Blog de Arinda

OBJETIVO :En este Blog vas a encontrar mis producciones en pintura y escultura. Además, material recopilado a través de mi trabajo como maestra, directora e inspectora, que puede ser de interés para docentes y estudiantes magisteriales .

miércoles, 29 de junio de 2011

29 DE JUNIO DE 1861 NACÍA PEDRO FIGARI

EL PINTOR DE LA SOCIEDAD RIOPLATENSE

“Yo no soy pintor, mi intención es fijar algunos recuerdos para el pintor que venga después” 

Autorretrato

Pedro Figari nació el 29 de junio de 1861 en  Montevideo.
Fue un pintor, abogado, político, escritor y periodista uruguayo. Una de las figuras más destacadas de la pintura latinoamericana, perteneciente a la escuela postimpresionista, caracterizado por su carácter polifacético y su voluntad americanista.

Su padre, Juan Figari de Lazaro, de Santa Margherita Ligure, emigraba a Buenos Aires, pero su barco naufragó frente a las costas uruguayas y él nadó hasta llegar a la costa de Montevideo.
Se radicó en esta ciudad y en base a su trabajo prosperó económicamente. 

 Conoció a Paula Solari, de su mismo origen, se casó y tuvo varios hijos, entre ellos Pedro
Durante la adolescencia de Pedro Figari pasaban mucho tiempo en una chacra donde ahora es la zona céntrica de Tres Cruces, que tenía costa sobre la bahía que después se rellenó y urbanizó. En esa zona semi rural Figari tuvo sus primeros contactos con grupos de la sociedad que luego fueron temas de sus cuadros: comunidades de negros, cuarteles, conventillos, etc.



 
Pedro Figari y  María de Castro Caravia 1886

Obtuvo el título de Abogado en el año 1886, a la edad de 25 años, en la Facultad de Derecho de Montevideo. Ese mismo año, contrajo matrimonio con María de Castro Caravia.
La relación con su familia política lo vincula a un ambiente abierto a los estímulos del arte, donde conoce al maestro Goffredo Sommavilla, pintor italiano de formación académica con el que estudiará un tiempo.
Luego de contraer matrimonio viaja con su esposa  a Europa, donde recorren varios países. En  Venecia
visita el taller del maestro pintor Ripari
En el año 1887 nace su primera hija, a la que seguirán otras cinco y dos varones.






 Pedro Figari en Milán en 1887

Desde su regreso al Uruguay,  funda el diario local El Deber. Participa activamente en el ámbito sociocultural; es elegido diputado por los departamentos de Rocha (1896) y de Minas (1899), y llega a ocupar la vicepresidencia de la Cámara de Representantes.
Se destaca su campaña para la abolición de la pena de muerte, y como Defensor de Oficio, su defensa del Alférez Almeida, erróneamente acusado de asesinato, actuación que le crea complicaciones financieras y de prestigio, por más que triunfa en las distintas etapas del juicio.

En el año 1900 el Dr. Pedro Figari organiza un concurso de afiches.


Afiche humorístico con la caricatura del gran pintor anunciando dicha exposición
La primera exposición de afiches comerciales organizada por el Dr. Pedro Figari expuesta en el Ateneo en 1900. Arriba, los afiches premiados, abajo los autores, puede verse que el primer premio lo llevó Sáez, el segundo Blanes Viale y el tercero Gobi.

Concurso de afiches. Menciones. Vemos a los señores Morelli y Travieso que lograron primera y segunda mención, respectivamente.

Entre 1903 y 1909  ocupó la Presidencia del Ateneo de Montevideo, entidad privada integrada por destacadas personalidades intelectuales de la ciudad. 


Durante la presidencia de Figari entre 1903 y 1909, el Ateneo de Montevideo recibió la visita de Giacomo Puccini. En la foto, Puccini, su esposa y Figari, en el Ateneo.

Figari Director de  la Escuela Nacional de Artes y Oficios

En 1915 dirige la Escuela Nacional de Artes y Oficios y pone en marcha un novedoso plan de enseñanza industrial, que integra las artes aplicadas con talleres de cerámica, mimbrería, vitrales, esculturas en madera y labores que incluyen motivos autóctonos.   
Consideraba que arte y trabajo debían estar integrados. Esta labor fue una de sus grandes pasiones, ya que pudo poner en práctica muchas de sus ideas que eran muy innovadoras para la época.
Concibió una manera totalmente diferente de formar a los alumnos que pasaban por la Escuela. Pretendió formar obreros-artistas que fueran capaces de intervenir con creatividad durante todo el proceso de producción y no simplemente operarios que supieran utilizar herramientas o maquinaria.
Cambió el régimen de internado vigente por un régimen abierto, creó nuevos talleres como cerámica, vitral, talla en madera, etc. donde podían participar además, mujeres. Remodeló el edificio optimizando el uso de espacios y luz natural. Propuso utilizar materias primas de la región para la producción, esto va unido también a su idea de difundir una estética regionalista- americana adecuada y pensada desde el momento histórico en el que estaba.

Su actuación como director de la Escuela de Artes y Oficios, luego Escuela Industrial, es formidable, pero por la misma importancia que él consigue darle pasa a tener trascendencia política, por lo se genera una gran discusión
Debido a la resistencia que encuentran sus reformas, en 1917 desilusionado abandona las funciones en la escuela y se dedica exclusivamente a la pintura.
Se concentra entonces en la pintura, pues hasta entonces había sido un "pintor de fin de semana" y contaba con una obra apenas conocida fuera del ámbito familiar.

 
 Isabel, Pedro (h), Delia y Emma. Hijos de Pedro Figari. Circa 1920

De abogado ilustre, penalista de notoriedad, diplomático y figura presidencial del Poder Legislativo, Figari con 60 años de edad pasó a ser un artista provocador.  En 1921 hace un envío de cuadros para una exposición en Buenos Aires. Tiene poco éxito comercial, vende un solo cuadro, pero es acogido con entusiasmo en el ambiente cultural.
Ese año se radica en Buenos Aires, como asesor letrado de la Legación de la República Oriental del Uruguay en la Argentina, y en ese mismo año expone en la Galería Müller de Buenos Aires.
Cuando Figari se instala en Buenos Aires –en el mismo año pinta la obra Candombe. Esta ciudad estaba sufriendo fuertes transformaciones sociales y culturales debido al aluvión inmigratorio que recibe. En este contexto, muchos de los artistas que se encontraban en Europa regresan e instalan un debate sobre los problemas referidos al nacionalismo, el cosmopolitismo y la vanguardia artística.


