la mujer junto a la cual el poeta terminó sus días y la que estuvo a su lado cuando murió, el 23 de setiembre de 1973.



Neruda invitó a su casamiento, al Arq. Mántaras y a su esposa Olga agregando de su puño y letra en la invitación: "Los esperamos a Uds. como testigos, hermanos y cómplices".
Neruda y Matilde vinieron en varias oportunidades, entre los años 1953 y 1956, a la casa de Atlántida, época que el poeta inmortalizó en su poema "Oda a Atlántida". Esas estadías dieron origen al libro póstumo
“Oda a las flores de Datitla”, que editó la Corporación Sintesys, en el cual se recopilan los poemas de Neruda, escritos en Atlántida, e inspirados en el herbario que Matilde Urrutia iba formando con hierbas y flores recogidas en las caminatas de la pareja por el balneario

 “ODA A LAS FLORES DE DATITLA”



Pablo y Matilde

Un herbario que tiene una larga historia, hecho y manuscrito por Pablo Neruda y Matilde, en los años de su amor clandestino en Atlántida.
Pero amor intenso no fue lo único que Pablo y Matilde vivieron aquí. También hubo inspiración. Tanta, que en su primera visita, en 1952, se animaron a crear esa obra conjunta. De esta forma, producto de sus paseos a la orilla del mar y sus caminatas por los montes de la zona, nació “Oda a las flores de Datitla”, trabajo en el cual Neruda puso las palabras y ella una delicada selección de hojas, ramas y pétalos para acompañarlas. Por eso, el subtítulo del libro reza "versos de Pablo Neruda; herbario de Matilde". El monte estimuló la imaginación de la pareja que, en largas caminatas, fue reuniendo lo más representativo de la flora local. Mientras Matilde armaba su herbario en cartulinas de colores, Pablo iba escribiendo lo que le inspiraban las hojas, ramas y flores.
"Amor, bienamada, a la luz solitaria y la arena de invierno, recuerdas Datitla? Los pinos oscuros, la lluvia uruguaya (...)". Así, lleno de complicidad, comienza el poema en que Pablo Neruda le habla a Matilde Urrutia de la magia de Datitla, un lugar ficticio, aunque no tanto. El nombre lo inventó la propia pareja al invertir el orden de las letras de Atlántida”. 


 DATITLA

“Arenas de Datitla junto
al abierto estuario

de La Plata, en las primeras

olas del gris Atlántico,

soledades amadas,

no sólo

al penetrante

olor y movimiento

de pinares marinos,
me devolvéis,

no sólo
a la miel del amor y su delicia,
sino a las circunstancias

más puras de la tierra:
a la seca y huraña
Flora del Mar, del Aire,

del Silencio”.

ODA A LAS FLORES DE DATITLA

Bajo los pinos la tierra prepara
pequeñas cosas puras:
hierbas delgadas
desde cuyos hilos
se suspenden minúsculos faroles,
cápsulas misteriosas
llenas de aire perdido,
y es otra allí
la sombra,
filtrada
y floreada,
largas agujas verdes esparcidas
por el viento que ataca y desordena
el pelo de los pinos.
En la arena
suceden
pétalos fragmentarios,
calcinadas cortezas,
trozos azules
de madera muerta,
hojas que la paciencia
de los escarabajos
leñadores
cambia de sitio, miles
de copas mínimas
el eucaliptus deja
caer
sobre
su
fría y fragante
sombra
y hay
hierbas
afraneladas
y plateadas
con suavidad
de guantes,
varas
de orgullosas espinas,
hirsutos pabellones
de acacia oscura
y flor color de vino,
espadañas, espigas,
matorrales,
ásperos tallos reunidos como
mechones de la arena,
hojas
redondas
de sombrío verde
cortado con tijeras,
y entre el alto amarillo
que de pronto
eleva
una silvestre
circunferencia de oro
florece la tigridia
con tres
lenguas de amor
ultravioleta.
Arenas de Datitla
junto
al abierto estuario
de La Plata, en las primeras
olas del gris Atlántico,
soledades amadas,
no sólo
al penetrante
olor y movimiento
de pinares marinos
me devolvéis,
no sólo
a la miel del amor y su delicia,
sino a las circunstancias
más puras de la tierra:
a la seca y huraña
Flora del Mar, del Aire,
del Silencio.

 

 HOMENAJES













 Coincidiendo con el aniversario del nacimiento de Pablo Neruda, el 12 de julio de 1904, se inauguró en la Rambla Presidente Tomás Berreta de Atlántida  el monumento en homenaje al poeta Premio Nobel de Literatura. Si bien el tiempo no acompañó porque se presentó nublado y frío un grupo de  autoridades y vecinos  estuvimos presentes. La oratoria estuvo a cargo  del Ministro Cosejero de la embajada de Chile Sr. Pablo Mesa Latorre y el Intendente Dr. Marcos Carámbula.
Ambos destacaron importancia que tiene rescatar los lazos  entre nuestra localidad y Chile y la enorme riqueza que significa para nuestra identidad y sentido de pertenencia que las jóvenes generaciones conozcan esta parte de la historia.
El monumento realizado en hormigón  será un recordatorio de las largas caminatas de Pablo y Matilde entre las palmeras de la rambla, por las barrancas pronunciadas, entre pinos y eucaliptos, arrullados por el sonido de las olas del mar que llegan y acarician las arenas doradas.
Esos paseos eran motivo para que Matilde fuera recolectando diferentes plantas silvestres, que luego iba clasificando y pegando en cartulina , formando así un completo herbario  en cuyas páginas Pablo Neruda plasmó  hermosos poemas dando origen al libro “Oda a las flores de Datitla” publicado por la Corporación Sintesys de Chile en el año 2002.

FUENTE
http://www.neruda.uchile.cl
http://www.sintesys.cl/
http://www.abacq.org