En esta ciudad entabla relación con el grupo de la revista Martín Fierro.
Martín Fierro fue una revista literaria argentina que se publicó entre febrero de 1924 y1927. Fue fundada por su director Evar Méndez y por José B. Cairola, Leónidas Campbell, H. Carambat, Luis L. Franco, Oliverio Girondo, Ernesto Palacio, Pablo Rojas Paz y Gastón O. Talamón. Llegó a tirar unos 20.000 ejemplares.
Entre los artistas que la revista esgrimió como referentes de la vanguardia local, apareció notoriamente el pintor uruguayo Pedro Figari.
Además, en concordancia con los postulados de Martín Fierro, el artista era reconocido por su capacidad de armonizar el espíritu vanguardista y el nativista, por lo que se aprecian sus temáticas locales y su independencia estética.



Pedro Figari en su estudio de París

En el año 1924 participa como cofundador de la Asociación Amigos del Arte.
En el año 1925 hace un envío a París, y esta vez el resultado comercial es bueno, así que viaja,  y se radica allí por nueve años.  En Paris trabaja incansablemente  hasta su regreso a Montevideo en 1934.
Esos  años en Europa son muy  importante en su formación artística ya que entra en contacto con los grandes artistas y grandes obras.
En París pinta en un taller que instaló en la Place Du Pantheon; hasta que en febrero de 1928, pasó a ocupar el cargo de Embajador uruguayo en Londres, que ejerció por algún tiempo. Vuelto a París, continuó su labor pictórica, hasta 1933 que retorna a Montevideo. Durante este período, realizó numerosas exposiciones en Bruselas, Londres, París y Buenos Aires. 


Figari con sus hijas Ema e Isabel, en París -1930

En 1930 obtuvo el Gran Premio de Pintura, en el Salón organizado en Montevideo con motivo del Centenario de la Jura de la Constitución, así como Medalla de Oro en la Exposición Iberoamericana de Sevilla.
Figari regresó a Montevideo en 1933, al haberse creado un cargo de Asesor Artístico del Ministerio de Instrucción Pública; en el cual se le designó por recomendación de un grupo de amigos.
En el año 1934, cuando Joaquín Torres García llegó a Uruguay, ya Figari no pintaba 
En 1938, la Asociación Amigos del Arte organiza una exposición individual de su obra y, el 24 de junio de ese mismo año, Pedro  Figari fallece en su ciudad natal y es sepultado en el Cementerio Central de Montevideo.
El día de los Difuntos y el del Patrimonio son las únicas dos jornadas en las que se retira el candado de la puerta del Panteón Nacional y los visitantes pueden caminar entre las urnas de:  Pedro Figari que conserva  una placa recordatoria también están las de  Delmira Agustini, Florencio Sánchez, el cacique Vaimaca Perú, José Rondeau, el ex presidente Juan Idiarte Borda o Eugenio Garzón, etc.


Panteón Nacional- Cementerio Central  de Montevideo
 

  FIGARI DIBUJANTE Y PINTOR

Al morir, en 1938, dejó casi 2.500 obras, casi todas pintadas sobre cartones, en buena parte continuando el posimpresionismo de Vuillard y Bonnard, plásticos franceses que conoció gracias al pintor Milo Beretta.
Pedro Figari recibió las primeras nociones sobre las técnicas de pintura  del pintor italiano Godofredo Sommavilla, amigo de sus padres y también de origen italiano, al término de sus estudios de Derecho. Durante su estadía en Europa, viaje que en su época era considerado en cierto modo la culminación de la formación cultural ,se interesó en la corriente de la pintura impresionista, que estaba en auge. 
Figari creó su propio estilo de dibujo, tal los armonistas de su época, aquellos impresionistas ya citados que fijaban resoluciones sorpresivas, solo atentos a sus ocurrencias. No tenía este dibujo, resabio alguno de la noción académica del acabado perfecto. Es un dibujo individualista en grado sumo, desformulado al extremo, pero el mas convincente para su propósito, el mas preciso para imprecisar formas y detalles a efectos recordatorios ,poética del pasado sin caer en las anacrónicas reconstrucciones, para poder fundir cualquier relato suyo en el plano de la leyenda que es la que hace cierta la relación de las cosas del pasado. De aquí asemejándose los cuadros de los últimos años por temas, armonías, señalización de horizontales o disposición de las figuras en friso, siempre se ha de notar en la interpretación pictórica de su mundo figurativo una nueva ocurrencia o metáfora de su pincel, que le quita o le anula la posibilidad de ser calco o repetición.
Durante años pinta acuarelas y óleos académicos, del natural, en base a fotos, copiando láminas para sus hijos. Es un excelente dibujante, y lo demuestran  sus ilustraciones del desarrollo judicial del caso Almeida, caricaturas de quienes intervinieron y autorretratos muy expresivos de cada situación.


Caricatura "Caso Almeida"
 Autocaricatura, Buenos Aires c. 1923. Dibujo a lápiz / papel , 14.5 x 13.5 cm.

Trío de Elegantes, París -1933 - Dibujo a lápiz sobre papel, 26 x 17,5 cm.



         Posteriormente hay una etapa en que pinta óleos sobre tela, casi siempre paisajes, a menudo nocturnos, última etapa en que sus cuadros pueden no incluir, como posteriormente, un ser humano o: animales o piedras a que en la pintura o el título él atribuye actitudes o emociones humanas. 

Carretón nocturno- Oleo sobre tela- 64 x 97 cm.

LA CARRETA -nocturno- óleo s/cartón - 34.5x48.5cm
Pericón entre Ombúes. - 1925-27 - 70 x 100 cm. - Museo M. de Bellas Artes Juan Manuel Blanes - Uruguay.

 PETISO NOCTURNO- (óleo s/tela) - 30x34cm

La excepción a esto último pueden ser las “Venecias”, serie extendida en que si aparece un gondolero, no es esencial. 

  Venecia (nocturno) (óleo s/cartón) - 35x50cm

En Venecia. -Óleo sobre cartón, 34,5 x 50 cm.

Cerca de 1919 empieza su madurez pictórica, la casi totalidad son óleos sobre cartón (casi siempre visible entre pinceladas, con su color paja), y una selección de temas casi ilimitada. Se nota la ausencia de temas deportivos (hay bochadores, corridas de toros), y la de niños o adolescentes, excepto algún bebe en brazos de su madre negra. Están casi todas las actividades ciudadanas o campesinas, y numerosas evocaciones de hechos históricos.

 Asesinato de Quiroga (óleo s/cartón) -  50x70cm

          Duelo criollo - óleo sobre cartón - 69x100cm

Diligencia, óleo sobre cartón, 69X 99 cm.
 El amo - óleo sobre cartón -  35x50cm 
 Criollos - óleo sobre cartón -  35x50
“...Nuestras chinas de campo, apenas divisan una visita a lo lejos, rebosan de contento, y van a mudarse las chancletas y a ponerse una moña en la cabeza, aturdidas por tan feliz acontecimiento largamente esperado, las más de las veces en vano, en el tardo, monótono andar de los días semejantes entre sí. Ufanas, con la idea de lucir sus trenzas, si bien vienen todavía lejos las visitas, a un tranco penoso, están impacientes por ir a la puerta a esperarlas, con las manos puestas como pantallas sobre los ojos, y de tal modo ávidas de ver y reconocer, que, desde una gran distancia, se han dado cuenta no sólo de quiénes son, sino de los detalles que atañen a las indumentarias y a las cabalgaduras.  ... " Fragmento tomado de: “Una visita en campaña”, de su libro Cuentos, ilustrado por el mismo Figari
Los títulos merecen un comentario: casi siempre incluyen humor o ironía, hasta en los cuadros de tema fúnebre, como entierros, velorios o funerales, o en temas religiosos, como ceremonias o escenas de sacristía, y conservando siempre el respeto debido.
         Este respeto parece indicar una evolución desde su juventud atea y anticlerical, al pintar luego crucifijos, altares o ceremonias religiosas. Evolución luego insinuada en sus escritos, como al final de “El Arquitecto” (1928), cuando refiriéndose a su difunto hijo dice: “... han de encontrarse de nuevo nuestras células en el camino eterno; y se reconocerán, espero”.
         Evoca: juventud, costumbres, historia, pero con una intemporalidad que acerca los hechos, los hace parecer cotidianos, como en sus campos sus horizontes tampoco parecen lejanos, aparecen en el mismo plano que los protagonistas, como la luz que casi siempre se ve a través de puertas y ventanas en un telón que deja de ser de fondo. Quizá por eso se le catalogado a su pintura como intimista.
         Y los personajes casi nunca arrojan sombras, por lo que se ha dicho que no son seres sino espíritus, a menos que la sombra sea un protagonista en sí misma, debido a una  luz especial de lámpara, farol o vela que le dé origen.
         Las ilustraciones de sus escritos podrían considerarse imaginación pura,pero seguramente evocarán algún recuerdo, de hechos o personajes.
         Sin duda fue autodidacta en alguna medida, pero ciertamente no “empezó a pintar a los 60 años”. Más bien se preparó durante 58 años. Algún pintor terminó su carrera escribiendo un tratado relativo a su arte. Figari dominó la teoría primero, y culminó con su obra. No en balde, cuando Barradas dibuja caricaturas de varias personalidades en 1911, titula la de Figari “Dr. Pedro Figari, crítico de arte”; y recién se dedicó a la pintura varios años después.
         Parte de su formación fueron también las frecuentes tertulias: en su propia casa, en casa de Blanes Viale, en  lo de Moretti-Catelli, con Milo Beretta, cuya colección europea incluía una “Diligencia” de van Gogh. Por casa de Figari en Montevideo, en Buenos  Aires y en París pasaron pintores, escultores, músicos, filósofos y escritores uruguayos y extrajeros, y varios argentinos que fueron sus fieles y calificados mecenas a lo largo de toda su carrera.
         Los seis hijos que lo sobrevivieron heredaron unas 2.400 obras. Si se tiene en cuenta que en vida, durante unos 20 años vendió y la regaló a parientes y amistades, parece prudente estimar el total en 4.000 óleos.
                   En los últimos de su vida deja de pintar aunque sigue organizando exposiciones,  como una en Buenos Aires  pocas horas antes de su muerte en Montevideo  ocurrida el 24 de julio de 1938.

FIGARI ESCRITOR



 Se manifestó como un escritor compulsivo con miles y miles de páginas con su pequeña letra, sobre todo aquello que le interesaba.
Publicó distintos ensayos, relativos a sus ideas sobre lo judicial, los momentos políticos, el lugar del arte, la industria y la educación.
Escribió cuentos y artículos, a veces bajo seudónimo. En muchos de ellos aparece el mundo rural, la problemática de la violencia y el lugar de la mujer desprotegida.
Tras la muerte de su hijo Juan Carlos (su gran compañero en la Escuela de Artes y Oficios y en la pintura) escribió "El Arquitecto, Ensayo poético con acotaciones gráficas", dedicándoselo.

Publicó artículos periodísticos y de opinión, siendo fundador del diario colorado “El Deber”. Utilizó la prensa escrita para difundir sus ideas respecto a distintos debates sociales. Buscó generar una opinión favorable al injustamente acusado alférez Almeida. También promovió la abolición de la pena de muerte.
Además difundió la necesidad de desarrollar una industria nacional fundada en un arte propio, basado en las raíces nacionales, tendientes a fortalecer la identidad desde lo regional.
Desde joven se interesó por la filosofía, apoyando su pensamiento en la ciencia y la lógica para lograr progreso y desarrollo.
Escribió el tratado "Arte, Estética, Ideal" en el año 1912. Este libro no fue muy reconocido en nuestro país, pero sí en círculos intelectuales de Argentina y Francia.

Continúo pensando, reflexionando y escribiendo sobre filosofía durante toda su vida. En 1930 creó "Historia Kiria" un relato fantástico sobre una sociedad arcaica casi mitológica. Para él este libro era una forma de meditar sonriendo.

 HOMENAJES
Niños y Adultos cantan el "Candombe a Figari" de Ruben Rada





Grandes personalidades literarias de la época realizaron un homenaje a Pedro Figari.


Decía Juana de Ibarbourou
"Don Pedro Figari murió el mismo día que Carlos Reyles. Ambos fueron mis grandes, mis amigos ilustres. Los quise y los admiro, con orgullo de amistades tan encumbradas."
“Alto, barbado y noble”... Don Pedro Figari pasea ahora por entre los laureles de “El Bosque Perfecto”, “bichando” los campos de su tierra y el resplandor que envuelve su nombre. Me parece que bajo las cejas espesas le veo chispear los ojos pequeños y agudos, tras las gafas redondas."


Poema De Juana de Juana De Ibarbourou A Figari

(en “El Pueblo”, julio 13 de 1964)

Barbado amigo que en la gloria pura,
Donde los bosques son laurel y mirto,
y han de cebarte tu criollo amargo,
arcángeles retintos:

(¡Oh, qué sonrisa!)

Barbado amigo que te fuiste un día,
ya bien seguro de quedarte siempre,
entre los hombres que te dieron himnos,
finos puñales y terribles mieles;

(¡Oh, qué sonrisa!)

Aquí tenemos tu pasión y sueños
en los colores y la intensa vida,
que trasplantaste de tus propias venas,
al mundo inmóvil que por ti respira.

La muchedumbre que creaste anda,
Entre nosostros, con el mismo fuego,
Con que latiera por tu pulso joven
y tras el pecho de encrespados duelos.

Tus criaturas nos donaste hechas,
ya para un mundo que no tiene muerte,
y las forjaste como tú, sin hieles,
de frentes claras y de puños fuertes.

Aparta un poco los ramajes sacros,
En esos bosques de laurel y mirto,
e inclina el rostro de agrisadas barbas,
hacia tu oscura multitud de hijos.

Verás, poeta que pintando hablaste,
El resplandor que de tu sangre queda.
Eres de aquéllos que al marcharse dejan
Para siempre encendida su lucerna.

 Enrique Amorín escribe este poema.



Romance a Don Pedro Figari
 
(La Mañana, octubre 13, 1938)

Siga tranquilo, don Pedro
al paso, por su leyenda
de rosados caseríos
con aljibes y con negras
Siga tranquilo don Pedro,
resucitando taperas,
entre el polvo remolón
de sus últimas carretas,
que con ventaja de un día
ya corre en la diligencia.

Salpicada de lechuzas,
y entre látigos y alertas
la noticia dolorosa
para la gente campera
Don Pedro Figari ha entrado
esta anoche en su leyenda
Un negro retinto agarra
su caballo por la rienda
mientras desmontan mil gauchos
y el doble exacto de espuelas.

Los ranchos duermen su barro,
y baja de la cumbreras
silencio en filo de paja
que entre los yuyos se enreda.
En ombúes centenarios
la luna se balancea,
sin asustar a los potros,
sin hacer temblar las hierbas,
sin que las hojas del árbol
ateridas se desprendan.

Y al ver que la noche afloja
su negro nudo de cerda,
la leyenda de don Pedro
para siempre se presenta.
Dejó habitado su mundo:
- el camino y su carreta,
- el paisano con su china,
- el potro zaino y su yegua,
- sus nubes sobre los campos,
- el perro flaco y su perra.

¡Por qué fue un hombre completo
para el color y la siembra!...
Imaginero criollo
baquiano de las tranqueras,
curandero de colores,
viejo pintor y poeta,
“Don Pedro Figari ha entrado
esta noche en su leyenda”.

ENRIQUE AMORIM

Caricaturas

Pedro Figari, 1997, grafito vegetal, 26 x 36 caricaturas de Rodolfo Arotxarena (Arotxa) 

 PUBLICACIÓN EN EL TIMES- 19 DE ABRIL DE 1943


 Monedas y Billetes
La Numismática Americana recibe con agrado y satisfacción la concreción de la acuñación de la medalla, y las emisiones de los billetes que se realizaron en homenaje a  Pedro Figari,  distinguido artista rioplatense.


El Ministerio de Educación y Justicia de la República Argentina, conjuntamente con la Dirección de Cultura de la Nación, al cumplirse el primer centenario de su nacimiento, en el año 1961, entre los actos que organizó, también le rindió un homenaje a través del bronce de la medalla, obra encargada al maestro escultor argentino José Fioravanti (1896-1977), esta pieza fue auspiciada por la Asociación Numismática Argentina, fueron acuñadas por la centenaria Casa Piana de Buenos Aires, pasando a ser la única pieza medallística de homenaje que se le realizara en el Río de la Plata, al gran artista uruguayo.


Pieza 1. Anverso
En el centro del campo figura de la cabeza del pintor en tres cuarto perfil derecho, con anteojos, se observa de su vestimenta solo la solapa de su saco , donde se lee la firma del escultor:/ JOSE FIORAVANTI /.Leyenda semicircular superior : / PEDRO FIGARI / e inferior / 1861 1938 /.Borde liso.

Reverso:
En un campo liso leyendas en nueve líneas :/ HOMENAJE / A / PEDRO FIGARI / EN EL / CENTENARIO / 1861 – 29 JUNIO – 1961 / BUENOS AIRES / REPUBLICA / ARGENTINA /. Dos leyendas semicirculares rematan el contenido del reverso, la primera superior: / MINISTERIO DE EDUCACION Y JUSTICIA / e inferior, / DIRECCION GENERAL DE CULTURA /.Borde levemente resaltado.-






 El Banco Central del Uruguay, por designación y modificación de su carta orgánica aprobada por Ley 16.696 del 30 de marzo de 1995, en su artículo 7° establece: “Tendrá a su exclusivo cargo la emisión de billetes, acuñación de monedas y retiro de circulación de billetes y monedas en todo el territorio de la República. En lo que respecta a la acuñación de monedas , se estará a lo dispuesto por el numeral 10) del artículo 85 de la Constitución de la República”.

Bajo estos conceptos la entidad monetaria dispone la emisión de la Serie Armónica de homenaje a distintas personalidades del país , en esta serie dispone del homenaje al Dr. Pedro Figari en el valor N$ 200.000.
Este billete y los demás de los denominados de la “Serie Armónica“, poseen las mismas características: marca de agua con la efigie del Gral. Artigas, registro perfecto, óvalo con iniciales “BCU” y efigie de Artigas, identificación para no videntes en la esquina superior izquierda, microimpresión, numeración asimétrica, etc.
En el anverso, está presente la efigie del pintor Pedro Figari y, en el reverso, reproducción de una de sus obras “Baile Antiguo”.



SELLO POSTAL

Edición especial en homenaje al 150 aniversario del nacimiento de Pedro Figari

Detalles Técnicos:
Fecha de emisión: 29/6/2011
Código: 2011-23-mp  
Diseño Gráfico: Gabriel Casas  
Categoría: Matasello Primer Día de Emisión

Para saber más sobre la obra de Figari hacer clic aquí
29 DE JUNIO DE 1861 PEDRO FIGARI - ANALISIS DE OBRAS

FUENTE
http://www.pedrofigari.com
http://www.escueladigital.com.uy
http://www.elpais.com.uy/
 http://www.museofigari.gub.uy
Wikipedia
http://www.numismaticodigital.com 
http://www.carmenes.org

lunes, 27 de junio de 2011

27 DE JUNIO DE 1880 NACÍA HELEN KELLER

 HELEN KELLER

Helen Adams Keller nació el 27 de junio de 1880 en Tucumbia, una pequeña ciudad rural del Alabama , Estados Unidos. 
Su padre fue el capitán Arturo Henley Keller y su madre Kate Adams Keller.
Fue una autora, activista política, y oradora estadounidense sordociega. 
Helen  nació con vista y la audición completas, en febrero de 1882, cuando tenia diecinueve meses de nacida, se enfermó. Todavía hoy la naturaleza de su enfermedad sigue siendo un misterio. Los doctores en su tiempo la llamaron "fiebre del cerebro", mientras que lactualmente los médicos piensan que pudo haber sido escarlatina o meningitis.
Cualquiera que haya sido la enfermedad, por muchos días lo único que se esperaba es que Helen muriera. Cuando la fiebre cedió, la familia de Helen se puso feliz creyendo que su hija iba a estar bien otra vez. Sin embargo, la madre de Helen pronto notó que su hija no podía responder cuando sonaba la campana de cena, o cuando ella pasaba su mano delante de los ojos de su hija. Llegó así a ser evidente que la enfermedad de Helen la había dejado ciega, sorda por lo cual no hablaba.
Los siguientes años fueron muy difíciles para Helen y su familia. Helen se hizo un niña muy difícil, aventaba los platos y lámparas y aterrorizaba la casa entera con rabietas, gritos y su mal genio. Estas reacciones mostraban esa rebeldía interior de una niña inteligente, al no poder comunicarse .
Pero su familia - y ella misma - no se resignan con ese destino, y lo fueron superando a fuerza de voluntad y constancia, y gracias también a tutores y amigos que la ayudaron; entre ellos, Anne Sullivan.
Anne Sullivan fue su profesora personal, y su amiga de toda la vida. Anne le ayudo primero a controlar su mal genio, y después le enseño a leer, en primer lugar con el alfabeto manual táctil y más adelante con braille, a escribir de forma normal y a través de las máquinas de escribir en braille.
Para que aprendiera a escribir, Sullivan le consiguió a su discípula un tablero especialmente diseñado, acanalado de modo que un lápiz podía formar letras.
Helen Keller con Anne Sullivan, de vacaciones en Cabo Cod, julio 1888

Para enseñarle a hablar, Sullivan ponía la mano de Helen en su garganta para que pudiera sentir las vibraciones creadas al comunicarse. Sullivan hacía que Helen tratara de formar estas mismas vibraciones. Este procedimiento se utilizó para enseñarle a Helen a hablar desde joven.
Su discurso, sin embargo, seguía siendo confuso. No fue hasta años después que, con la ayuda de la técnica de un profesor de voz y el apoyo de Annie, Helen pudo finalmente hablar de manera clara.
Helen fue a la escuela de Cambridge para señoritas desde 1896 y en el otoño de 1900 entró en la Universidad de Radcliffe, siendo la primera persona Sordociega que podía alcanzar el reto de presentarse y pasar en una Universidad.
La vida en Radcliffe era muy difícil para Helen y Anne, y la cantidad enorme de trabajo condujo al deterioro de la visión de Anne. Durante su tiempo en la universidad Helen comenzó a escribir sobre su vida.
      --------
 Ella escribía la historia en braille y en una máquina de escribir normal. Fue en este tiempo que Helen y Anne resolvieron con Juan Albert Macy que él debía ayudar a corregir el primer libro de Helen "la historia de mi vida", el cual fue publicada en 1903 y aunque al principio no fue exitoso en ventas, se convirtió más adelante en una obra clásica.
El 28 de junio de 1904 Helen se graduó "Con Honores" de la Universidad de Radcliffe, siendo la primera persona sordociega en obtener un título universitario. Ese mismo año en la exposición de San Luis habla por primera vez en público.

Helen y Anne iniciaron en los años siguientes, una gira de charlas y conferencias sobre sus experiencias. Helen contaba su vida y su discurso era interpretado frase a frase por Anne Sullivan, lo que siempre generaba sesiones de preguntas y respuestas acerca de sus historias.
A través de sus viajes Helen y Anne, buscaron una nueva forma de vivir a través de sus conferencias y la venta de sus obras literarias. 

Helen Keller 

En 1918 la demanda de sus obras había disminuido, pero ellas seguían viajando con más interés, mostrando las cosas increíbles de Helen, como la primera vez que entendió el significado de la palabra "agua". Ese año Helen, Anne y John (Esposo de Anne), se trasladaron a Forest Hilles en Nueva York. Helen usaba su nueva casa como la sede para consecución de fondos de la Fundación Americana para Ciegos.
Helen con Graham Bell
Ella no solo recolectaba dinero, también hacía campañas para mejorar la calidad de vida y las condiciones de las personas ciegas, quienes eran rechazados y erróneamente educados en asilos. Su insistencia fue uno de los factores importantes para que sus condiciones cambiaran.
En 1957 fue realizada por primera vez "La trabajadora milagrosa" un dramatizado donde Anne Sullivan muestra sus primeras formas de comunicación cuando Helen era una niña, fue la primera aparición en televisión en los Estados Unidos.
En 1959, esta fue escrita nuevamente en Broadway. Esta llegó a ser un éxito por casi dos años. En 1962 se realizó otra película en donde las actrices que hacían el papel de Anne y Helen recibieron premios Oscar por sus actuaciones.
En Octubre de 1961 Helen sufrió el primero de la serie de accidentes cerebro vasculares que tuvo, y su vida pública se fue cerrando. Los últimos años de su vida se dedicó entonces a cuidar su casa en Arcan Ridge.

Helen con el Presidente de E.E.U.U. John F. Kennedy (1961)

En 1964, Helen fue galardonada con la Medalla Presidencial de la Amistad, el más alto premio para personas civiles otorgada por el presidente Lyndon Johnson. Un año mas tarde fue elegida como La mujer del Hall de la fama en la Feria Mundial de Nueva York.
Poco antes de su muerte1968, en la edad de 87 años, Helen Keller le dice a un amigo, "En estos oscuros y silenciosos años, Dios ha estado utilizando mi vida para un propósito que no conozco, pero un día lo entenderé y entonces estaré satisfecha."
El primero de Junio de 1968, en Arcan Ridge, Helen Keller muere mientras dormía. Helen fue cremada en Bridgeport, Connecticut y su funeral se realizó en la Catedral Nacional de Washington DC, la urna con sus restos más tarde fue llevada a un lugar cerca de los restos de Anne Sullivan y Polly Thomson.
Puede que Helen Keller no hubiera sido la directa responsable del desarrollo de las tecnologías existentes actualmente, pero con la ayuda de Anne Sullivan, a través de sus escritos, lecturas y discursos, mostró a millones de personas que la discapacidad no significa el fin del mundo.
   
HOMENAJES

 Hay una calle dedicada a ella en la localidad española de Getafe y una escuela para ciegos lleva su nombre en Santiago de Chile. En Corrientes, Argentina, una escuela para sordos fue fundada con su nombre. 
Escuela Helen Keller- Paraná Argentina
En Córdoba, también Argentina, hay un colegio para ciegos que lleva su nombre. De igual forma en Caracas, Venezuela, un colegio para niños con deficiencias auditivas lleva su nombre. En Guadalajara, Jalisco, México también hay una escuela para ciegos que lleva su nombre.
Colegio Helen Keller Mèxico

En Mendoza, Argentina está la Escuela Nº1 que lleva su nombre "Helen Keller"
Se realizó una película narrando su vida llamada The Miracle Worker (El milagro de Ana Sullivan, 1962) 
" El milagro de Ana Sullivan" fue un éxito y recibió dos Oscar's de la Academia: a la mejor actriz (Anne Bancroft) y a la mejor actriz de reparto (Patty Duke).

 ESCRIBIÓ HELEN KELLER

 Ante la pregunta, ¿qué querría ver si pudiera mirar el mundo al menos tres días?
"A menudo he pensado que sería una bendición si, al comienzo de su juventud, todo ser humano se quedara ciego y sordo por unos cuantos días. La oscuridad lo haría apreciar más el don de la vista, y el silencio le enseñaría los deleites del sonido.
Algunas veces he interrogado a mis amigos que pueden ver sobre esa experiencia. Hace poco, cuando una amiga acababa de regresar de un largo paseo por el bosque, le pregunté qué había visto, y su respuesta me sorprendió: “Nada en especial”.
¿Cómo es posible caminar durante una hora por el bosque sin ver nada digno de ser contado?, pensé. Yo, que no puedo ver, descubro cientos de cosas interesantes mediante el simple tacto. Siento la delicada simetría de una hoja. Recorro con las manos el liso tronco de un abedul, o la áspera corteza de un pino. En primavera, exploro las ramas de los árboles con la esperanza de tocar un brote, el primer signo de que la naturaleza ha despertado de su letargo invernal.
En ocasiones, si corro con mucha suerte, poso suavemente la mano sobre un retoño de árbol y percibo la jubilosa vibración del canto de un pájaro. A veces deseo con toda el alma poder ver estas cosas. Si el mero tacto me produce tanto placer, ¿cuánta belleza más podría revelarme el sentido de la vista? He imaginado incluso lo que más me gustaría ver si se me concediera poder usar los ojos al menos durante tres días.
Dividiría ese tiempo en tres partes.

El primer día querría ver a la gente, cuya amabilidad y compañía me han hecho apreciar el valor de vivir la vida.
Yo no sé lo que es mirar al corazón de un amigo a través de “las ventanas del alma”: los ojos. Aunque sólo puedo tocar con las yemas de los dedos el contorno de una cara, soy capaz de percibir la alegría, la tristeza y muchas otras emociones humanas. Conozco a mis amigos por la sensación de sus rostros entre mis manos.
Para ustedes que pueden ver, debe ser mucho más fácil y satisfactorio captar las cualidades esenciales de otra persona con sólo observar las sutilezas de su expresión, la crispación de un músculo, el temblor de una mano… pero, ¿se les ha ocurrido alguna vez usar la vista para sondear la naturaleza íntima de un amigo? ¿Acaso no muchos de ustedes, los que ven, pueden contemplar un rostro sin fijarse realmente en él?
Por ejemplo, ¿pueden describir con detalle las facciones de 5 de sus mejores amigos? A manera de experimento, les he preguntado a varios hombres de qué color son los ojos de sus esposas, y con frecuencia, avergonzados y confundidos, admiten que no lo saben.
¡Dios mío, cuántas cosas podría yo ver si tuviera el don de la vista tan sólo tres días!
El primer día sería muy ajetreado. Llamaría a mis amigos más queridos y observaría largo rato sus rostros para grabar en mi mente las manifestaciones externas de su belleza interior. Dejaría que mis ojos se posaran también en la cara de un bebé recién nacido, a fin de captar un atisbo de ese candor anhelante y bello que antecede a la conciencia individual de los problemas de la vida. Querría ver los libros que otras personas me han leído, y que me han revelado mil secretos profundos de la existencia humana.

Me gustaría ver los confiados ojos de mis fieles perros, el pequeño Terrier Escocés y el robusto Gran Danés.
Helen Keller, Anne Sullivan Macy, and Polly Thomson

Por la tarde, daría un largo paseo por el bosque y me regodearía contemplando las maravillas de la naturaleza. Y elevaría una plegaria al cielo ante el prodigio multicolor del ocaso. Esa noche, supongo, no podría conciliar el sueño.

Al día siguiente, me levantaría al amanecer y presenciaría el estremecedor milagro por el cual la noche se transforma en claridad. Contemplaría llena de asombro el magnífico espectáculo de luz con el que el sol despierta a la tierra durmiente.
Dedicaría este día a echar un vistazo al mundo, pasado y presente.
Querría ver la evolución del progreso humano, y para ello visitaría los museos. Allí, mis ojos verían la historia abreviada de la tierra: los animales y las diversas etnias humanas recreadas en su ambiente natural; los esqueletos gigantescos de los dinosaurios y mastodontes que vagaban por el mundo antes de que apareciera esa pequeña criatura de poderoso cerebro –el hombre- y conquistara el reino animal.
Mi siguiente visita sería el museo de arte. Conozco bien a través del tacto las figuras esculpidas de los dioses y las diosas del antiguo Egipto. He palpado con los dedos las producciones de los frisos del Partenón, y percibido la grácil belleza de esculturas de guerreros atenienses en acción. El rostro barbado y tosco de Homero me es muy querido, ya que él también supo lo que es estar ciego.
Así pues, el segundo día intentaría penetrar en el alma humana a través del arte. Podría ver las cosas que conocí por medio del tacto, pero en todo su esplendor: el magnífico mundo de la pintura quedaría expuesto ante mis ojos. Sin embargo, quizá me llevaría de él sólo una impresión superficial, ya que los pintores dicen que para desarrollar una apreciación profunda y genuina del arte es necesario educar el ojo. Hay que aprender mediante la experiencia visual a reconocer los méritos de la línea, la composición, la forma y el color. Si yo pudiera ver, ¡conque alegría emprendería un estudio tan apasionante!
Pasaría la tarde del segundo día en un teatro o en un cine. ¿Cómo me encantaría poder ver la fascinante figura de Hamlet, o el impulsivo Falstaff con un colorido atuendo isabelino! Yo no puedo disfrutar la belleza del movimiento rítmico mas que con la limitada capacidad del tacto de mis manos.
Ana Pavlova
Sólo puedo entrever en mi imaginación la gracia de una Ana Pavlova, aunque conozco en parte el deleite del ritmo, ya que a menudo puedo sentir la cadencia de la música cuando hacen vibrar el piso. Bien puedo imaginar que el movimiento cadencioso debe ser una de las visiones más disfrutables del mundo. He logrado formarme una idea de esto al recorrer con mis dedos las líneas del mármol esculpido, y si esta gracia inmóvil puede ser tan hermosa, ¡más intensa aún ha de ser la emoción de ver la gracia en movimiento!

A la mañana siguiente, de nuevo daría la bienvenida al amanecer, ansiosa por descubrir otras manifestaciones de la belleza. Este día, el tercero, lo pasaría en el mundo de la gente común, en los sitios donde se divierten y batallan para ganarse el sustento. La ciudad se convierte en mi destino.
Me detendría primero en una esquina transitada a mirar en silencio a la gente, intentando con ese simple acto comprender algo de su vida cotidiana. Veo sonrisas y me siento feliz, veo una firme determinación y me lleno de orgullo. Veo sufrimiento y en mí aflora la compasión. Me paseo por la 5ª Avenida. Dejo vagar la mirada, así que no observo un objeto en particular, sino un calidoscopio de deslumbrantes imágenes.
 Calle de Nueva York

Estoy segura de que los colores de los vestidos de las mujeres que caminan entre la multitud son un espectáculo maravilloso del que nunca podré cansarme.
Pero es posible que, si pudiera ver, fuera yo como la mayoría de las mujeres: estaría demasiado interesada en la moda para prestar atención a la belleza de los colores entre un gentío.
Partiendo de la 5ª Avenida, haría un recorrido por la ciudad: los barrios pobres, las fábricas, los parques donde juegan los niños… sin salir de la ciudad, también haría un viaje al extranjero visitando los barrios de inmigrantes. Mis ojos están muy abiertos para captar todas las imágenes, lo mismo de felicidad que de tristeza, así que puedo sondear en lo profundo y añadir a mi conocimiento cómo trabaja y vive la gente.
Mi tercer día para ver se acerca a su fin. Hay muchos asuntos serios a los que podría dedicar las últimas horas, pero en la noche correría de nuevo al teatro, a ver alguna obra que me hiciera reír hasta las lágrimas y me permitiera apreciar los tintes de comedia y del drama humano.
A la media noche, la oscuridad perpetua se cerniría de nuevo sobre mí.
Por supuesto, en esos tres breves días no habré visto todo lo que deseaba. Pero cuando la negrura hubiera descendido sobre mí, me percataría de cuánto me había faltado ver.
Tal vez este escueto plan no se parezca en nada al que ustedes podrían hacer si supieran que están a punto de quedarse ciegos; sin embargo, estoy segura de que si tuvieran que afrontar ese destino, usarían los ojos como jamás lo han hecho. Todo lo que vieran cobraría un sentido especial. Sus ojos se posarían con ansia en cada objeto que entrara dentro de su campo visual. Finalmente, descubrirían lo que en realidad significa ver, y un nuevo mundo de belleza se abriría ante ustedes.
Yo, que soy ciega, tengo un consejo para los que pueden ver: Usen sus ojos como si mañana fueran a perder la vista. Y hagan lo mismo con los demás sentidos: escuchen la musicalidad de las voces, los trinos de los pájaros, los poderosos acordes de una orquesta, como si el día de mañana fueran a quedarse sordos.
Tomen y acaricien cada objeto como si mañana fueran a despojarlos del sentido del tacto. Huelan el delicado perfume de las flores, deléitense con el sabor de cada bocado, como si nunca más pudieran volver a oler ni a paladear nada.
Disfruten al máximo sus sentidos; gocen, a través de los diversos medios de contacto con que los dotó la naturaleza, de todas las facetas del placer y la belleza que el mundo nos ofrece.
Aunque, de todos los sentidos, estoy segura de que el de la vista debe de ser el más glorioso.

LA EDUCACIÓN EN URUGUAY – CIEGOS , SORDOS, CIEGOSORDOS

La sordoceguera es una discapacidad en la que están afectados en diversos grados los sentidos de la vista y el oído. Internacionalmente se estima que podrían sufrirla 15 de cada 100.000 habitantes, pero de entre ellos sólo un 5% o 10% serían sordociegos totales. Si se aplican esas estimaciones a Uruguay, habría unas 500 personas que padecen esta discapacidad, aunque conserven restos auditivos o visuales, y unas 25 o 50 que serían sordociegos absolutos.
En Uruguay, el derecho a la educación se encuentra ligado a la tradición democrática. Con la Reforma Valeriana el sistema de enseñanza pública ha sido modelo en la región sobre la base de los principios de universalidad, gratuidad y obligatoriedad.
Históricamente, la atención de niños con “necesidades educativas especiales” ha estado encomendada a las Escuelas de Educación Especial. La notable expansión inicial de las escuelas especiales, las llevó a totalizar 75 establecimientos en todo el país a mediados de la década del 60, número que se mantiene incambiado, lo que refleja una política que procura invertir los recursos del estado en los enfoques inclusivos y en la igualdad de oportunidades.
En la primera década del siglo XX la Educación Pública, con un profundo sentido humanista,   comprendió  la necesidad de ofrecer a todos y cada uno de los individuos oportunidades máximas para su desarrollo y para su incorporación efectiva a la sociedad, lo que condujo a organizar la educación especial.
Los orígenes de la Educación Especial en el Uruguay se remontan a 1910, año en que se crea un establecimiento para sordomudos dependiente del entonces llamado Consejo de Educación Primaria y Normal, que luego se transformaría en la Escuela Pública para Discapacitados Auditivos, Escuela Nº197.
En el año 1914, por iniciativa privada, se funda el Instituto Nacional de Ciegos, oficializándose varias décadas después y determinando la posterior creación de la Escuela Pública para Discapacitados Visuales, Escuela Nº 198.
Paralelamente a la fundación de centros especializados para atender a niños discapacitados existe inquietud por la formación de personal especializado y competente.
A partir de 1985 se comenzó a encarar en nuestro país la educación especial con un enfoque integracionista, al considerarse que se segregaba de las clases comunes a un importante número de niños cuyas dificultades de aprendizaje provenían de factores derivados de la privación socioeconómica- emocional, de problemas físicos que no justificaban esa segregación, y de problemas de aprendizaje surgidos en clases numerosas -que dificultaban la individualización de la enseñanza- por el empleo de métodos pedagógicos inadecuados o por carencia de recursos y materiales apropiados.
Se entendió que esos niños, excluidos durante el ciclo escolar de la convivencia en grupo con sus semejantes no discapacitados, debían ser posterior y tardíamente reinsertados en el mundo social y laboral. Se advirtió también que la exclusión de las escuelas comunes de niños con discapacidades impedía compartir otro tipo de actividades, recreativas, sociales, de taller, etc., con los niños de los cursos escolares normales. Todo ello condujo a instrumentar un plan de integración que se puso en práctica a partir de 1986 y que aún hoy requiere un mayor énfasis, de acuerdo a un diseño más amplio que abarque también la etapa de post-escolarización.
El enfoque integracionista requiere la formación integral de los educadores, para que todos los docentes puedan dar respuesta a la extensa gama de necesidades educativas con que deben enfrentarse en el desarrollo de sus funciones.
Actualmente el docente encara su tarea con un enfoque integracionista, poniendo un especial énfasis en la tarea de prevención y buscando la coordinación efectiva de todos los servicios existentes en la comunidad.

Normativa existente

Abarca lo constitucional, lo legal y lo reglamentario:
 Ley Nº 16.095 del 26 de octubre de 1989, que “establece un sistema de protección legal a las personas discapacitadas”; ella recoge y amplía las Declaraciones de Derechos de los Impedidos del 9 de diciembre de 1975 y la de los Retrasados Mentales del 20 de diciembre de 1971, así como la Ley Nº 13.711 del 27 de diciembre de 1967.
Contiene además un capítulo (el VII- artículos 33 al 40 inclusive) en el cual se establecen una serie de responsabilidades para el sector educativo, que en este momento está siendo objeto de la reglamentación correspondiente.
El espíritu que emana de la legislación existente es la consideración de la persona con discapacidad como un ser total, con sus virtudes y defectos, sus potencialidades y limitaciones, su capacidad para educarse con la posibilidad de beneficiarse de los avances científicos y tecnológicos, así como participar  en las distintas esferas de la vida social.

ESCUELAS Y AULAS PÚBLICAS ESPECIALIZADAS PARA NIÑOS CON DISCAPACIDAD VISUAL
MONTEVIDEO

Escuela Pública de Discapacitados Visuales Nº 198.
Dirección: Zufriategui 990. Teléfono: 2309 43 78.

Escuela Pública de Discapacitados Visuales Nº 279.
Dirección: Ricardo Palma 3375, casi Camino Maldonado. Teléfono: 2514 81 84.

INTERIOR DEL PAÍS
Escuelas y Aulas especializadas para niños con discapacidad visual del interior de Uruguay

Escuela Nº 112 - (Dolores)
Teléfono: 4534 26 04.

Escuela Nº 8- (Durazno)
Teléfono: 4362 21 88.

Escuela Nº 11- (Tacuarembó)
Teléfono: 4632 31 61.

Escuela Nº 6- (Paysandú)
Teléfono: 4722 26 60.

Escuela Nº 1- (Rivera)
Teléfono: 4622 75 34.

ESCUELAS Y AULAS ESPECIALIZADAS PARA NIÑOS CON DISCAPACIDAD AUDITIVA

Escuela Nº 197 – Calle Mariano Moreno Nº 2697 -La Blanqueada – Tel 24280 36 10/24280 37 6

Escuela Nº 112 – Ituzaingó 1073 Esq. W. F. Aldunate                              2 292 42 02 (cuenta con 2 grupos de discapacitados auditivos

ASOCIACIONES Y CENTROS PARA LA ATENCIÓN DE SORDOS , CIEGOS Y SORDOCIEGOS

DIÁLOGO. Laura Espínola deletrea una palabra en la palma de la mano de la maestra que le enseñó a hablar a los 4 años.
Foto: El País. Fotógrafo: Américo Plá.
Asociación de Sordociegos de Uruguay. ASCUY.
Dirección postal: Zona: Montevideo / Cerrito Dirección: Calle Pernas 2720 Bis Ap. 1 Tel: 2 215 4543 - Celular:0 99 189 766
E-mail: ascuy@sordos.com.uy
Servicios: Fomentar el intercambio social entre las personas sordociegas a nivel nacional e internacional, procurando la superación cultural e intelectual para el desarrollo personal, mejorando su calidad de vida. Trabajar con familias, profesionales y colaboradores en general interesados en esta problemática. Difundir objetivos y posibilidades de las personas sordociegas. Elaborar y poner en práctica proyectos tendientes a la integración de las personas sordociegas en la sociedad.

Asociación Cultural y Social Uruguaya de Ciegos (ACSUC)
Dirección postal: Nasazzi, 994. Montevideo. Uruguay.
Tel.: 204 47 38. 513 63 11
Servicios: Brindar un espacio de encuentro y esparcimiento para las personas ciegas. Realización de actividades culturales y sociales que apunten al acercamiento entre las personas con discapacidad visual.

Asociación de Ciegos de Salto (ACISA)
E-mail: acisasalto@hotmail.com
Servicios: Ayuda y reivincación de derechos.

Asociación de Discapacitados Visuales Rivera-Livramento
E-mail: beaoski@adinet.com.uy
Servicios: Ayuda y reivincación de derechos.

Asociación de glaucómacos del Uruguay (AGU)
E-mail: lula1306@adinet.com.uy
Servicios: Asociación de todas las personas que padecen esta afección visual, a menudo causante de discapacidad visual.

Asociación de Padres de Personas con Discapacidad Visual y Deficiencias Asociadas (APPEDIVIDA)
E-mail: appedivida@hotmail.com
Servicios: Emprender acciones que redunden en una mejora en los servicios que reciben sus hijos desde las organizaciones privadas y desde el Estado. Ludoteca en la sede de la UNCU, la que funciona los días viernes.

Asociación Uruguaya de Especialistas en Orientación y Movilidad
E-mail: sebastiancalistro@yahoo.com.ar
Servicios: Gestionar el movimiento asociativo de los técnicos de la OYM de Uruguay.

Centro de Rehabilitación para Ciegos Tiburcio Cachón
Dirección postal: Juan José Quesada, 3666. Montevideo. 11700. Uruguay.
Tel.: +598 2 200 0966. Fax: +598 2 208 6376.
E-mail: ccachon@adinet.com.uy
Servicios: Rehabilitación integral.

Fundación Braille del Uruguay. FBU
Dirección postal: Durazno, 1772. Blanes, 1132.Montevideo. 11200. Uruguay.
Tfnos. : (5982) 4095943 - 4080618 - 4000485 - 4001711. Fax: (5982) 4000789.
E-mail: fbu@fbraille.com.uy
Web: http://www.fbraille.com.uy/
Servicios: Apoyos psicológicos, educativos y técnicos:  Atención Temprana, Rehabilitación Visual, Libro hablado e Imprenta Braille.

Fundación de Apoyo y Promoción del Perro de Asistencia (FUNDAPPAS)
Tel.: 601 23 41
E-mail: fundappas@montevideo.com.uy
Servicios: Propender a la instrucción de perros con una finalidad de asistencia a personas con limitaciones físicas y sensoriales.

Instituto Nacional de Ciegos "Gral. Artigas"
Dirección postal: Cno. Maldonado, 5745. Montevideo. Uruguay.
Tel.: 514 0689. Fax: 511 6362
Servicios: Brindar alojamiento a personas ciegas de todo el país, en forma transitoria o en calidad de internado.

Mutual Uruguaya de Deportistas Ciegos (MUDC)
Email: mudc2004@montevideo.com.uy
Servicios: Vertebrar la organización de la actividad deportiva de las personas con discapacidad visual, también a nivel competitivo.

Unión Departamental de Ciegos (UDECI – Cerro Largo) 
E-mail: lilianco2@hotmail.com
Servicios: Ayuda y reivincación de derechos.

Unión Latinoamericana de Ciegos. ULAC
Dirección postal: Durazno, 1772. 11200. Montevideo. Uruguay.
Tfno.: (4982) 409 59 43. Fax: (5982) 400 07 89.
E-mail: ulac@fbraille.com.uy.
Web del sitio: http://www.fbraille.com.uy/ulac/index-gra.htm
Servicios: Coordinación con otras organizaciones internacionales no gubernamentales para desarrollar programas de educación, rehabilitación, colocación laboral, prevención, equipamiento para escuelas, centros, asociaciones, defensa del ejercicio de los derechos humanos, etc. Edición en sistema braille, en caracteres visuales y en casete, de la revista América Latina y otras publicaciones formativas e informativas sobre la temática de la ceguera.

Unión Nacional de Ciegos del Uruguay
Dirección postal: Mercedes, 1327. 11100; entre Ejido y Yaguarón. Montevideo. Uruguay.
Tel./Fax: (5982) 903 30 22.
E-mail: uncu@adinet.com.uy
Web: http://www.uncu.org.uy/
Servicios: Asesoramiento, rehabilitación y asuntos sociales.


"FUENTES
Wikipedia
portal.perueduca.edu.pe
http://www.elkiosko.com.mx
http://www.sordoceguera.org
http://sapiens.ya.com
http://www.cep.edu.uy 
http://www.elpais.com.uy